/ Descargar / Descargar este artículo

Desarrollo de una gelatina elaborada con leche de soya como fuente de isoflavonas.

  

 

 

Desarrollo de una gelatina elaborada con leche de soya como fuente de isoflavonas.

 

Santiesteban-López, N.A Universidad Autónoma de Puebla asantiesteban2@hotmail.com

 

López Palacios, M.L.

 

Universidad Autónoma de Puebla

 

 

Pérez Terron M.E.

 

Universidad Autónoma de Puebla

 

 

 

 

 

 

Resumen

 

El  consumo  de soja  es  muy limitado en  México, debido  a que no  es  muy aceptada por nuestra cultura. La soja tiene como principales componentes a los fitoestrógenos, dentro de los cuales se encuentran las isoflavonas cuya   estructura es parecida a la de los estrógenos humanos. Por lo anterior, el presente trabajo se enfocó al desarrollo de un nuevo producto, una gelatina elaborada a base de soja a tres diferentes concentraciones de leche de soya (45, 55 y 65%). Se realizaron pruebas microbiológicas y fisicoquímicas y conocer su nivel de aceptación   se realizó un ANOVA utilizando Minitab versión 16, acomo también su aporte de proteínas. Se analizó el contenido de isoflavonas a través de (HPLC) con detección ultravioleta (UV), que identificó la presencia de la isoflavonas Daidzeína.

 

Palabras clave: gelatina, soya, isoflavonas, proteïna.

 

 

Summary

 

 

Soja consumption is limited in Mexico, because it is not accepted by our culture, however, this oilseed provides health benefits . Soja has as main components such as isoflavones , which are very similar to human estrogen structure and all research focus to  study  their  effects  on  the  improvement  and  prevention  of  the  above  diseases.


 

 

Therefore, in this paper a new product was developed , gelatin produced from this oilseed three different concentrations of soymilk (45, 55 and 65 %). Microbiological and sensory tests were performed to know their level of acceptance, Minitab version 16

ANOVA was  implemented and  warealized    the test  for determining  protein  and isoflavones.  Isoflavone  content  was  analyzed  by  (HPLC)  with  ultraviolet  (UV) detection , the presence of daidzein isoflavone was identified.

 

Keywords: gelatin, soja, isoflavones, protein.

 

 

 

 

1. Introduccn.

 

 

En la actualidad, nos encontramos con numerosos alimentos llamados funcionales, es decir que  proporcionan algún beneficio a la salud gracias a su propia composición,  ya  sean  naturales  o  procesados.  El  rmino  de  alimentos  funcionales surgen Japón a mediados de la década de 1980 y muy rápidamente esta modalidad de alimentos se ha expandido por todo el mundo, convirtiéndose en una fuente atractiva de negocio para muchas empresas del sector alimenticio.

 

Sin duda, las enfermedades crónicas son las que más tensión causan en la población debido a las múltiples consecuencias que se derivan de ellas y más aún porque cada día aumenta el número de personas que las padecen.

 

Por  todo  lo  anterior,  hablar  hoen  día  de  alimentos  funcionales  es  una necesidad, debido a que la mayoría de la población se muestra interesada por mejorar su calidad  de  vida  por  cuestión  de  hábitos  o  para  mejorar  algún  padecimiento  o enfermedad que presenten. Actualmente las tensiones cotidianas  van en aumento y con ello la derivación de enfermedades crónicas que padecen un número importante de personas que viven en la ciudad.  Por lo que los profesionales dedicados a la elaboración de alimentos debemos poner atención a estas necesidades de la población, y si contamos con el apoyo de ciencias como la gastrotecnología de alimentos, por qué no innovar alimentos que además de representar un adecuado aporte nutrimental, signifiquen una alternativa para mejorar la calidad de vida de las personas.

 

Como se sabe,  la soya  es un  compuesto que  en la actualidad se usa eel desarrollo de un sinnúmero de alimentos debido a sus múltiples propiedades, por lo que


 

 

en  este  trabajo  se  presenta  el  desarrollo  de  una  gelatina  elaborada  a  base  de  esta leguminosa para enriquecer su valor nutritivo y proporcionar un beneficio a la sociedad.

 

1.1 La soya

 

 

La soya (Glycinemax) pertenece a las leguminosas y debido a su contenido de aceite, se incluye junto con el girasol, rtamo, cacahuate, entre otros dentro de las oleaginosas. Por estas propiedades, pero aún más por la calidad de su proteína, se ha visto en los últimos años un enorme desarrollo tecnológico y científico para su aprovechamiento (Badui, 2008).

 

La digestibilidad de la proteína de soya se asemeja a la de otras fuentes de proteínas de alta calidad, tales como la leche, la carne y los huevos. Además esta leguminosa puede ser de gran utilidad para la fortificación de alimentos debido a su enorme calidad nutricional, su precio, su estabilidad y la facilidad de sus métodos de obtención. Así mismo, productos ricos en proteínas de soya se utilizan para elaborar fórmulas que se destinan a la alimentación infantil, geriátrica y en clínica para situaciones postoperatorias (Gil, 2010). Por muchos años la soya ha sido la base de la alimentación de las culturas orientales por ser la fuente más abundante de proteínas vegetales y contener todos los aminoácidos esenciales: isoleucina, leucina, lisina, metionina,  cisteína,  fenilalanina,  tirosina,  treonina,  triptófano,  valina  e  histidina. Aunque su nivel de triptófano y metionina es limitado, al combinar esta semilla con algún cereal se obtiene una proteína con un valor biológico similar a una proteína de origen animal como la carne o huevo. Las formas más comunes de consumirla en estos países orientales es el tofu, leche de soya, germinado de soya, soya verde, nata y tempeh (Jiménez, 2006).

 

Actualmente, en nuestro país se tienen disponibles alimentos con soya tales como sustitutos de leche, carne para hamburguesa, embutidos, alimentos para bebés, surimi, bases para sopas y productos de panificación entre otros, y en México cada día se sirven 7 millones de desayunos escolares por parte del DIF donde hay algún producto hecho con soya (Torres, 2009).

 

Sin duda, la mayor característica nutritiva de la soya es su gran aporte de proteínas  vegetales  y  aminoácidos  esenciales.  La  soya  a  diferencia  de  la  carne


 

 

proporciona proteínas de alto valor biológico cuando se combinan con algún cereal y es muy baja en grasa saturada (Messina, 2010).

 

El valor de la proteína de soya radica en la biodisponibilidad de aminoácidos y en la digestibilidad de la proteína. Muchas veces el tratamiento térmico mejora esta capacidad (Ávila, 2011).

 

La composición de la semilla de soya es aproximadamente 36.5% de proteína,

 

20% de lípidos, 30% de hidratos de carbono, 9% de fibra alimentaria, 8.5% de agua y

 

5% de cenizas. Su concentración de azufre y nitgeno determinarán el valor nutricional de la proteína y es la que tiene una mejor calidad en comparación con cualquier otra legumbre (Ridner, 2006).

 

1.2 Isoflavonas.

 

 

Las investigaciones realizadas acerca de estos compuestos que forman parte de la soya, han tenido un auge en los últimos 20 años. Su importancia ha radicado en los beneficios a la salud que se les ha atribuido. Llamaron la atención de los científicos por primera vez en 1940 a raíz de observar los problemas de fertilidad de un grupo de ovejas con una alta exposición a isoflavonas y más tarde, en 1950 observaron sus efectos estrogénicos en roedores y se estudiaron como posibles factores de crecimiento para su uso dentro de la industria de alimentación animal y más tarde descubrieron que las isoflavonas tenían un efecto antiestrogénico (Messina, 2010).

 

Estos compuestos son de origen vegetal considerados como estrógenos débiles no esteroideos, conocidos también como  fitoestrógenos  o  estrógenos naturales.  Las isoflavonas se encuentran en un sinnúmero de alimentos derivados de la soya y en menor cantidad en otras legumbres. La genisteína, daidzeína y la gliciteína son las isoflavonas que se encuentran en mayor cantidad en la soya (Wong, 2008).

 

1.2.1 Estructura química.

 

 

Pertenecientes a los flavonoides, poseen una estructura plana, difenólica, heterocíclica común,  la  cual  puede estar sustituida por diversos  grupos:  oxo,  ceto, hidroxi y ésteres de metilo, que les confiere su actividad biológica diferencial como fitoestrógenos. Su acción estrogénica radica en su similitud estructural  con el 17-beta- estradiol  (17-β-estradiol).  Las  isoflavonas  poseen  dos  grupos  hidroxilo  (OH)  en


 

 

disposición y distancia similar a los del estradiol, por lo que interaccionan con los receptores de estrógeno (RE) formando un complejo ligando-receptor funcionalmente similar al formado por el 17-β-estradiol (Escribano, 2010) (Ver Figura 1).

 

Figura 1. Analogía estructural entre genisteína y estradiol.

 

 

  

Fuente: Escribano, 2010

 

 

Figura 2. Comparación de las estructuras químicas del equol, formado en el tracto intestinal humano y animal, estradiol, dietilestilbestrol y otros fitoestrógenos de origen vegetal.

 

 

 

 

Fuente: Ludueña y cols, 2007.

 

 

La vida media de la daidzeína y genisteína en el intestino de un adulto es de 7.5 a 7.9 y de 3.5 a 7.5 horas, respectivamente. Por otro lado, la concentración mayor en plasma se encuentra entre 6 y 8 horas después de su ingestión. Las isoflavonas se


 

 

excretan  por  medio  de  la  orina  y  su  eliminación  varía  dependiendo  de  diversas capacidades metabólicas entre los individuos (Bourges, 2005) (ver Figura 2).

 

Las isoflavonas cuentan con 3 mecanismos de acción importantes:

 

 

a)   Acción sobre el receptor estrogénico: esta característica la comparte con los demás fitoquímicos, pero en las isoflavonas es de forma débil. Se logra gracias a  la  presencia  de  grupos  hidroxilo  y anillos  aromáticos  de  la  genisteína  y daidzeína  que  les  permiten  interactuar  con  el  receptor  de  estradiol  así provocar respuestas agonistas o antagonistas al estrógeno. (Ridner, 2006).

 

 

b)  Acción  Antioxidante:  al  aumentalactividad  de  enzimas  que  cumplen  la función antioxidante.

 

 

c Acción inhibitoria de enzimas que participan en la replicación celular: en 1987 se descubrió que la genisteína, la principal isoflavona de soya era inhibidora de la proteína tirosin quinasa, una enzima que se encuentra sobre expresada en lulas con ncer, por lo que esta isoflavona ha sido ampliamente estudiada por su capacidad de afectar una gran variedad de cascadas de señalización que controlan el crecimiento celular (Messina, 2010).

 

Con respecto a la función de la genisteína, se han hecho estudios donde se ha observado que la administración de esta isoflavona exclusivamente durante la etapa adulta en ratas no tiene ningún efecto benéfico sobre los tumores mamarios, en cambio un grupo de ratas que fueron tratadas con genisteína durante la pubertad tuvieron mucho menos incidencia de tumores que las que sólo tuvieron el tratamiento durante la adultez, con lo cual se puede concluir que un tratamiento preventivo puede ser la causa, en este caso  del  éxitecuanto a la  aparición  de  ncer.  Algunos  datos  epidemiológicos apoyan este concepto, debido a que señalan que las mujeres Asiáticas que consumen queso de soya desde la pubertad tienen menor riesgo de padecer cáncer de mama en comparación con mujeres que sólo lo consumieron durante la vida adulta (Barnes,

2004).

 

 

Una dieta oriental se compone alrededor de 30 a 60 mg/día de isoflavonas en comparación del promedio de una dieta americana que apenas se compone de una


 

 

ingesta de 1 a 3 mg/día cuando la ingesta recomendada al día de isoflavonas es de 40 a

 

80 mg/día (Michelfelder, 2009).

 

 

1.3 Relación de la soya con algunes enfermedades.

 

 

En los últimos 20 años se han hecho numerosos estudios en los que se demuestra que la soya tiene efectos benéficos al disminuir el riesgo de padecer enfermedades crónicas. Datos epidemiológicos y experimentos en animales muestran que aportando una cantidad moderada de soya durante la infancia y/o adolescencia disminuía el riesgo de padecer ncer de mama (Messina, 2010).

 

Hasta ahora se le atribuye al consumo de alimentos con soya un menor riesgo de padecer enfermedades coronarias, ciertos tipos de ncer por ejemplo de mama y próstata, aterosclerosis, diabetes tipo 2, acomo también una mejor salud ósea y la atenuación de los síntomas de la menopausia (Dong, 2011).

 

En México, durante el año 2006 el ncer de mama causó más muertes que el ncer cervical y es la segunda causa de muerte en mujeres de entre 30 a 54 años, además de presenta en todos los niveles socioeconómicos. Dentro de los factores de riesgo  más significativos están: el sexo femenino; la edad,  que en México la más vulnerable se encuentra entre los 40 - 49 años; una menarquía temprana o bien una menopausia tardía, terapias de reemplazo hormonal, nuliparidad, embarazo después de los 30 años, antecedentes familiares y la obesidad.  La actividad física moderadamente vigorosa podría disminuir el riesgo hasta en un 20% (Huicochea, 2009).

 

En el ncer de mama existe un riesgo de recurrencia con la probable metástasis a otro órgano diferente de donde comenzó el ncer, esa posibilidad depende del momento en que se establece el diagnóstico, del tratamiento y sobre todo del estadio de la enfermedad. Alrededor del 25% de las pacientes sufre de recurrencia. Sin embargo, la detección temprana es la clave para disminuir el riesgo de recurrencia, y por ende logar una mejora en la calidad de vida.

 

1.3.1.  Menopausia

 

 

Algunos estudios epidemiológicos muestran que las mujeres orientales, especialmente chinas y japonesas debido a su alto consumo de isoflavonas de soya tienen menor frecuencia e intensidad de síntomas peri menopáusicos y complicaciones a


 

 

largo plazo de la menopausia en relación a las mujeres occidentales. Aunque este efecto también fue atribuido a características étnicas propias (Borges, 2008).

 

Las isoflavonas se caracterizan por tener un efecto modulador sobre los receptores  estrogénicos  al  administrarse  como  tratamiento  se  pueden  observar mejorías en cuanto a los síntomas peri menopáusicos del tercer al sexto mes después de haber iniciado su administración (Borges, 2008).

 

2. Materiales y todos.

 

 

2.1. Materia Prima para elaboración de gelatines.

 

 

Leche de soya  en  polvo:  Symkën  marca soyamigo  de fresa  y chocolate en presentación de bote de 550 g., Grenetina sin sabor: Bloom 290, marca Duché en presentación de bolsa de 250g, Edulcorante no calórico Stevia, marca Svetia, Esencia sabor fresa: marca Duché en presentación de botella de 120 ml, Agua purificada marca Bonafont., Moldes N° 0 marca Prime, Tapas para vaso N° 0 marca Prime.

 

En la primera etapa de la formulación el estudio se enfocó en disminuir el sabor característico de la soya a través del proceso de la elaboración y optimización de la elaboración de la gelatina, a las diferentes concentraciones de la leche de soya (45, 55 y

65 %).Se hidrató la grenetina en el recipiente con capacidad de 300 ml agregando la grenetina y después ½ taza de agua fría, se revolvió y se dejó reposar por 5 minutos. En la taza medidora con 375 ml de agua caliente, se mezcló la leche de soya en polvo, se incorporó el edulcorante y la esencia con la ayuda de la pipeta. Por último, se añadió la grenetina previamente hidratada hasta incorporar. Se sirvió la mezcla en cada uno de los recipientes y se esperó a que cuajaran .

 

2.2. Evaluación sensorial.

 

 

Con la ayud de una evaluación sensorial, se eligió la gelatina de mayor aceptación por el público. Aplicando la escala hedónica de 9 puntos.


 

 

 

Tabla 1. Formato de Evaluación sensorial con escala hedónica de 9 puntos.

 

 

 

 

Fuente: Elaboración propia.

 

 

2.3.   Identificación de isoflavonas por extracción con solvente.

 

 

Columna: Acclaim 120 5um, C18 4.6x150mm., Fase Movil:       A: Agua     B: Acetonitrilo,       Gradiente: 10%       a       76%B,       Tiempo: 35min.Flujo: 1.2mL/min. Detección: UV 260nm. Se analizó el contenido de isoflavonas a través de cromatografía líquida de alta resolución (HPLC) con detección ultravioleta (UV), que identificó la presencia de la isoflavonas denominada Daidzeína. Se homogenizó la muestra, se pesaron 2g y se colocaron en matraces con tapa de rosca, como solvente de extracción se empleó una mezcla metanol: agua (8:2), se procedió  a la extracción por agitación constante  a  temperatura  ambiente  durante  2  horas,  posteriormente  la  muestra  fue filtradael extracto fue transferido a un vial para su posterior dilución y análisis por HPLC.

 

 

 

2.4.   Determinación del porcentaje de proteína.

 

 

 

Se determinó la cantidad de proteína presente en las gelatinas por medio del método Kjeldahl según la NMX-F-068-S-2001(1).


 

 

2.5.   Análisis microbiológico.

 

 

Los  análisis  microbiológicos  se  realizaron  siguiendo  lo  establecido  por  las Normas Oficiales Mexicanas. Norma Oficial Mexicana NOM-092-SSA1-1994, Bienes y Servicios Métodos para la Cuenta de Bacterias Aerobias en Placa, Norma Oficial Mexicana NOM-112-SSA1-1994, Bienes y Servicios. Determinación de bacterias Coliformes en placa, Norma Oficial Mexicana NOM-111-SSA1-1994, Bienes y Servicios. Método para la Cuenta de Mohos y Levaduras en Alimentos.

 

3. Resultados.

 

 

 

Los datos obtenidos de la evaluación sensorial fueron analizados con el software

 

Minitab V.16 (MinitabInc, EUA) mediante ANOVA y con un nivel de confianza de

 

95%. Se realizaron un total de 60 encuestas de evaluación sensorial a 33 mujeres y a 27 hombres de entre 19 y 55 años de edad, residentes de la Ciudad de Puebla durante un mes, en las que se evaluó  la gelatina a 3 diferentes concentraciones  de leche de soya.El resultado de la evaluación sensorial empleando   la escala hedónica de 9 puntos, se obtuvo el siguiente resultado, con respecto a  la concentración y sabor de la gelatina. Se pudo observar que para la gelatina elaborada, el 18% de los evaluadores contestaron les disgustó  poco,  el  12%  contestó  que  les  gustó  el  8%  respondió  que  les  gustó muchísimo. La aceptación general de la gelatina con 45% de leche de soya fue la de mayor aceptación por los consumidores.

 

 

3.1. Análisis estadístico.

 

 

Por lo que se respecta al análisis estadístico se pudo observar que en la gelatina de fresa no hubo diferencia significativa (p > 0.05) entre las concentraciones 45 y 55% de   leche   de   soya pero   sí   hubo   diferencia   significativa   (p   <0.05)   entre   las concentraciones 45 y 65% de leche de soya con un intervalo de confianza del 95%.

 

3.2. Determinación de isoflavonas por extracción con solvente.

 

 

Las Isoflavonas pertenecen a un gran grupo de compuestos denominados flavonoides. Si bien las Isoflavonas pueden ser analizadas por diferentes técnicas espectroscópicas y cromatográficas, la espectroscopia UV-Vis es una de las principales herramientas utilizadas para el análisis de Isoflavonas. El espectro de absorción de la


 

 

mayoría de las Isoflavonas consiste en dos máximos, uno en el rango de 240-285 nm  y el otro en el rango de 300-400 nm. La cuantificación de Isoflavonas se realizó por espectroscopia de absorción UV-Visible y por cromatografía de alta resolución (HPLC), para lo cual se realizó una dilución con 15uL en 400uL llevado a 2mL con metanol a partir del extracto concentrado, se registró la absorbencia a 260 nm contra blanco de metanol-agua. Para la muestra, sin tratamiento térmico y con tratamiento se expresa el contenido de Isoflavonas como  daidzeína a 260 nm

 

 

En la Figura 3 se puede apreciar el espectro de absorción de luz UV-Vis y el pico de la isoflavonadadzeína, absorbiendo a una longitud de onda de 261 nm, coincidiendo con lo reportado por Comba (2010 como se muestra en la Figura 4. Los resultados obtenidos de la determinación de proteína en las gelatinas elaboradas a base de diferentes concentraciones de leche de soya, se obtuvo un valor superior al 4% de proteína, por lo que dicho producto es considerado como un alimento con un buen aporte de este macronutriente.

 

 

Figura 3. Gelatina de fresa. Espectro de UV-Vis y cromatograma.

 

 

  

Fuente: Elaboración pròpia.


 

 

Figura 4. Espectro de absorción de la isoflavonadaidzeína.

 

 

 

  

Fuente: Comba, 2010.

 

 

Como se describió en la metodología, se tomaron 2g de muestra sin tratamiento térmico y con tratamiento térmico a 130°C por 10min. Sin embargo, durante el análisis por HPLC no se encontraron diferencias en los cromatograma de las muestras tratadas térmicamente y las no tratadas, lo que se esperaba era la disminución en la señal de los picos en la muestra tratada térmicamente, dado que las isoflavonas se degradan térmicamente, sin embargo, puede ser que el tratamiento térmico no haya sido suficiente para provocar este efecto a 260 nm.

 

3.3.   Análisis microbiológico.

 

 

Los resultados obtenidos de los análisis microbiológicos para las muestras de gelatina a diferentes concentraciones de leche de soya no presentaroncrecimiento de microorganismos en ninguno de los casos.

 

Tabla 2. Resultado de los análisis microbiológicos realizados a las gelatines.

 

 

 

Fuente: Elaboración pròpia.

 

 

En la Tabla 3 se presentan los resultados obtenidos de la determinación de proteína en las gelatinas elaboradas a base de diferentes concentraciones de leche de soya, se puede apreciar que se obtuvo un valor superior al 4% de proteína, por lo que dichos productos son considerados como un alimento con un buen aporte de este macronutriente.

 

 

Tabla 3. Resultados del porcentaje de proteínas presentes en la gelatina.

 

 

 

Fuente: Elaboración pròpia.

 

 

 

 

Cabe señalar que los análisis para la determinación de proteína se realizaron de acuerdo a lo establecido en la Norma NMX-F-608- NORMEX-2011.

 

4. Conclusiones y recomendaciones.

 

 

Al momento de desarrollar un nuevo producto, se deben alcanzar ciertos parámetros, es decir asegurarse que éste cumpla con las características sensoriales aceptables en cuanto al sabor, olor, color, textura y aceptación general para que el consumidor lo acepte sin problemas. También se debe cuidar la higiene con la que se prepara para que sea un alimento inocuo, es decir que su consumo no represente ningún riesgo para la salud. Por lo que en este trabajo de investigación, se pudo concluir que la evaluación sensorial dealimento, los resultados de cada característica variabaen cuanto al sabor, pero de acuerdo a la concentración de leche de soya, el nivel de aceptación iba mejorando considerablemente cuando aumentaba la cantidad de leche.

 

En cuanto a las otras pruebas que se les aplicó a la gelatina, se lograron obtener resultados satisfactorios: se comprobó que la gelatina es inocua al presentar una carga microbiana baja o nula, es una fuente rica en proteína y se comprobó la presencia de al menos una isoflavona.

 

Por lo que se respecta al análisis estadístico se pudo observar que en la gelatina no hubo diferencia significativa (p > 0.05) entre las concentraciones 45 y 55% de leche de soya, pero sí hubo diferencia significativa (p <0.05) entre las concentraciones 45 y

65% de leche de soya con un intervalo de confianza del 95%. Por lo que con los resultados obtenidos se puede mencionar que el desarrollo y empleo de la gastrotecnología de alimentos va cobrando cada vez más fuerza, para la innovación de


 

 

productos alimenticios saludables, agradables al paladar, nutritivos, inocuos y diferentes a los que existen en el mercado.

 

Como recomendaciones del presente trabajo, se observó que se tendría que tener un cuidado especial al momento de elegir el uso de colorantes para este tipo de pruebas, debido a que durante el proceso de detección, los colorantes pueden producir picos en el cromatograma que se pueden llegar a confundir con el compuesto que se desea identificar. Por último, se podrían desarrollar gelatinas de otros sabores de leche o bien, desarrollar otros productos a base de soya que aporten los nutrientes y beneficios al cuerpo humano como ya se mencionó en el presente trabajo.

 

5. Bibliografía.

 

 

Ávila C.A (2011). Determinación de las propiedades Físico-Químicas y funcionales del aislado e hidrolizado enzimático de la proteína de soya a escala piloto, para aplicación en alimentos.[Tesis Doctoral]. Quito: Facultad de Ingeniería Química y Agroindustria, Escuela Politécnica Nacional.

 

 

Badui S (2006). Química de los alimentos. En: Gil. A (2010). Composición y calidad nutritiva de los alimentós. Tomo II Tratados de nutricn. 2 ed. Madrid:  Editorial Médica Panamericana.

 

 

Borges AM & Salazar V (2008). Efecto de las Isoflavonas de Soya en el control de los sintomasperimenopausicos. Medicina Interna Caracas, nº25 (2): 115-124.

 

 

Dong J.Y & Qin L.Q (2011). Soy isoflavones consumption and risk of breast cancer incidence or recurrence: a meta-analysis of prospective studies. Breast Cancer Research and Treatment, nº 125: 315.

 

 

Escribano J.J. Evaluación de la eficacia de una dosis diaria de 40-80 mg de isoflavonas de soya (GlycinemaL.) en el tratamiento de la sintomatología climatérica. [Tesis Doctoral]. Madrid: Departamento de Obstetricia y Ginecología Facultad de Medicina, Universidad Autónoma de Madrid; 2010.

 

Jiménez A (2006). Valor Nutritivo de la Proteína de Soya. Investigación y Ciencia, nº14 (36): 29-31.


 

 

 

 

 

Huicochea S, Gónzales P, Tovar IL, Olarte M.A, Vázquez J. (2009). Cáncer de mama.

 

Anales de Radiología México. nº 1: 117-118.

 

 

Messina M. (2010). A Brief Historical Overview of the Past Two Decades of Soy and

 

Isoflavone Research.The Journal of Nutrition: 1350.

 

 

 

Michelfelder  A  (2009).  Soy:  A  complete source of protein.  American  Academy of

 

Family Physicians. nº 79 (1): 43.

 

 

 

Ridner E (2006). Soja, propiedades nutricionales y su impacto en la salud. Sociedad

 

Argentina de Nutricn. Nº8, 17-22.

 

 

Torres N & Tovar A (2009). La Historia del uso de la soya en México, su valor nutricional y su efecto en la salud. SaludPública de México, nº51 (3): 247-251.

 

Wong M.C.Y, Emery P.W, Preedy V.R, Wiseman H (2008). Health benefits of isoflavones in functional foods? Proteomic and metabonomicadvances. Inflammopharmacology. 2008; 16.


Descargar en formato PDF

Ver




 Social media
Copyright © 2018
Revista Turismo, Patrimonio y Desarrollo
ISSN: 2448-6809
mail: revistaturpade@gmail.com