Revista No.12 / Descargar Revista No.12 / Descargar este artículo

DEL BARRO AL PATRIMONIO CULTURAL. ESTUDIO DE CASO: LAS HERMANAS NOGUERA. TOBATI. PARAGUAY

Revista de Turismo, Patrimonio y Desarrollo

Confederación Panamericana de Escuelas de Hotelería, Gastronomía y Turismo (CONPEHT).

www.conpeht-turpade.com

ISSN: 2448-6809

Publicación semestral

Número: 11

Marzo 2020/ Septiembre 2020

Autores/Authors:

Andrea Cantillo Castillo

Mayra Patiño Jiménez

Freddy Vargas Leira

 

Correspondencia: 

 

DEL BARRO AL PATRIMONIO CULTURAL. ESTUDIO DE CASO: LAS HERMANAS NOGUERA. TOBATI. PARAGUAY.

 

Fabiola Sánchez Bobadilla

Santiago Galeano Bate

                           Universidad Columbia del Paraguay       

 

RESUMEN

El patrimonio cultural de los pueblos comprende lo tangible e intangible. La artesanía forma parte del patrimonio cultural que puede convertirse en una alternativa de fuente de empleo en las comunidades rurales, además de promover la identidad colectiva de un pueblo. La ciudad de Tobati, situada a 63 kilómetros de Asunción, es considerada la capital de la artesanía en Paraguay, conocida por su exuberante belleza natural y  cultural. Sus principales tipos de artesanía son la  cerámica, el tallado en madera y en cuero. Es muy conocida en la ciudad la compañía 21 de Julio que cuenta con varias olerías[1] que dan trabajo a la población local. En  este trabajo se presenta el estudio de caso de las hermanas Blanca, Carolina y Ediltrudis Noguera, artesanas ceramistas de la ciudad.

Palabras claves: patrimonio cultural – artesanía – mujer – Tobati - Paraguay

 

ABSTRACT

The cultural heritage of the peoples includes the tangible and intangible. Crafts are part of the cultural heritage that can become an alternative source of employment in rural communities, as well as promoting the collective identity of a people. The city of Tobati, is considered the capital of craftsmanship in Paraguay, is known for its exuberant natural and cultural beauty. Its main types of crafts are ceramics, carving in wood and leather. It is well known in the city the company July 21 that has several olería[2] that give work to the local population. In this paper, the case study of the sisters Blanca, Carolina and Ediltrudis Noguera, artisans potters of the city is presented.

Keywords: cultural heritage – crafts – woman – Tobati - Paraguay


 

1.      Introducción:

El patrimonio cultural es la herencia cultural propia del pasado, de una comunidad, con la cual hoy convive y se transmite de generación en generación.

Comprende las obras de sus artistas, arquitectos, músicos, escritores y sabios, así como las creaciones anónimas, surgidas del alma popular, y el conjunto de valores que dan sentido a la vida, es decir, las obras materiales y no materiales que expresan la creatividad de ese pueblo; la lengua, los ritos, las creencias, los lugares y monumentos históricos, la literatura, las obras de arte y los archivos y bibliotecas (definición elaborada por la Conferencia Mundial de la Unesco sobre el patrimonio cultural, celebrada en México en el año 1982.)

Para la historiadora paraguaya Margarita Miró, el patrimonio cultural “Son los bienes relevantes para un pueblo, una región o de toda la humanidad y que han sobrevivido por décadas y se busca salvaguardarlos para las generaciones posteriores y que pueden ser objeto de estudio y fuente de experiencias emocionales para todos aquellos que los usen, disfruten o visiten”. (Miró Ibars, 2017).

El patrimonio cultural de los pueblos se divide en dos áreas: el patrimonio tangible y el patrimonio intangible.

Una de esas creaciones surgidas del alma popular, como una de las fuentes más antiguas sobre nuestra artesanía popular en cerámica, se encuentra en el libro Geografía física y esférica, de Feliz de Azara, cuando describe la actividad artesanal en el “pueblo de indios” y dice:

“se distingue este pueblo de todos en ser la única fábrica de vasijas de barro que provee a toda la Provincia y aun en parte a Santa Fe y Buenos Aires, no obstante de que su calidad es mediana y su duración es poca. Solo las mujeres se ocupan de esto los ratos que le permiten las faenas de la comunidad. El material es de greda negra con alguna arena, que extraen de los valles y lugares hondos, la cual a mano maceran con poca agua mezclándola una parte de polvos, que sacan del molimiento de vasijas rotas.” [1]

Antes de la Guerra de la Triple Alianza, los hombres se dedicaban principalmente a las actividades de campo donde sobresalían los trabajos en los yerbales y en las estancias para el cuidado de los ganados, en cambio las mujeres trabajaban en las tareas propias del hogar como forma de subsistencia, esta situación se observa a lo largo de nuestra historia.

Figura 1. Localización de Tobati, Paraguay.

Fuente: Atlas Censal del Paraguay 2012. Dirección General de Estadísticas Encuestas y Censos.

La presente investigación se desarrolla en la ciudad de Tobati, perteneciente al departamento de la Cordillera,  fundada por Domingo Martínez de Irala, en 1539, conocida como un “pueblo indio” o “tava” en su origen, que pasó a manos de la congregación Franciscana en el año 1583.

En la actualidad, en la ciudad de Tobati es muy conocida la compañía 21 de Julio, donde viven las hermanas Blanca, Carolina y Ediltrudis Noguera, conocidas ceramistas a nivel nacional e internacional, hijas de Mercedes Noguera, también ceramista, quien las inició en el oficio.

Las hermanas aprendieron las técnicas artesanales tanto de su madre como de su abuela materna, pudiendo cada una hoy forjar su propio estilo dentro de la artesanía popular, y manteniendo también la identidad propia de muchas mujeres de campo que además son cabeza de hogar. Las hermanas Noguera son conocidas en el ambiente cultural nacional, a partir de la singularidad y calidad de sus obras.

La elaboración y posterior comercialización de artesanía en barro, es la fuente de ingreso de estas hermanas, que además son cabezas de hogar.

En tanto, el problema que da origen a la presente investigación es ¿La artesanía como patrimonio cultural, puede convertirse en una forma de fuente de ingresos y empoderamiento de las mujeres rurales, tomando como estudio de caso a las Hermanas Noguera?

Los objetivos que orientan el desarrollo del trabajo son los siguientes:

Reconocer la importancia de la artesanía como producto cultural.

Caracterizar el trabajo artesanal de las hermanas Noguera como una forma de empoderamiento de la mujer rural.

 

2.      Desarrollo Expositivo – Argumentativo:

En Paraguay, el Instituto Paraguayo de Artesanía fue creado por Ley N° 2448/04 y  tiene por objeto promover el desarrollo de la artesanía nacional, estimular y proteger al artesano, buscar canales de comercialización e incentivar la formalización de artesanos entre otras funciones.

En su Artículo 4°, define  por artesanía a:

“Toda aquella actividad económica de creación, producción, restauración o reparación de bienes de valor artístico o popular, así como la artesanía indígena, siempre que tales actividades se realicen mediante procesos en los que la actividad desarrollada sea predominantemente manual y que el producto final sea individualizado y distinto de la propiamente industrial. Para obtener tal consideración deberá estar incluida en el listado de oficios artesanos…” (Secretaria Nacional de Cultural, 2004).

 

Mientras que el Instituto Paraguayo de Artesanía define artesanía como:

”Se denomina artesanía tanto al trabajo como a las creaciones realizadas por los artesanos (una persona que realiza trabajos manuales). Es un tipo de arte en el que se trabaja fundamentalmente con las manos, moldeando diversos objetos con fines comerciales o meramente artísticos o creativos. Una de las características fundamentales de este trabajo es que se desarrolla con poca o nula intervención de máquinas o de procesos automatizados. Esto convierte a cada obra artesanal en un objeto único e incomparable, lo que le da un carácter sumamente especial” (Instituto Paraguayo de Artesania, s/f).

 

Al analizar ambas definiciones, se hace referencia al proceso manual, así como al producto final único e individual. Así también el trabajo lo realiza una persona que se denomina “artesano”.

 

La Ley N° 2448/04, define al artesano como:

“El trabajador independiente, diplomado, titulado o en el ejercicio habitual y notorio de su arte u oficio artesano, que dirige o realiza el trabajo personalmente, haciendo predominar su habilidad manual sobre el empleo de las máquinas;…” (Secretaria Nacional de Cultural, 2004)

 

Dentro del marco de definición de lo que es artesanía, el patrimonio cultural tangible es todo lo que se ve, se toca. Es todo aquello que perdura en el tiempo y aunque hayan desaparecido las personas que lo utilizaban, estos permanecen invariables. Se consideran también las cosas de respeto que forman parte de la cultura material, los caminos, la naturaleza con valor histórico o uso ritual o social, como podría ser la cerámica, la artesanía en general, la vivienda, el camino antiguo, una piedra trabajada, etc. (Miró Ibars, 2017).

La Unesco considera a las técnicas artesanales tradicionales como Patrimonio Cultural Inmaterial, recién a partir de la Convención para la Salvaguarda del Patrimonio Cultural Inmaterial, desarrollada en el año 2003 en París, donde se destaca el rol del artesano en la creación artesanal (La artesanía y su relación con el turismo, 2018).

El ámbito del Patrimonio Cultural Inmaterial abarca:

a.       Tradiciones y expresiones orales, incluido el idioma.

b.      Artes del espectáculo.

c.       Usos sociales, rituales y actos festivos.

d.      Conocimientos y usos relacionados con la naturaleza y el universo.

e.       Técnicas tradicionales artesanales.

Por lo tanto, se puede considerar que las artesanías tradicionales incluyen los dos aspectos del patrimonio cultural; tangible (la materia prima, los objetos) y lo intangible (las técnicas, los símbolos utilizados).

La materia prima para la producción de artesanías en barro o cerámica, es la arcilla, que se obtiene de los barreros. El barro superficial es obscuro, casi negro y el más profundo, desde 1 a 3 metros de profundidad, es el barro blanco, mal llamado caolín, de mejor calidad y mejor precio (González Torres, 2018). En el barro se sustenta el artesano para darle forma a su obra e imaginación.

 La artesanía forma parte del patrimonio cultural que puede convertirse en una alternativa de fuente de empleo en las comunidades rurales, además de promover la identidad colectiva de un pueblo (Rivera, y otros, 2007).

La artesanía en Paraguay representa el acervo cultural del país, por lo que encarna la riqueza folclórica de cada municipio del país. La artesanía, en un medio rural, puede desarrollar valores y fortalezas del entorno en que se manifiesta, teniendo en cuenta para ello su cultura y sus características intrínsecas.

La ciudad de Tobati se encuentra en el  Departamento de la Cordillera, a 63 kilómetros de Asunción, fundada el 3 octubre de 1539 por Domingo Martínez de Irala, a 60km de Asunción y considerada la Capital Paraguaya de la Artesanía.

En la ciudad existen más de 1.200 olerías en las cuales se elaboran ladrillos, tejas, tejuelas y artesanía en cerámica, además cuenta con aproximadamente 500 artesanos de diferentes rubros, siendo los principales la cerámica rústica y el tallado en madera.

La ciudad posee recursos naturales en abundancia con importantes arroyos como el Piribebuy y el Tobati. La localidad está rodeada de imponentes cerros de singular belleza. Cuenta con curiosas formaciones rocosas, misteriosas cavernas y cristalinos arroyos, al ingresar a la ciudad existe un mirador que posee una gran escultura con rostros indígenas (Fundación en Alianza, 2012).

El auge del turismo en la última década en nuestro país, sumado a la exuberante belleza natural con que cuenta la ciudad, la han convertido en uno de los sitios preferidos por los visitantes para realizar actividades de turismo de aventura y ecoturismo, situación que puede comprobarse con la oferta existente en el mercado interno.

 

3.      Metodología:

La presente investigación se realizó en los meses de marzo, abril y mayo en el año 2018, primeramente a través de un análisis bibliográfico y documental, de distintas fuentes relacionadas al tema.

Para el trabajo de campo correspondiente se han realizado entrevistas a cada una de las tres hermanas Noguera; Blanca, Carolina y Ediltrudis. Las entrevistas fueron realizadas en la compañía 21 de Julio del municipio de Tobati, en los domicilios particulares de cada una.

 

4.      Resultados:

Se tomaron como estudio de caso a tres mujeres artesanas: Blanca, Carolina y Ediltrudis Noguera, las tres hermanas viven en la compañía 21 de Julio del municipio de Tobati. Las mujeres aprendieron el oficio de su madre, Mercedes Noguera, sin estudios previos relacionados al arte de la cerámica.

El oficio de realizar artesanías en barro se fue transmitiendo de generación en generación, desde la bisabuela de las mismas hasta llegar a ellas a través de su madre. Más que un trabajo, la actividad artesanal para ellas es una pasión.

Dentro del proceso de producción de las hermanas se destaca la técnica indígena en sus trabajos, es decir, el modelado a mano con incisiones y estrías, algunas de las piezas están destinadas a cubrir las necesidades domésticas (como los cántaros de Blanca), pero la mayoría son figuras decorativas: vasijas con angelitos (Carolina) o figuras zoo y antropomorfas que destacan por ser de gran tamaño (Ediltrudis).

En el caso particular de las hermanas Noguera, las tres trabajan la cerámica, pero los artículos que producen son muy diferentes unos de otros, existe un alto grado de individualidad en la creación de sus obras, a pesar de tener lazos sanguíneos en común y el de haber aprendido la técnica de su madre.

A modo de complementar la información recabada en las entrevistas, se presentan las fichas de cada una de las artesanas. Las preguntas y respuestas mayormente fueron hechas en el idioma guaraní.

Tabla 1. Blanca Noguera.

Localidad

Compañía 21 de Julio

Nombre

Blanca Noguera

Estado civil

Casada

Cantidad de hijos

10

Estudios

Hasta el sexto grado

Cómo aprendió

Aprendió de la madre y de la abuela

Productos

Cántaros

Comentarios

Disfruta mucho de su trabajo, pero quiere que sus hijos estudien y tengan una profesión, le gustaría que alguno de sus hijos continúe su oficio pero solo a modo de tradición.

Fuente: Elaboración propia.

Blanca es la única que produce cántaros. El cántaro representa un artículo de uso frecuente en el interior del país, especialmente en las áreas rurales. El cántaro se utiliza para conservar el agua fresca y facilitar su consumo, estando siempre presente en el área del comedor o cercano al mismo.

Se cree que su uso se remonta a la época colonial, especialmente los franciscanos colaboraron en enseñar a las mujeres en la elaboración de una vasija a la que le dieron el nombre de cántaro (Lopez, 2014).

Blanca inicia el proceso del moldeado realizando primero la base y una vez que está lista lo deja reposar para que se endurezca un poco, mientras que en la parte superior coloca una bolsa al borde para poder continuar el proceso unas horas o días después, esto permite que la arcilla no se endurezca del todo y que cuando ella desee continuar se puedan unir las partes.

Luego va agregando más arcilla para ir moldeando, con sus manos junta una porción de la arcilla y comienza a amasarla para dar forma de una tira gruesa, que luego lo coloca poco a poco y posterior a eso va elevando la pieza hasta dar la forma final.

Tabla 2. Carolina Noguera.

Localidad

Compañía 21 de Julio

Nombre

Carolina Noguera

Estado civil

Casada

Cantidad de hijos

2

Estudios

Hasta el  quinto grado

Cómo aprendió

Aprendió de la madre y de la abuela

Productos

Recipientes con imágenes de angelitos.

Comentarios

Encuentra la inspiración en la naturaleza y en su vida cotidiana. Hace 17 años luego de un sueño comenzó a moldear los angelitos.

Fuente: Elaboración propia.

Carolina produce imágenes y artículos decorativos cuyo elemento principal son los angelitos;  inspiración que nació hace 17 años atrás. Encuentra en la naturaleza y en la vida cotidiana la inspiración para crear sus obras y de renovarla desde la propia imaginación personal y la audacia expresiva, da continuidad a la tradición de sus antecesoras (madre y abuela).

Comienza la creación de sus obras con el amasado de la arcilla, que lo hace con la ayuda del palo para mortero, y durante el amasado va haciéndose idea de la imagen que quiere crear y de acuerdo a eso va dándole figura a la arcilla.

Terminada la figura va aplicándole meticulosamente los detalles como los cabellos, los ojos, las orejas; una pieza pequeña le lleva aproximadamente 20 minutos de trabajo, dicha pieza debe aguardar un tiempo de un día para su correcto secado y posterior cocinado.

Carolina realiza el cocinado de los objetos al día siguiente, pues las piezas deben estar bien secas. Generalmente para este proceso debe juntar como mínimo 12 piezas pequeñas, ya que el calentado del horno consume mucha leña.

 Una vez frías las piezas, procede a pintar las mismas con el tapyta[2] para que adquieran una coloración rojiza la cual es lijada con el pedazo de una bolsa de malla  para que quede prolija y lustrada con la semilla del kurugua[3]  para que le dé el toque brilloso, pero al ser una semilla muy difícil de conseguir la reemplaza con piedras aunque no queda con el mismo efecto.

Tabla 3. Ediltrudis Noguera.

Localidad

Compañía 21 de Julio

Nombre

Ediltrudis Noguera

Estado civil

Casada

Cantidad de hijos

8

Estudios

Hasta el sexto grado

Cómo aprendió

Aprendió de la madre.

Productos

Figuras de animales antropomorfas

Comentarios

Fue invitada a representar al Paraguay por su trabajo en varios países del mundo, pero a pesar de todo sigue manteniendo una forma de vida humilde, cercana a la pobreza.

Fuente: Elaboración propia.

Ediltrudis produce artículos decorativos, especialmente figuras zoo y antropomorfas de gran tamaño, aunque también animales, como toros y caballos.

En el caso de Ediltrudis, los objetos producidos son dejados al sol para secarse, si son pequeños tardan uno o dos días, para los más grandes los deja una semana o dos. Luego del secado al sol, lleva los productos a cocción en el horno. Los colores que pueden llegar a tener sus imágenes son tres: el de la tierra colorada, color arena (el cántaro sin pintar) y ahumado que se saca con la cocción en el horno.

De 3 a 4 horas diarias le dedica a la producción porque trabaja por parte. Las imágenes (músicos borrachos, animales, entre otros) son una inspiración del momento en que toca la arcilla y empieza a darle molde. Utiliza elementos caseros, como cucharas, peines pequeños y cualquier otro elemento que pueda encontrar en la casa y ayude a darle forma a sus imágenes.

La comercialización de los productos artesanales. Doña Blanca nos relata que la señora Petrona[4] es su cliente más frecuente, es  quien comercializa sus productos en la región del Chaco, en el departamento de Caaguazú, en Ciudad del Este, en Concepción y en Encarnación. Los precios de las piezas más pequeñas están entre 20.000Gs. (3USD$) y 25.000Gs. (3,7USD$) y los más grandes 50.000Gs. (7USD$)

Debido a que todas las artesanías se transportan en medios de transporte público, se coloca paja y hojas de maíz seca entre ellas, para evitar que se rompan.

El Museo del Barro, cuenta en su galería con artesanías de Blanca; este museo se encuentra situado en Asunción, se lo conoce también como Museo de la Arcilla y tiene en exposición piezas únicas hechas por diferentes artistas nacionales.

Por su parte, los precios de los productos de Ediltrudis, varían dependiendo del tamaño; en general van de 15.000Gs. (2,5USD$); las imágenes más grandes están alrededor de los 600.000Gs. (90USD$), si se retira de su lugar de trabajo, en caso de trasladar los productos se le suma unos 100.000Gs. (13USD$) más. Su método de comercialización es la venta directa al público.

En el caso de Carolina, cada dos semanas lleva alrededor de 50 piezas a una tienda de artículos diversos para el hogar, ubicada en Asunción; espacio donde sus trabajos se comercializan con frecuencia.

La entrega de sus obras las realiza en transporte público y siempre acompañada de una de sus hijas o sobrina ya que al ser piezas frágiles se rompen con gran facilidad y cada pieza rota significa una pérdida para ella. Sus obras pequeñas tienen un valor mínimo de 25.000GS. (4USD$) cada una, siendo vendidas hasta por cuatro veces más de su precio original, en los lugares donde las lleva.

 

 

5.      Conclusión:

       La artesanía, como patrimonio cultural, puede convertirse en una fuente de ingresos y empoderamiento de las mujeres rurales. Fue el disparador inicial del presente artículo, tomando a las hermanas Noguera de Tobati como estudio de caso.

       El patrimonio cultural de los pueblos es un vínculo permanente entre los habitantes de una región, una ciudad o un país, es una forma de conocer y mantener presente la historia, permitiendo valorar la memoria pasada y presente.

       Parafraseando a Margarita Miró: “el valor más importante del patrimonio cultural es la diversidad. Pero la diversidad de este patrimonio debe tener el propósito de unir a los diversos pueblos del mundo a través del diálogo y el entendimiento en vez de separarlos.

       Las artesanías son un patrimonio cultural de los pueblos tanto de forma tangible, cuando hablamos de la materia prima o de los productos artesanales, como de forma intangible, cuando valoramos y rescatamos la técnica o la simbología que transmite.

       El estudio de caso de las hermanas Noguera nos permite ver como la técnica ancestral que fue pasando de generación en generación y que permanece vigente en las manos de Blanca, Carolina y Ediltrudis.

       Sus obras no son iguales,  a pesar de que las técnicas que utilizan son similares y la forma de obtención y trabajo de la materia prima (barro) es la misma, cada una refleja en sus obras una individualidad, a partir de sus propios sentimientos e inspiración.

       Viven en la misma compañía, 21 de julio, en Tobati, lugar característico de la ciudad por contar con varias olerías que dan trabajo a la población local. A pesar de esa cercanía física y del lazo sanguíneo, no trabajan de manera asociativa. Cada una por separado realiza sus tareas dentro del oficio, lo que se puede ver al momento de la comercialización de sus obras, que recurren a intermediarios o se las ingenian para llevar sus obras a los centros de ventas de Asunción o de Aregua, de manera individual.

       Son cabezas de hogar, a pesar de estar casadas y de tener hijos, la responsabilidad de mantener la casa tanto en lo doméstico como en lo económico recae en ellas. La elaboración de artesanías les permite luchar contra la pobreza en la cual se encuentran, al darles una autonomía económica en la generación de ingresos.

       La dualidad del trabajo no remunerado y remunerado de las mujeres en el entorno rural, siempre ha sido una realidad. La población femenina de la ciudad de Tobati trabaja mayoritariamente en la artesanía.

Ante esta situación, el trabajo de las hermanas Noguera adquiere una dimensión importante al ser valorado y reconocido fuera de su entorno, lo que lleva a un empoderamiento económico de las mismas al poder comercializar sus obras en diferentes lugares.

       La ciudad de Tobati es considerada Capital de la Artesanía en el país, posee atractivos naturales y culturales, que en los últimos años han despertado el interés de los visitantes para llegar hasta la ciudad. El Instituto Paraguayo de Artesanía (IPA), dentro de sus esfuerzos en promover la artesanía local, debería apoyar más la comercialización de las artesanías y buscar una mayor asociatividad entre los artesanos de la ciudad, destacando el valor de la mujer rural en la artesanía como una forma de reconocimiento y valorización de su trabajo.

      

6.      Bibliografía:

 

Artesanos Medievales. s/f. Turismo Artesanal. ARTESANÍA Y TURISMO: SE DIRIGEN A SATISFACER UN MISMO TIPO DE NECESIDAD. Blog de Artesanos Medievales. [En línea] s/f. [Citado el: 10 de Junio de 2018.]  aquí .

Asociatividad en las mujeres tejedoras paraguayas en el distrito de Yataity, Guairá, Paraguay. Olmedo Barchello, Selva Margarita, Achinelli Báez, Marcela Fernanda y Ayala Alfonso, Dahiana Elizabeth. 2016. 1, s.l. : Universidad Autonoma de Asunción, 2016, Revista Internacional de Investigación en Ciencias Sociales, Vol. 12, págs. 43-60.

Fundación en Alianza. 2012. La Magia de Nuestra Tierra. Asunción : En Alianza, 2012.

Garcia Cuetos, Ma. Pilar. 2011. El patrimonio cultural. Conceptos básicos. Prensas Universitarias de Zaragoza. [En línea] 2011. [Citado el: 25 de julio de 2018.] aquí  .

González Torres, Dionisio M. 2018. Folklore del Paraguay. Asunción : Servilibro, 2018.

Honorable Congreso de la Republica del Perú. s/f. LEY DEL ARTESANO Y DEL DESARROLLO DE LA ACTIVIDAD ARTESANAL. Sitio web del Honorable Congreso de la Republica del Perú. [En línea] s/f. [Citado el: 06 de Junio de 2018.] aquí  

Instituto Paraguayo de Artesania. s/f. Artesania. Sitio web del Instituto Paraguayo de Artesania. [En línea] s/f. [Citado el: 06 de Junio de 2018.]  aquí 

La artesanía y su relación con el turismo. Sanchez Bobadilla, Fabiola y Galeano Bate, Santiago. 2018. 2, Asunción : s.n., 2018, Revista Científica OMNES. Universidad Columbia del Paraguay, Vol. 1, págs. 18 - 27.

Lopez, Marisa. 2014. El cántaro, kambuchi. Sitio web de mi . [En línea] 14 de Julio de 2014. [Citado el: 10 de Junio de 2018.] aquí 

Miró Ibars, Margarita. 2017. Artesanía Paraguaya de Carapeguá. Asunción : Servilibro, 2017.

Rivera, Maria, y otros. 2007. La artesanía como producción cultural susceptible de ser atractivo turístico en Santa Catarina del Monte, Texcoco. SciELO - Scientific Electronic Library Online. Universidad Nacional Autónoma de México. [En línea] Junio de 2007. [Citado el: 10 de Junio de 2018.] aquí  .

Secretaria Nacional de Cultural. 2004. Ley N° 2448/04. De Artesanía. Sitio web de la Secretaria Nacional de Cultural. [En línea] 2004. [Citado el: 10 de Junio de 2018.] aquí .



[1] Azara, Félix de. Geografía física y esférica de las Provincias del Paraguay y Misiones Guaraníes. 1790.

[2]  Ozoquerita o también conocido como ceresina, es una cera mineral o parafina natural.

[3] Es un fruto oblongo y casi esférico; posee un sabor muy agradable similar al melón. Nombre científico Sicana odorífera.

[4] Compradora y comercializadora de sus obras.

 


Descargar Revista No.12 en formato PDF

Ver Revista No.12




 Social media
Copyright © 2020
Revista Turismo, Patrimonio y Desarrollo
ISSN: 2448-6809
mail: revistaturpade@gmail.com