Revista No.8 / Descargar Revista No.8 / Descargar este artículo

Ordenamiento turístico para siete (7) playas del Departamento del Atlántico. Tourist arrangement for seven (7) beaches of the Department of the Atlantic.

Revista de Turismo, Patrimonio y Desarrollo Confederación Panamericana de Escuelas de Hotelería,Gastronomía y Turismo (CONPEHT). www.conpeht-turpade.com

ISSN: 2448-6809 Publicación semestral Número: 8

Marzo/ Septiembre 2018

Autores/Authors:

Maria Alejandra Yonoff Beatriz Helena Díaz-Solano Correspondencia:

m-yonoff@hotmail.com

 

 

MARIA ALEJANDRA YONOFF

BEATRIZ HELENA DÍAZ-SOLANO

Universidad Autónoma del Caribe

Resumen: Las playas constituyen un recurso ampliamente explotado en la industria turística en función de la demanda de servicios y actividades encaminadas a mejorar la experiencia de los usuarios. Esta constante presión ha favorecido la aparición de efectos e impactos de carácter negativo sobre el estado de la playa, repercutiendo en aspectos ambientales, de calidad del servicio y de seguridad.

Los destinos de sol y playa al igual que otros destinos, jurisdiccionalmente hacen parte de un estamento gubernamental, llámese éste municipio, departamento, corregimiento, alcaldía…, el cual debe cumplir procesos de gestión de dicho destino (Díaz-Solano, Mendoza y López, 2013)

La presente propuesta busca fortalecer la competitividad turística a través del ordenamiento de siete (7) playas del departamento del Atlántico, desde las perspectivas: ambiental, económica y socio-cultural, que garantice la sostenibilidad turística de estos atractivos. Las playas, ubicadas en el Departamento del Atlántico son: Miramar, Country, Salgar (municipio de Puerto Colombia), Caño Dulce, (municipio de Tubará), Santa Verónica, Boca Tocinos (municipio de Juan de Acosta) y Punta Astilleros (municipio de Piojó).

 

Palabras claves: Ordenamiento turístico, Playas, Sostenibilidad, Caribe, Competitividad

 

Abstract: Beaches are a resource widely exploited in the tourism industry in terms of the demand for services and activities aimed at improving the experience of users. This constant pressure has favored the appearance of negative effects and impacts on the state of the beach, impacting on environmental, quality of service and safety aspects.

The destinations of sun and beach as well as other destinations, jurisdictional are part of a government estate, call this municipality, department, township, mayor ..., which must comply with management processes of said destination (Díaz-Solano, Mendoza and Lopez, 2013)

The present proposal seeks to strengthen tourism competitiveness through the organization of six (6) beaches in the Atlantic department, from the environmental, economic and socio-cultural perspectives, which guarantee the tourist sustainability of these attractions. The beaches, located in the Department of the Atlantic are: Miramar, Country, Salgar (municipality of Puerto Colombia), Caño Dulce (municipality of Tubará), Santa Verónica, Boca Tocinos (municipality of Juan de Acosta) and Punta Astilleros, municipality of Piojó).

 

Key words: Tourism management, beaches, sustainability, Caribe, competitiveness

 

 

PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA

El turismo convencional como principal actividad en las playas ha propiciado la aparición de impactos negativos, convirtiéndose en un problema de seria consideración para los responsables de la administración del recurso costero (Cervantes y Espejel, 2008; Nelson y Botteril, 2002).

A nivel nacional, las playas turísticas del Caribe norte colombiano constituyen un recurso ampliamente explotado debido al potencial económico que supone su atractivo natural, esto sumado al crecimiento de la actividad turística no planificada y la falta de un adecuado manejo de las playas está generando la degradación de sus recursos (Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, 2011).

La preocupación del gobierno por el fortalecimiento del sector turístico, se evidencia en el Plan Nacional de Desarrollo, al identificar que, el sector de turismo, aún tiene limitantes al desarrollo competitivo. En el Reporte de Competitividad de Viajes y Turismo de 2013 realizado por el Foro Económico Mundial (FEM), Colombia se ubica en la posición 84 entre 140 países.

Igualmente el Plan Nacional expone las deficiencias del sector, identificando como problemas relacionados con el desarrollo de la actividad y su materialización en las regiones: i) baja calidad de los servicios turísticos que impide cumplir con estándares internacionales; ii) deficiencias de la planta turística así como de la infraestructura que limitan el desarrollo de destinos turísticos; entre otros. (DNP, 2014)

En el actual Plan de Desarrollo del departamento del Atlántico, se reconoce la necesidad de intervención que tienen las playas a nivel ambiental, al expresar que, el departamento del Atlántico es rico en escenarios naturales. Cuenta con cuatro municipios costeros: Puerto Colombia, Tubará, Juan de Acosta y Piojó, frente al Mar Caribe, con un gran potencial turístico y cuyas playas se han convertido en sitio de recreación de los habitantes de Barranquilla y de los municipios cercanos. Sin embargo, todavía existen muchos kilómetros de playas con potencial y las que se utilizan no tienen las condiciones adecuadas para prestar un buen servicio al turista debido a los problemas ambientales y al deterioro de las mismas por efecto de la erosión costera (Gobernación del Atlántico, 2016).

La gestión de destinos es un concepto en el cual se visualiza el atractivo turístico como un producto de debe ser planificado, dirigido y controlado, con el fin de obtener de él, el máximo aprovechamiento dentro de un marco de sostenibilidad. Conlleva por lo tanto competencias gubernamentales en materia de toma de decisiones como funcionales (planificación, organización y control de actividades empresariales), que normalmente deberían incumbir al sector público (Manente, 2008).

El Departamento Nacional de Planeación en su Plan de Desarrollo 2014-2018, expone como estrategia de desarrollo productivo, el promover el desarrollo regional sostenible, especificando como uno de sus objetivos, iv) potenciar el turismo como instrumento para el desarrollo regional sostenible y en paz. Igualmente expresa el DNP la necesidad del ordenamiento territorial continental y costero, basado en la oferta de servicios ecosistémicos, junto con la generación de alternativas productivas a familias en zonas aptas y legalmente permitidas, posibilitaría mejorar la calidad de vida de la población y disminuir los conflictos ambientales a través de la reducción de la presión y recuperación de los ecosistemas (DNP, 2014).

Es por ello que la gobernación del Atlántico pretende, para este cuatrienio, aumentar la competitividad turística de las playas del departamento. Inició este proceso con el ordenamiento de la playa de Puerto Velero, que nació de un proyecto financiado por FONTUR y ejecutado por la Universidad del Magdalena. Como resultado, se obtuvo el plan de ordenamiento y manejo y algunas de las propuestas que emergieron del mismo, ya se están ejecutando con éxito, percibiéndose resultados desde el punto de vista económico, social y medioambiental, en esta playa, con una marcada vocación a los deportes acuáticos.

 

Dado que las siete playas a trabajar bajo este proyecto, son atractivos con una vocación de uso de sol y playa, es necesario generar un tipo de ordenamiento más acorde a las necesidades de uso de las mismas.

Es importante resaltar que uno de los programas planteados por el actual gobernador del departamento del Atlántico, Eduardo Verano de la Rosa, apunta a la competitividad turística del departamento, el objetivo 1 de este programa, tiene como una de sus metas, la intervención de 10 playas, en aspectos de ordenamiento y/o mantenimiento de las mismas (Gobernación del Atlántico, 2016).

Como resultados de esta propuesta se espera generar el ordenamiento espacial, ambiental, económico y sociocultural para las playas de Miramar, Country, Salgar (municipio de Puerto Colombia), Caño Dulce, (municipio de Tubará), Santa Verónica, Boca Tocinos (municipio de Juan de Acosta) y Punta Astilleros (municipio de Piojó), logrando así a través de su posterior implementación, un fortalecimiento de la competitividad turística de estas playas para los tres municipios que las gestionan. Asimismo, se espera generar estrategias de gestión del destino, preparar al recurso humano de estas playas para enfrentar los cambios y enfocar esfuerzos colectivos en el desarrollo turístico de estos atractivos con un enfoque de sostenimiento de la calidad.

MARCO CONCEPTUAL 

Como consecuencia del crecimiento poco ordenado del turismo, las zonas costeras han estado sometidas a grandes presiones que evidencian la necesidad de medidas de manejo enfocadas específicamente en este tipo de recursos. En experiencias previas, varios autores han señalado diversos mecanismos para medir y evaluar la calidad del recurso playa, brindando herramientas teórica y técnicamente confiables que sirvan de soporte para los entes tomadores de decisiones en la gestión de las playas (Arellano y Espejel, 2009; Ergin et al., 2010; Pereira et al., 2003; Rocca y Villares, 2008).

Aunque el concepto de calidad ambiental de playas ha sido incipientemente difundido, generalmente suele relacionarse con el de calidad de un recurso definida por Yepes (2009) como las propiedades relativas al sistema natural que permiten suplir tanto las necesidades propias como la de los elementos que cohabitan dentro del recurso.

Investigaciones recientes han puesto de manifiesto la importancia que tiene la identificación del tipo de playa, su perfil y vocación (navegación comercial o deportiva, actividad portuaria o turismo de sol y playa), como una estrategia para evaluar la calidad ambiental. (Micallef y Williams, 2004; Botero y Hurtado, 2009; Lechuga, 1998). También se debe tener en cuenta que esta evaluación será más precisa en la medida en que se consideran las condiciones mínimas para el desarrollo sostenible de la actividad o actividades principales a las que está siendo sometida una playa.

Con esto el concepto más apropiado para llevar el término de calidad ambiental al contexto recreativo del recurso playa, se refiere a las condiciones ambientales, de servicio y de seguridad que permiten que una playa genere satisfacción a los turistas al proporcionarles ocio, basada en la medición de datos cualitativos obtenidos a partir de la percepción de los usuarios y opiniones de expertos (Pereira, 2015).

Como herramienta para la medición de la calidad ambiental de playas se han venido implementando normas de tipo sanitario, que no son específicas para playas de uso recreativo (Botero y Hurtado, 2009). En Colombia, por ejemplo, se tiene como referencia el Decreto 1594/84 para evaluar la calidad del agua en zonas costeras para baño y recreación, en la cual se consideran algunos microorganismos indicadores de la contaminación fecal, debido a los peligros asociados con la salud humana, ignorando otros parámetros indicadores del deterioro de la calidad del agua.

Por su parte los esquemas de certificación de playas, se concentran en aspectos relacionado con calidad del agua, análisis microbiológicos, las fuentes de contaminación, gestión del medio ambiente, la demografía, la seguridad y los usuarios del servicio, entre otros (Cervantes y Espejel, 2008, Rocca y Villares, 2008).

La caracterización del agua de baño ocupa gran parte de la literatura relacionada con la valoración de calidad en playas turísticas, sin embargo, diferentes estándares nacionales resumen la información de ciertos elementos al referirse a la ‘Calidad del Agua’ sin especificar la naturaleza de la composición de los datos y remiten con frecuencia a las normas nacionales para la consulta de parámetros, generalmente asociados con criterios sanitarios (SECTUR, 2005; SEMARNAT, 2006; ICONTEC, 2007).

En relación a los residuos sólidos en la arena, cada vez son más las investigaciones que relacionan la calidad ambiental de las playas con esta problemática; sin embargo, las iniciativas de estudiar y abordar la problemática se desarrollan de manera aislada a los demás componentes que complementan el estado de calidad ambiental en playas (Silva et al., 2008; Bravo et al., 2009; Costa et al., 2009).

Con esto se puede estimar que la zona emergida de la playa es considerada en menor medida por las normas vigentes a pesar del riesgo microbiológico que representa para el hombre su contacto con orina y excretas, especialmente al considerar que muchas de las actividades de los usuarios de la playa se desarrollan en la arena (Elmanama, et al, 2005; Hurtado y Botero, 2009).

En la búsqueda por consolidar la evaluación de la calidad de los sistemas se ha fortalecido el concepto de valoración por indicadores. En ese sentido, la Organización Mundial de la Salud ha promovido el desarrollo de indicadores ambientales, introduciendo el enfoque del sistema de presión, estado y respuesta (PSR – Pressure, State and Response) (UNEP, 2003). El esquema PSR es considerado como el punto de partida para la organización y presentación de indicadores (Ou y Liu, 2010). De acuerdo a esta aproximación, la determinación de la calidad ambiental de playas turísticas por medio del indicador recreativo se ajusta a la valoración del estado del recurso.

Si bien los indicadores se derivan de la agrupación de parámetros, su valor tiene un significado que va más allá de las propiedades directamente relacionadas con el valor de cada parámetro, simplificando el proceso de comunicación (UNESCO, 2003). Por medio del acople de parámetros se puede construir un indicador  que ofrezca un fundamento técnico/científico para calificar la salud ambiental de un sistema natural alterado por el desarrollo del hombre, como las playas turísticas.

OBJETIVOS

General

Analizar la competitividad turística a través del ordenamiento de siete (7) playas del departamento del Atlántico, siendo estas Miramar, Country, Salgar (municipio de Puerto Colombia), Caño Dulce, (municipio de Tubará), Santa Verónica, Boca Tocinos (municipio de Juan de Acosta) y Punta Astilleros (municipio de Piojó), desde las perspectivas: ambiental, económico y socio-cultural, que garantice la sostenibilidad turística de estos atractivos.

Específicos

• Determinar el perfil físico, ambiental, económico y socio cultural en las playas a ordenar.

• Realizar acciones que permitan la sostenibilidad del ordenamiento turístico

• Diseñar el ordenamiento turístico de las playas

METODOLOGÍA

El proyecto se fundamenta en el método lógico inductivo para la generalidad del mismo, en los apartes particulares de la determinación de los perfiles físico y ambiental de las playas se aplica el método analítico.

A continuación se describen a trabajes de los objetivos específicos del proyecto, las técnicas a utilizar en el desarrollo del mismo.

DIAGNÓSTICO:

Determinar el perfil físico, ambiental, económico y socio cultural en las playas a ordenar.

Perfil económico: para la captura de información se realizarán encuestas con los actores de las playas, con contenidos que indaguen aspectos de: servicios domiciliarios (Energía Eléctrica, abastecimiento de agua, servicio sanitario, recolección de basuras, disposición de residuos sólidos), tenencia de Propiedad (propiedad del inmueble, condición de posesión), impuestos al municipio (pago de impuestos, valor de pago de impuestos) y número de trabajadores en las casetas (total de trabajadores por playa, número de trabajadores por caseta).                                                                                                                                                                                                                                                                                   

Perfil socio-cultural: Como metodología, se diseñará una encuesta que abarca tres variables (temporal, social y espacial), buscando determinar la interacción social en el desarrollo de la actividad turística, al igual que sus costumbres y tradiciones.

Perfil físico: es fundamental la  identificación espacial de cada uno de los elementos constitutivos que hacen parte de las playas, que van  desde aquellos que se disponen como infraestructura de servicios turísticos, servicios complementarios, vías de enlace, ecosistemas, red hídrica, cobertura y uso del suelo, centros poblados y demás elementos que permitan ser espacializados en este trabajo. Para ello se dispone realizar un levantamiento fotogramétrico de las 7 playas, utilizando un vehículo aéreo no tripulado (VANT) en un área aproximada de 350 hectáreas, lo cual generará unas ortofotografias georreferenciadas y rectificadas con alta resolución espacial de las playas en estudio.

Posteriormente se realizará el procesamiento digital de la ortofoto con software de Sistema de Información Geográfica, permitiendo identificar cada uno de los elementos encontrados en las playas para su digitalización, análisis, procesamiento y posterior salida grafica a una escala no inferior a 1:2000, con sistema de coordenadas planas MAGNA, Colombia, Bogotá y Proyección Transverse Mercator, Origen Bogotá; la cual es la correspondiente para este territorio. Las capas obtenidas de la ortofotografía a través de la digitalización serán gestionadas en formato Shapefile, permitiendo la asignación de atributos y vinculación a una base de datos espacial, la cual facilita el desarrollo de geoprocesamientos y análisis espacial de cada una de estas capas.                                                                                                                                                                        

 

Perfil Ambiental: se realizarán cuatro campañas de muestreo en cada playa durante el año de duración del proyecto, en estas campañas se tomarán muestras del agua, arena, se medirá la presencia de residuos sólidos en arena y se contará la cantidad de visitantes en las playas. Para cada campaña de muestreo se tomarán dos muestras por cada playa, una en horas de mañana y otra en horas de la tarde con el fin de monitorear los niveles de contaminación con el uso recreativo. Los parámetros medidos in situ para el monitoreo de calidad del agua, corresponden a pH, temperatura, oxígeno disuelto, sólidos disueltos totales, conductividad y salinidad. Las mediciones se realizaron por medio de un equipo multiparámetro de marca WTW-MPP 350; para el análisis de parámetros fisicoquímicos y microbiológicos, se tomarán muestras que se procesarán en laboratorio se analizaran  parámetros como turbiedad, color, grasas y aceites según las técnicas recomendadas por los métodos normalizados de American Public Health Association (APHA) – American Water Works Association (AWWA) ( APHA-AWWA, 1992), la turbiedad se analizará por medio del método turbidimétrico con un turbidímetro portátil marca 2100Q HACH, las grasas y aceites se realizaron por el medio gravimétrico con un cuerpo soxhlet, como parámetros microbiológicos se analizarán Coliformes totales y fecales en las muestras de agua por medio del método de Número más probable (NMP/100 ML).

Para la medición de residuos sólidos en la arena, se tomarán transectos lineales de 50 metros con un ancho de 1 metro; se medirá un transecto en la zona activa y otro en la zona de transición por cada uno de los puntos de muestreo, en estos espacios dos personas contarán los residuos sólidos en la arena, caracterizando a su vez el tipo de residuo encontrado, esto permitirá por conteo estadístico determinar la cantidad de residuos presente en el suelo de las playas de Puerto Velero y la caracterización de los mismos.

Para la medición de los visitantes de la playa, cada día de muestreo permanecerá una persona en la vía de entrada, contará tanto los vehículos como el número de personas que se encuentran en él, igualmente el muestreo permitirá determinar el tipo de vehículo que ingresa, logrando así una caracterización del mismo.

 

 

REALIZAR ACCIONES QUE PERMITAN LA SOSTENIBILIDAD DEL ORDENAMIENTO TURÍSTICO

 

Fortalecer a las comunidades involucradas en las actividades turísticas de las playas en temas de manejo ambiental, económico y sociocultural de las mismas.

Para lograr el fortalecimiento de las comunidades se realizarán cuatro talleres que cubren las principales temáticas que permitirán preparar a los actores para el nuevo manejo turístico de las playas, estos talleres son:

Taller de liderazgo comunitario: Se diseñará y ejecutará un taller con temática de liderazgo comunitario, dirigido a los prestadores de servicios y actores de las 7 playas, el número de asistentes se determinará en razón de los actores identificados por cada playa, se debe garantizar como mínimo la asistencia del 60% de los actores por cada playa. El objetivo del taller es que los actores entiendan la necesidad de trabajar conjuntamente y de encontrar un mecanismo de liderazgo comunitario y particular en sus unidades de trabajo, permitiendo encontrar objetivos comunes para el sostenimiento de la calidad del servicio y la mejora en los procesos.

Taller de gobernanza de las playas: Se diseñará y ejecutará un taller con temática de gobernanza de las playas, dirigido a los prestadores de servicios y actores de las 7 playas, el número de asistentes se determinará en razón de los actores identificados por cada playa, se debe garantizar como mínimo la asistencia del 60% de los actores por cada playa. El objetivo del taller es que los participantes comprendan que la gobernabilidad de estos centros turísticos es compartida, debe haber participación, derechos y responsabilidades compartidas entre todos los actores privados y gubernamentales. Se realizará un taller por municipio.

Taller de educación ambiental: se diseñará y ejecutará un taller con temática de educación ambiental, dirigido a los prestadores de servicios y actores de las 7 playas, el número de asistentes se determinará en razón de los actores identificados por cada playa, se debe garantizar como mínimo la asistencia del 60% de los actores por cada playa. El objetivo del taller es generar una conciencia de manejo ambiental de las playas, implementar prácticas de sostenibilidad en el desarrollo de sus actividades y propender por una capacitación continua en el tema. Se realizará un taller por municipio.

Taller de calidad de servicio al cliente: Se diseñará y ejecutará un taller con temática de calidad de servicio al cliente, dirigido a los prestadores de servicios y actores de las 7 playas, el número de asistentes se determinará en razón de los actores identificados por cada playa, se debe garantizar como mínimo la asistencia del 60% de los actores por cada playa.

El objetivo del taller es generar prácticas para el buen manejo de las actividades de servicio al cliente, reconocer la importancia del servicio y  los factores que lo hacen de calidad, con el fin de generar fortalezas competitivas. Se realizará un taller por municipio.

DISEÑAR EL ORDENAMIENTO TURÍSTICO DE LAS PLAYAS

Cálculo de la capacidad de carga.

Teniendo como insumo los resultados obtenidos de la determinación del perfil físico, se generarán los mapas georreferenciados de toda la infraestructura existente en las siete playas, sirviendo esto como insumo para la determinación de la capacidad de carga de cada playa.

Contando con el mapa georreferenciado de la infraestructura existente, y datos de afluencia de turistas, se calcula la Capacidad de Carga Física: CCF y la Capacidad de Carga Dinámica Turística: CCDT, con estos datos es posible calcular la capacidad de carga total para cada una de las playas, la metodología  a utilizar es la de límite de cambio aceptable de la Unidad Administrativa del Sistema de Parques Nacionales Naturales (2007).

Diseñar estrategias para la gestión de los destinos.       

Se realizará una reunión con los actores de cada una de las playas con el fin de recabar información en cuanto a Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas en los aspectos ambientales, socioculturales, económicos y jurídicos, que unido a la información resultante de las encuestas implementadas, se genera la matriz y se diseñan las estrategias que la soportan, arrojando como resultado una matriz para cada playa, total Siete (7).

Teniendo en cuenta los resultados del objetivo 3, unido a resultados puntuales de la matriz D.O.F.A., se generará el diseño de ordenamiento y zonificación de cada una de las playas, acompañando este resultado con mapas georreferenciados de este diseño

Diseñar estrategias para el manejo de los residuos sólidos en cada playa.

Para el diseño de estas estrategias se utilizará como insumos, los resultados obtenidos en las campañas de muestro, referentes a residuos sólidos en arena y conteos de visitantes en cada una de las playas, estos resultados unidos al diseño de ordenamiento y zonificación y resultados del análisis D.O.F.A, permitirán generar estrategias puntuales, así como un plan de manejo de residuos sólidos para cada una de las playas.

Diseñar estrategias para la gestión y manejo del riesgo en las siete playas.

Con el fin de ser coherentes a estudios preliminares para el departamento se toma la misma metodología utilizada por la universidad del Magdalena para la gestión de riesgos de Puerto Velero.

Teniendo como insumos los resultados obtenidos en las encuestas realizadas y los diseños de zonificación y resultados puntuales de la matriz D.O.F.A, es posible generar la matriz de conflictos de uso y actores para cada playa.

Contando con los resultados obtenidos, se diseña el plan de riesgos para cada una de las playas.

IMPACTO DEL PROYECTO

Impacto ambiental: los procesos de ordenamiento de las playas permitirán un uso racional y sostenible de los recursos naturales y paisajísticos de las playas, mitigando los impactos que pueda generar la actividad turística, los impactos serán más medibles en razón que el plan de ordenamiento, de gestión del riesgo y el plan de gestión de residuos sólidos sea implementado en cada una de las playas estudiadas. Es importante reconocer que la actividad productiva turística genera un impacto alto en los ecosistemas existentes. En los nueve ecosistemas registrados para la zona costera del departamento del Atlántico, se encontraron diversas especies de flora y fauna típicas de cada ecosistema, del total de especies de aves registradas, el 52% están asociadas a los manglares y el 11% están asociadas a las playas (Invemar, 2007), especies de flora como el uvo de playa (Coccoloba uvifera), el icaco (Chrysobalanus icaco) y la batatilla.

Entre las especies de fauna asociadas a este ecosistema se encuentran las tortugas marinas especialmente la caguamo (Caretta caretta), blanca (Chelonia mydas), carey (Eretmochelys imbricata), y canal (Dermochelys coriacea); los cangrejos ermitaños de la familia Paguridae, el cangrejo fantasma (Ocypode cuadrata) y el bivalvo chi-chipi (Donax spp). Así mismo, desde el punto de vista del desarrollo, se les confiere una alta importancia turística (Márquez, 1990). Un correcto ordenamiento y un manejo equilibrado del aprovechamiento turístico de las playas, permitirá proteger los ecosistemas existentes y propender por su conservación y sostenibilidad.

Impacto socio-cultural: Con la ejecución de este proyecto será posible preparar, a través de los talleres, un promedio de 120 familias involucradas, pertenecientes a cuatro municipios del departamento, en el manejo y actividad de las playas de Miramar, Country, Salgar (municipio de Puerto Colombia), Caño Dulce, (municipio de Tubará), Santa Verónica, Boca Tocinos (municipio de Juan de Acosta), y Punta Astilleros (municipio de Piojó) ubicadas en el departamento del Atlántico, formándolos en los procesos de asociatividad, gobernanza, criterios ambientales y calidad del servicio al cliente, proporcionándoles las herramientas que les permitan el mejoramiento de sus actividades económicas y una mayor productividad y competitividad en estas playas del departamento.

Impacto sobre la competitividad: el contar con una caracterización de las playas, la generación de planes, una preparación del recurso humano para la prestación del servicio, así como de los diseños y estructura de la zonificación permitirán una mejora en la calidad de los servicios físicos y ecosistémicos, iniciando los procesos de aumento de la competitividad turísticas para estos atractivos de sol y playa.

RESULTADOS

Las playas de Miramar, Country y Salgar se monitorearon en calidad del agua y arena desde abril del 2014 a abril del 2015, dando como resultados más relevantes, las playas de Miramar y Salgar presentaron picos superiores a los máximos permisibles de Coliformes fecales en los meses de abril, junio y agosto del 2014, lo cual también concuerda con los bajos niveles de oxígeno disuelto registrados en los mismos periodos. La playa de Caño Dulce se monitoreó entre octubre del 2012 y abril del 2013, obteniendo resultados en calidad del agua y arena, conteo de visitantes y aspectos socioeconómicos de los prestadores de servicios; como principales resultados, se logró determinar el aumento en esta playa de las concentraciones de grasas y aceites diferenciados del monitoreo en horas de la mañana con el de la tarde, mostrando la posible incidencia de la utilización de la playa por los turistas. En los aspectos socioeconómicos, se presentan problemas en la posesión de los inmuebles y pago de impuestos lo que denota la falta de identidad y apego de los prestadores de servicios con su lugar y fuente de ingresos, lo que redunda en descuido en el mantenimiento de los inmuebles, falta de conciencia en la recolección de desperdicios y su disposición final, causando deterioros ambientales que repercuten en la calidad de agua y suelo en dichas playas.

CONCLUSIONES

 Los avances logrados en el proyecto han permitido identificar los puntos de vertimiento de aguas servidas, en las playas de Miramar, Country y Salgar logrando proponer medidas de mitigación. Los estudios previos realizados generan una línea base importante que permite contrastar con los resultados que se están obteniendo actualmente en los monitoreos y trabajar sobre bases más firmes para las propuestas de ordenamiento y mejora en las playas estudiadas.

 

BIBLIOGRAFÍA

Arellano, E. y Espejel, I., 2009. Propuesta de una metodología para evaluar playas recreativas con destino turístico. Revista de Medio Ambiente, Turismo y Sustentabilidad, 2 (2): 119-130

Botero, C., Hurtado, Y. 2009. Tourist Beach Sorts as a Classification Tool for Integrated Beach Management in Latin America (March 4, 2012). International Approaches of Coastal Research in Theory and Practice Coastline Reports, Vol. 13, pp

Bravo, M., Gallardo, M., Luna-Jorquera, G., Núñez, P., Vásquez, N. y Thiel, M., 2009. Anthropogenic debris on beaches in the SE Pacific (Chile): Results from a national survey supported by volunteers. Marine Pollution Bulletin, 58 (11): 1718-1726. 133-142. Available at SSRN: http://ssrn.com/abstract=2015612

Cervantes, O. y Espejel, I., 2008. Design of an integrated evaluation index for recreational beaches. Ocean & amp; Coastal Management, 51 (5): 410-419

Costa, M.F., Ivar Do Sul, J.A., Silva-Cavalcanti, J.S., Araujo, M.C.B., Spengler, A. and Tpurinho, P.S., 2009. On the importance of size of plastic fragments and pellets on the strandline: a snapshot of a Brazilian beach. Environ Monit Assess, (2009): 1-6

Díaz-Solano, B.H.; Mendoza Lozano, J. M., López, M. Y. F. (2013). Gestión económica de la actividad turística como indicador de la gestión de playas. Caso de estudio: Puerto Velero y Caño Dulce, Atlántico, Colombia. Capítulo de libro. II Congreso Internacional de Calidad Ambiental de Playas Turísticas. Editorial Tecnológico Comfenalco. Cartagena, Colombia.

DNP – Departamento Nacional de Planeación. (2014). Plan Nacional de Desarrollo 2014-2018. Todos por un nuevo país. Paz, equidad y educación. Bogotá, Colombia.

Elmanama, A., Ishaq, M., Afifi, S., Abdalallag, S. y Bahr, S., 2005. Microbiological beach sand quality in Gaza Strip in comparison to seawater quality. En: Environmental Research. Vol. 99 (2005); p. 1–10.

Ergin, A., Hakkı, I. y Sahin, F., 2010. Evaluating coastal scenery using fuzzy logic: Application at selected sites in Western Black Sea coastal region of Turkey. En: Ocean Engineering. Vol. 37 (2010); p. 583–591.

Gobernación del Atlántico. (2016). Plan de desarrollo 2016-2019, Atlántico líder. Barranquilla, Atlántico, Colombia.

Hurtado, Y.P., Botero, C., 2009. Selección y propuesta de parámetros para la determinación de la calidad ambiental en playas turísticas del Caribe Colombiano. Revista Ciencia en su PC, 4:42 - 53. ISSN: 1027-2887. Disponible en: http://169.158.189.18/cienciapc/index.php/cienciapc/article/view/63

ICONTEC – Instituto Colombiano de Normas Técnicas y Certificación, 2007. Norma Técnica Sectorial Colombiana NTS-TS- 001-2 que establece los requisitos de sostenibilidad para destinos turísticos de playa. Instituto Colombiano de Normas Técnicas y Certificación, Bogotá D.C.

Invemar – Instituto de Investigaciones Marinas y Costeras. 2007. Ordenamiento ambiental de la zona costera del departamento del Atlántico. Informe final. Santa Marta, Colombia.

Lechuga, A., 1998. El Uso del Espacio Litoral: Infraestructura y Playas. I Congreso de Ingeniería Civil, Territorio y Medio Ambiente. CEDEX, Ministerio de Fomento (1998); p. 415 – 424.

Manente, M. (2008). Gestión de destinos y antecedentes económicos: definición y supervisión de destinos turísticos locales. Conferencia Internacional de Turismo: El conocimiento como valor diferencial de los destinos turísticos. Sesión 4, Gestión de destinos. Málaga, España.

Márquez, G. 1990. Ecosistemas marinos. 115-133 pp. En: M.C. Jimeno (ed.). Caribe Colombiano. Fondo FEN Colombia, Bogotá.

Micallef, A. y Williams, A., 2004. Application of a novel approach to beach classification in the Maltese Islands. Journal of ocean and coastal management, 47:225-242

Ministerio de Comercio, Industria y Turismo (2011). Política de playas turísticas. Lineamientos sectoriales. Bogotá, Colombia.

Nelson, C. and Botteril, N., 2002. Evaluating the contribution of beach quality awards to the local tourism industry in Wales - the Green Coast Award. Journal of Ocean & amp; Coastal Management, 45 (2002): 157–170

Ou, C. y Liu, W., 2010. Developing a sustainable indicator system based on the pressure-state-response framework for local fisheries: A case study of Gungliau, Taiwan. Ocean & Coastal Management, 53 (2010): 289-300.

Pereira, L., Jimenez, J. A., Medeiros, C. y Marino Da Costa, R., 2003. The influence of the environmental status of Casa Caiada and Rio Doce beaches (NE-Brazil) on beaches users. Ocean & Coastal Management, 46 (2003): 1011 – 1030.

Pereira, C. 2015. Calidad ambiental en playas turísticas: aportes desde el Caribe Norte Colombiano. Red Iberoamericana PROPLAYAS, Fundación Universitaria Tecnológico Comfenalco Cartagena, Playas Corp. Santa Marta: 350 p.

Rocca, E. y VIllares, M., 2008.Public perceptions for evaluating beach quality in urban and semi-natural environments. En: Ocean & Coastal Management. Vol. 51 (2008); p. 314–329.

SECTUR - Secretaría de Turismo de la Nación, 2005. Playas y Balnearios de Calidad: Gestión Turística y Ambiental, Directrices y Guía de Autoevaluación. Secretaría de Turismo de la Nación, Argentina, 65 pp.

SEMARNAT - Secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales, 2006. Norma Mexicana NMX-AA-120- SCFI-2006 que establece los requisitos y especificaciones de sustentabilidad de calidad de playas. Secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales, México D.F.

Silva, J.S., Barbosa, S.C.T. y Costa, M.F., 2008. Flag items as a tool for monitoring solid wastes from users on urban beaches. Journal of Coastal Research, 24 (4): 890–898

UNEP, 2003. Geo Latin America and the Caribbean: Environment Outlook. Technical report, UNEP Regional Office for Latin America and the Caribbean, Mexico.

UNESCO 2003 (English). A Reference Guide on the Use of Indicators for Integrated Coastal Management - ICAM Dossier 1, IOC Manuals and Guides No. 45.

Yepes, V., 2009. Las playas en la gestión sostenible del litoral. Cuadernos de turismo. No. 4. pp. 89-110.


Descargar Revista No.8 en formato PDF

Ver Revista No.8




 Social media
Copyright © 2019
Revista Turismo, Patrimonio y Desarrollo
ISSN: 2448-6809
mail: revistaturpade@gmail.com