/ Descargar / Descargar este artículo

ACTORES QUE INCIDEN EN EL RENDIMIENTO ACADÉMICO PARA EL APRENDIZAJE DEL INGLÉS DESDE LA PERSPECTIVA DE ALUMNOS DE TURISMO

Revista de Turismo, Patrimonio y Desarrollo

Confederación Panamericana de Escuelas de Hotelería, Gastronomía y Turismo (CONPEHT).

www.conpeht-turpade.com

ISSN: 2448-6809

Publicación semestral

Número: 15

Octubre 2021 / Febrero 2022

Autor:

Laura Peñaloza Suárez, Irma Muñoz Muñoz y Elvia Tzutzuki Cruz Arizmendi

Correspondencia:

mumisy@hotmail.com

 

 

ACTORES QUE INCIDEN EN EL RENDIMIENTO ACADÉMICO PARA EL APRENDIZAJE DEL INGLÉS DESDE LA PERSPECTIVA DE ALUMNOS DE TURISMO

Factores que inciden en el rendimiento académico para el aprendizaje del inglés desde la perspectiva de los estudiantes de turismo

 

LAURA PEÑALOZA SUÁREZ, IRMA MUÑOZ MUÑOZ Y ELVIA TZUTZUKI CRUZ ARIZMENDI

Universidad Autónoma del Estado de México, México

 

Resumen:

Múltiples factores inciden en el rendimiento académico de estudiantes mexicanos: contexto socioeconómico, institución educativa, estado emocional; esto propicia reprobación o abandono temporal de estudios, Para el inglés está investigación analizó causas que aprovechan la reprobación de alumnos de Licenciatura en Turismo UAEMex campus Toluca, para la formulación de estrategias de enseñanza que coadyuvan a mejorar su Rendimiento Académico. La metodología aplicada es mixta, cuyos resultados resaltan dos causas: la necesidad de crear estrategias de aprendizaje atractivas e interactivas que motiven al estudiante y lo lleven a identificar la realidad profesional u laboral y generar empatía y confianza con docentes para evitar el desinterés; y la escasez económica que les obliga a buscar ingresos para mantener los estudios.

Palabras clave: rendimiento académico; aprovechamiento escolar; estrategias de enseñanza; reprobación escolar; estudiantes de turismo; educación.

Abstracto:

Múltiples factores afectan el desempeño académico de los estudiantes mexicanos; contexto socioeconómico, institución atendida, estado emocional, etc .; estos factores propician el fracaso y las reaprobaciones académicas, la deserción temporal / definitiva. Para el inglés, esta investigación analizó diferentes causas que contribuyen a la reaprobación de los estudiantes de la licenciatura en turismo sexual de la UAEM en Toluca, con el fin de formular nuevas estrategias de enseñanza que mejoren el rendimiento académico de los estudiantes. La metodología aplicada es mixta y los resultados obtenidos destacan estas importantes causas: la necesidad de crear estrategias de aprendizaje atractivas e interactivas que motiven a los estudiantes y los lleven a identificar la realidad profesional y / o laboral y generen empatía y confianza con sus docentes evitando el desinterés y la escasez económica que los obliga a buscar ingresos para mantener sus estudios. En conclusión, observamos que el AP se debe a la falta de motivación para aprender este idioma y se propone diversificar las estrategias de TL adaptándolas a las necesidades del alumno. 

Keywords: rendimiento académico; Logro estudiantil; estrategias educativas; fracaso academico; estudiantes de turismo; educación.

 

1. Introducción

El papel que tienen las universidades al generar procesos de aprendizaje es de brindar una formación que permite al estudiante desarrollar la capacidad para comprender los conocimientos e información, que le permite un aprendizaje autónomo para el desarrollo de competencias para conducirse adecuadamente en el ámbito laboral; sin embargo, cabe señalar que el Rendimiento Académico (RA) ha sido estudiado en el ámbito educativo desde hace varios años por diversos autores. Para Franco, Gutiérrez y Perea (2011) el RA consiste en: “… la capacidad de respuesta que presenta el estudiante ante diversos estímulos educativos previamente establecidos y también como el término que facilita conocer la calidad de la educación en todos sus niveles” (p 68).

Para Fraile, López-Pastor, Castejón, & Romero (2013), el Rendimiento Académico se relaciona con la demostración de cierto nivel de conocimientos en una materia, la cual a su vez comprende la valoración de la capacidad de respuesta del individuo que permite estimar lo aprendido tras un proceso formativo, que, por cierto, responde a un carácter multidimensional y multifactorial.

Erazo (2012), por su parte, puntualiza que el RA es el resultado de los recursos y las capacidades individuales que cada estudiante, lo cual le otorga una condición de fenómeno subjetivo y social, de múltiples relaciones y complejidades, en virtud de que existen factores tanto subjetivos como sociales que lo constituyen; y aun cuando tiene relación directa con la promoción y evaluación de los estudiantes, también existe un grupo de condiciones multicausales que lo caracterizan: género, edad, ocupación, nivel educativo de los padres; condición cognitiva, frecuencia de estudio, hábitos; así como rasgos de personalidad, clima afectivo y seguridad, entre otras.

García (2014) maneja diversos indicadores que permiten precisar el Rendimiento académico de los estudiantes: asignaturas rendidas desde el momento del ingreso, asignaturas aprobadas, promedio de calificaciones (con o sin aplazos) y número de aplazos acumulados en la carrera, los cuales tienen que ver con indicadores académicos. Este autor también establece que existen factores individuales (demográficos y socioeconómicos), que podrían catalogarse dentro de los indicadores familiares, y otros más que denomina “organizacionales”, pero que se relacionan con la propia institución educativa (políticas académicas, planes de estudio y recursos ); y establece que todos ellos no sólo ver el rendimiento de los estudiantes, sino que pueden estar influyendo directamente en el abandono de los estudios,

Otros autores como Ibarra & Michalus (2010), coinciden en que, condiciones como el género, nivel de instrucción de los padres; situación académica previa (titulación, promedio, escuela y localidad donde el alumno realizó estudios de nivel medio); así como el desempeño en el primer año de carrera, son otros factores internos para considerar en dicho estado. Y que los factores externos, suelen estar asociados a cuestiones sociodemográficas como el nivel económico del estudiante, condición social; situación familiar, adscripción laboral, entre otros. Los factores internos, se refieren al estado escolar que guarda el alumno durante su paso por la institución educativa, en el que inciden tanto las características inherentes del estudiante, como las asociadas con la propia escuela donde éste se desarrolla.

En los estudios de Esguerra & Guerrero (2010) y de Acevedo & Pavés (2011) relacionados con los estilos de aprendizaje propuestos por Honey y Mumford en 1986 (aprendizajes activo, reflexivo, teórico y pragmático), se establece que dichos estilos se encuentran asociados con el Rendimiento Académico, y suelen estar presentes a lo largo de toda la carrera profesional que cursan los estudiantes.

Ambas investigaciones coinciden en que, la tendencia general de los alumnos hacia el uso de un estilo de aprendizaje en particular, dependderá de una red de causas diversas como puede ser el tipo de carrera (en unas, los estudiantes suelen ser más teóricos; en otras , más pragmáticos); condiciones familiares como los periodos de convivencia con padres y hermanos (lo que puede incluir a los estudiantes hacia el estilo reflexivo); y variables asociadas al entorno social, económico y familiar (lo que puede determinar que los alumnos tengan un estilo de aprendizaje activo).

En un estudio de Chan (2011), se hace referencia al término “procrastinación” como la oportunidad de posponer actividades académicas durante la formación del estudiante de educación superior lo que, en consecuencia, incide en su Rendimiento Académico. Se analizan diversos aspectos: familiar, social, personal, logros y fracasos, así como trayectoria académica (repitencia escolar, aprobación de materias, etc.). Entre los resultados principales de este estudio, se encuentra que los estudiantes procrastinan típicamente, siendo los varones quienes lo hacen más: realizar tareas al último minuto, poster trabajos o lecturas que no les agradan, situaciones que se atribuyen a la desmotivación y falta de hábitos de estudio.

En una investigación de Ocaña (2011) también relacionada con el Rendimiento Académico, se describen algunas de las variables que influyen sobre él, y que abarcan una amplia gama: condiciones de financiamiento escolar, evaluación de ingreso, cantidad de estudiantes; programas de acompañamiento o tutoría, nivel académico a cursar; cantidad de horas y calidad bilingüe de la institución. El autor también considera el desempeño en las evaluaciones de aptitud y en los exámenes de admisión, rendimiento previo en otras asignaturas universitarias, los efectos de las cargas laborales o académicas, vocación del estudiante y facilidades institucionales, entre otras.

En la investigación de Franco, Gutiérrez & Perea (2011), se establece que existe una relación estadísticamente significativa entre la depresión y el Rendimiento Académico, y que suele ser más frecuente en mujeres, aparecer en estratos económicos más bajos, y entre quienes cursan del primero al quinto semestre de una carrera, esto con base en una muestra tomada a 385 estudiantes de una universidad pública colombiana.

Los autores también postulan que el nivel socioeconómico influye en el desempeño de los alumnos, pero que la identificación temprana de este tipo de indicadores, así como de la propia depresión que podrían estar enfrentando los estudiantes a causa de ello, minimizaría la posibilidad de un bajo rendimiento académico y reduciría otras conductas de riesgo para su salud.

Otro estudio que relaciona el estado emocional y el RA de los estudiantes (Páez & Castaño, 2015), se precisa que los alumnos emocionalmente inteligentes presentan mayor autoestima, bienestar y satisfacción emocional e interpersonal, calidad de redes interaccionales, así como menor disposición a comportamientos disruptivos, agresivos o violentos. En esta investigación también se establece que el IE incide en menor ansiedad y depresión, lo cual incrementa el Rendimiento Escolar, puesto que los alumnos pueden afrontar mejores situaciones de estrés académico.

Estos estudios han demostrado que sí el rendimiento académico no es una prioridad para las instituciones, la labor que tienen de fortalecer el desarrollo profesional de los estudiantes, evitará articular social y productivamente las metas educativas, dado que requieren centrar el aprendizaje, la formación y la generación de saberes para que los estudiantes conciban el proceso educativo de manera adecuada para que no limiten su actuar profesional.

Como puede observarse con base en esta revisión documental, las condiciones de rezago, reprobación y deserción en las diferentes unidades de aprendizaje (materias) que cursan los estudiantes universitarios, los inclina a una situación de Riesgo Académico, ocasionado por su bajo Rendimiento. De aquí que, para efectos de esta investigación, se haya tomado una condición de riesgo, como la deserción, para descubrir sus causas y en consecuencia, determinar cómo incide en el Rendimiento Académico de los estudiantes.

Se elige la UA de inglés, que en la carrera de Turismo que se imparte en la UAEMex, ya que suele presentar los más altos niveles de reprobación y por lo tanto, propiciar que los estudiantes que la cursan se encuentran en constante situación de riesgo. Para mejorar esta condición de riesgo académico el docente requiere comprender de forma clara, los mecanismos para impulsar modelos educativos que le permitan desarrollar la capacidad de intervención, implementar estrategias y actividades que le lleven de manera articulada, a forjar estudiantes con criterio y habilitar su entorno para que el estudiante pueda desarrollar y aplicar conocimientos de un campo profesional. A continuación, se precisa el objetivo y la metodología seguida para averiguar las causas.

2. Metodología

El Objetivo General que orientó la presente fue: Analizar las causas que necesitan investigación a la reprobación de la Unidad de Aprendizaje de Inglés de los alumnos de la Licenciatura en Turismo para la formulación de estrategias de enseñanza que coadyuvan a mejorar su Rendimiento Académico.

Bajo un enfoque mixto; se llevó a cabo un estudio con una perspectiva integradora que maximizara las fortalezas tanto del enfoque cuantitativo, como del cualitativo, lo que se consideró podría proporcionar una mejor comprensión del problema de investigación, que difícilmente aportaría cualquiera de los dos enfoques por sí solos. De acuerdo con Ruiz Medina (2013): “… el enfoque mixto es un proceso que recolecta, analiza y vincula datos cuantitativos y cualitativos en una misma investigación o una serie de investigaciones para responder a un planteamiento, y justificar la utilización de este enfoque en su estudio considerando que ambos métodos (cuantitativo y cualitativo) se entremezclan en la mayoría de sus etapas,

Para este estudio, primero se realizó un ejercicio descriptivo documental que recolectará y analizará los elementos que conforman el rendimiento académico, con el cual se determinaron dos momentos o etapas del estudio empírico; el tipo de investigación, para la primera etapa se centró en el enfoque cuantitativo, se aplicó un estudio descriptivo que, de acuerdo con Miller (2011, pp. 621-624), se trata de una representación detallada de características y propiedades para favorecer la clasificación, agrupamiento o síntesis de aquello que se estudia. Se trabaja sobre la realidad de los hechos. “En los estudios descriptivos, el investigador se limita a medir la presencia, características o distribución de un fenómeno en una población en un momento de corte en el tiempo” (Veiga, de la Fuente y Zimmermann, 2008, párr. 14), y su propósito,

Se instrumentó a través de la técnica de cuestionario, su aplicación fue en línea, vía Google Forms (T-shirt), dirigido a 128 alumnos de la Licenciatura en Turismo que, de acuerdo con los registros del Departamento de Control Escolar de la institución, se encontraban en situación de riesgo académico durante el periodo 2019B (agosto 2019-enero 2020); en tal encuesta se formularon preguntas generales en torno a las condiciones institucionales, académicas y personales que podrían estar incidiendo en su situación de RA. El número, tipo de preguntas y respuestas obtenidas, se incluyen en el apartado de Resultados.

En un segundo momento, el enfoque cualitativo sirvió para ampliar las respuestas obtenidas a través de lo cuantitativo; el tipo de investigación considerado fue el comprensivo, propio de este tipo de investigaciones, que: “… hace referencia al entramado decisiones y actuaciones, de orden epistemológico y metodológico, que permiten acceder comprensivamente al sentido de las prácticas de vida” (Vázquez y Arango, 2011, párr.5). Porque se determinó que, para llegar a la comprensión de los datos obtenidos, era necesario no sólo acercarse a la realidad ya los sujetos que conviven en ella; observarlos, pero también tratar de entender mejor el porqué de sus acciones, opiniones, pensamientos, En esta etapa, se aplicó la técnica del Grupo de Enfoque que, por razones de la contingencia sanitaria provocada por el COVID-19,

De esta forma, 8 –de los 16 convocados-, se reunieron de forma síncrona a respondedor las preguntas previamente preparadas, y otras interrogantes más que se formularon durante la sesión; así, el llamado “multimétodo” o método mixto de investigación (Di Silvestre, s / f; Pereira, 2011) que combina tanto el enfoque cuantitativo como cualitativo, hizo posible el descubrimiento de las causas concretas que están propiciando la situación de RA, expresadas por los propios estudiantes entrevistados.

Con el estudio se pretendía determinar las características internas, propias de la institución, de los profesores, de los procesos de enseñanza y aprendizaje, de los mismos estudiantes de la Licenciatura en Turismo que están propiciando la situación problemática, el por qué los alumnos están reprobando inglés; esto, para plantear estrategias que solucionar dicha condición. 

En la primera fase, el método de trabajo se determinó por el método estadístico por conglomerados; en el que el muestreo o las unidades muestrales no son elementos individuales de la población, sino grupos de elementos. En este caso, la población considerada fueron los alumnos de la Facultad de Turismo y Gastronomía de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEMéx), quienes se encuentran cursando la Licenciatura en Turismo, del segundo al décimo periodo (considerando únicamente los semestres impares: 1 °, 3 °, 5 °, 7 ° y 9 °). Y de ellos, aquéllos que se encuentran en condición de Riesgo Académico, cuyo número varía cada semestre; se seleccionó aleatoriamente el conglomerado –los alumnos en dicha condición-, “muestreando” a todos los elementos individuales del conglomerado elegido (estudiantes que estaban cursando el semestre 2019B).

En cuanto a la etapa relativa al enfoque cualitativo, el método de trabajo se estableció a través de la distinción de los llamados “informantes clave”; es decir, la población elegida, de "entrada", fueron aquellos estudiantes que se encontraron en Riesgo Académico, por estar reprobando la materia de inglés. Y en este caso, la muestra fue elegida por conveniencia (Monje, 2011, pp.129-164), a través de la invitación a aquellos estudiantes que hubieran participa llenando el primer cuestionario en línea, pero que tuvieran la condición específica de haber reprobado o dado de baja la materia de inglés.

En consecuencia, las técnicas de investigación consideradas para la recopilación de información fueron el cuestionario, para la etapa cuantitativa, y el Grupo Focal, para la cualitativa. En el caso del cuestionario, éste contenía 2 secciones, una dedicada a Datos Generales, y otra a 5 preguntas cerradas, cada una con diferentes opciones de respuestas, en torno a las condiciones y situación que viven los alumnos. Dicha encuesta fue diseñada y aplicada a través de un instrumento digital provisto por Google Forms, toda vez que se contaba con los datos de los estudiantes y con sus cuentas de correo electrónico.

Para la etapa cualitativa, se elaboró ​​un guion de 5 preguntas, las cuales fueron formulando y replanteando durante el desarrollo de esta entrevista grupal vía remota; a todos se les formularon las mismas interrogantes de manera abierta, para que contestaran de forma espontánea, estando todas las preguntas íntimamente relacionadas con la condición de reprobación o baja en la UA de inglés. A continuación, se incluye el apartado de resultados con el posterior análisis hecho a las respuestas recibidas por parte de los alumnos en una situación de riesgo, que, a su vez, está afectando su Rendimiento Académico.

3. Resultados

Durante el período de estudio, la Facultad registró 128 alumnos en situación de Riesgo Académico de la Licenciatura en Turismo, en la materia de inglés; los cuales fueron invitados a participar en la investigación a la cuál, respondieron 48 alumnos. Para la fase de estudio cuantitativa, se aplicó un cuestionario diseñado y enviado a los correos de los estudiantes, vía la aplicación Google Forms (camiseta). El instrumento se obtuvo de forma anónima y se incluyó el título: “Causas del Riesgo Académico de los alumnos de la Licenciatura en Turismo”, así como el objetivo del cuestionario: Identificar las causas que se encuentran en la situación de Riesgo Académico de los alumnos de la Licenciatura en Turismo para la formulación de estrategias de apoyo. el cuestionario contenía 2 secciones, una dedicada a Datos Generales, y otra a 5 preguntas cerradas,

Para la fase cualitativa se realizó una guía de entrevista, con 5 preguntas abiertas, enviado vía un grupo de alumnos que hubieren reprobado o dado de baja alguna UA; fueron enviados 48 correos para buscar su participación en una actividad síncrona programada a través de la herramienta Zoom de videoconferencia-. Se recibieron 8 respuestas positivas de estudiantes de todos los semestres de la Licenciatura, que estaban de acuerdo con participar de manera abierta, para que contestaran de forma espontánea, estando todas las preguntas íntimamente relacionadas con la condición de reprobación o baja en las UA.

Para señalar los resultados obtenidos durante el estudio, a continuación, se incluyen las interrogantes que se consideran más relevantes, y algunas figuras que ilustran las respuestas obtenidas. Del apartado de datos generales se tiene que la edad es un factor importante porque va segmentando las formas de desarrollo del estudiante y sus necesidades cotidianas; el 21.7% son alumnos de 19 años, 32.6% de 20 años y 43.9% se encuentra en el rango de 21 a 31 años lo que parece indicar que reprueban las unidades de aprendizaje del área de inglés a partir del cuarto semestre de la carrera, por lo que se puede inferir que, a medida que se avanza en la formación profesional, éste se vuelve más complejo y con más responsabilidades, lo que tal vez resta tiempo a los alumnos para dedicarse más a los estudios.

Como se observa en la fig. 1, los padres del 38% de los encuestados tiene estudios entre primaria y secundaria, 6% no señalan el nivel de estudios, 23% registran el nivel medio superior, 29% nivel superior y 4% posgrado. - lo que indica que los padres con estudios de nivel medio superior -que en conjunto suman 56% -, muestra que hay una influencia de los padres, por el cual los estudiantes se encuentran ya en la licenciatura.   Cabe reconocer que esta condición también es motivada por las expectativas que tienen de encontrar mayores y mejores oportunidades laborales obteniendo mayor nivel de estudios que las generaciones anteriores. 

 

Figura. 1.   Nivel educativo de los padres de los alumnos encuestados.

Fuente: Elaboración propia, con base en el cuestionario aplicado en línea a través de Google Forms a los alumnos de Turismo, en el mes de noviembre de 2019.

 En relación con la situación de los encuestados, se observa que tienen la necesidad formativa y la laboral, ya que hay un nivel alto de alumnos que trabajan para poder resolver gran parte de sus necesidades económicas y así poder seguir estudiando.

Aun cuando poco más del 50% de los alumnos encuestados no labora, un gran porcentaje (poco menos de la mitad) sí se encuentra en dicha situación laboral, lo que permite determinar de alguna forma, que existe cierta relación entre la labor extracurricular que desarrolla , y su posible reprobación y / o situación de Riesgo Académico; y relacionado con la interrogante anterior, se les cuestionó también a los discentes en torno a sus horarios laborales para determinar de alguna forma, su disponibilidad de tiempo para el estudio así como su posible dedicación a las materias.

 

 

 

Figura. 2.   Situación laboral de los encuestados.

Fuente: Elaboración propia, con base en el cuestionario aplicado en línea a través de Google Forms a los alumnos de Turismo, en el mes de noviembre de 2019.

 De ello, el 12.5% ​​reportaron trabajar en un horario o turno nocturno, 4.2% reportó que trabaja por las tardes y otro 14.6% manifestó que su horario es variable, lo que permite deducir que los horarios fijos de escuela, o bien, el que acudan en turno matutino o vespertino, sin duda beneficia a quienes trabajan, ya que ello les permite dedicar parte de su tiempo a la Universidad, y otra parte a laborar, independientemente del turno, o incluso, sin importar el número de horas que, por ley, no puede exceder de las 8 horas. Además, el 8% de estos estudiantes encuestados, tienen familia propia –hijos-, lo que implica que le deban dedicar más tiempo a la pareja y / oa los hijos, lo que resta tiempo de dedicación a la escuela. Como puede observarse, se trata de condiciones psicosociales complejas, en las que intervienen factores sociales,

Si bien observamos que la primera parte del cuestionario correspondió a la recopilación de datos generales de los estudiantes, la segunda parte, identifica las razones institucionales y académicas - pero en función de la dedicación a los estudios-, con la información recabada vemos que algunos aspectos pueden o no contribuir a la situación de rendimiento académico como lo relacionan principalmente la interacción con el profesorado y el conocimiento anterior que se tienen del idioma. Aunque como se puede apreciar en la figura 3, los alumnos encuestados coinciden en señalar, que en el 27% de las situaciones de reprobación se deben a su relación con el profesorado y su estrategia de enseñanza, 19% correspon al conocimiento previo del alumno en torno a los saberes que se imparten en la UA a cursar, y 17% a la complejidad de la propia UA. Es decir,

 

 Figura 3. Causas Académicas que a la reprobación de alguna Unidad.

Fuente: Elaboración propia, con base en el cuestionario aplicado en línea a través de Google Forms a los alumnos de Turismo, en el mes de noviembre de 2019.

 

Como se ha venido resaltando, el Rendimiento Académico no sólo tiene relación con cuestiones propias del proceso EA, sino también con el ambiente institucional: con las facilidades y   apoyos que se ofrecen a los alumnos dentro de la propia Universidad, como puede ser la infraestructura - salones, acceso a Internet, herramientas tecnológicas, equipo y material de trabajo, etc.-, o bien, con cuestiones de gestión administrativa –horarios, pagos, normatividad, entre otros factores-, así como con programas de apoyo tutorial.

Otro aspecto como la normatividad institucional de referencia de cuestiones de “bajas” automáticas por parte del sistema automatizado de Control Escolar, inasistencias, falta de pago de la cuota de inscripción durante el primer mes de estudios, etc .; ésta se considera una respuesta importante ya que refleja la necesidad de una mayor flexibilidad en términos del reglamento escolar, como podría ser el caso de lo relativo a las asistencias en un modelo educativo presencial como el que se reporta (los alumnos universitarios deben cubrir por lo menos 80% de asistencias presenciales, porque si no, son obligados a presentar Evaluación Extraordinaria –segunda oportunidad-). También es importante la norma en que, si el alumno no da “de baja” la Unidad de Aprendizaje en el periodo estipulado para ello –suele ser concluyendo las fechas de la Primera Evaluación Parcial, dos meses después de iniciado el semestre-, y continúa cursando la UA, si la reprueba, automáticamente se coloca en situación de Riesgo Académico. Lo que procede si reprueba, es que debe volver a cursar dicha materia posteriormente; pero si la “da de baja” antes de reprobarla, esto no afecta su trayectoria académica, aunque puede quedar en una posible situación de rezago.

 

 

Figura 4. Causas Institucionales que actualizar a la reprobación en alguna Unidad de Aprendizaje.

Fuente: Elaboración propia, con base en el cuestionario aplicado en línea a través de Google Forms a los alumnos de Turismo, en el mes de noviembre de 2019.

Otra parte de la normatividad institucional es que, si el alumno reprueba la misma UA dos veces, es dado de baja automáticamente por el sistema de Control Escolar, sin importar en qué semestre se encuentre. Por lo tanto, deberá volver a cursar toda la Licenciatura. Y esta situación resulta muy común en el caso de inglés, que suele ser la unidad de aprendizaje con mayor índice de reprobación en la Facultad de Turismo y Gastronomía de la UAEMéx. Y sólo por ella, el estudiante pone en peligro toda su formación profesional. Otra de las causas institucionales que los encuestados señalaron (con 22.9%) fue la opción relativa a los estímulos económicos, permitir ver que, si no existe un incentivo financiero, a los estudiantes se les dificulta continuar cursando sus estudios. Lo que resulta lógico ya que no pueden solventar sus gastos de transporte, alimentación e incluso hospedaje, ya que un número importante de quienes cursan la carrera de Turismo, suelen ser foráneos (aproximadamente 40%); y la mayoría tiene que cubrir más gastos al encontrarse fuera de casa.

Un número importante de encuestados (20.8%), Apuntó también como relevantes tres de los programas de apoyo institucionales que se les brindan: tutoría académica, Mentoría y Asesoría Disciplinar, que parecieran no estar arrojando los efectos deseados: en la Facultad de Turismo se asignan a los estudiantes de la carrera en Turismo un tutor académico, quien lo acompaña durante su trayectoria académica para garantizar que culmine exitosamente la carrera. También se ha implementado el Programa de Mentoría, que consiste en la asesoría entre pares, es decir, que un alumno aventajado, puede ayudar a sus propios compañeros para aprobar la materia que se trate, con explicaciones y asignación de ejercicios. Se cuenta además con un programa más de apoyo, el de Asesoría Disciplinar, el cual se refiere a la asignación de un profesor para asesorar de manera extracurricular a aquellos estudiantes que están reprobando una materia específica; pero pareciera que estos 3 programas, no son tan eficientes como se esperaría, lo que podría dar pie a otro estudio futuro.

Una causa institucional más, que también recibió 20.8% de respuestas, fue la falta de herramientas tecnológicas y de software, ya que algunos estudiantes carecen de equipo de cómputo, siendo que la mayor parte de los trabajos y tareas que se les asignan a los alumnos universitarios involucran una computadora o laptop, o por lo menos, les significa contar con los recursos suficientes para la realización de trabajos en “cibercafés” o salas de cómputo públicas, para la impresión de algunos documentos e incluso para la consulta de ciertos materiales de lectura o recursos de apoyo. Si a esto se le suma el 4.2% de respuestas que le atribuyen la reprobación a la falta de Internet, pues el porcentaje relacionado con la tecnología se incrementa; aun cuando la Universidad pública cuenta con acceso gratuito a la red dentro de sus instalaciones,

Por otro lado, se resalta que, aun cuando en la gráfica se puede apreciar un 25.2% asignado a "otras respuestas", se observa que ellos hicieron referencia a factores individuales o "aislados" (los cuales recibieron una o dos respuestas cada una) : carencia de aulas y laboratorios adecuados, falta de mobiliario, inasistencias por razones personales, y otros no especificados. Aunado a los aspectos académicos e institucionales, se les cuestionó a los alumnos en torno a las posibles causas personales que necesitan la reprobación de algunas unidades de aprendizaje, las cuales tienen que ver con la parte afectiva, con el entorno familiar, con disponibilidad de horarios en casa para estudiar, e incluso con su situación socioeconómica. Las contestaciones recibidas se presentan en la figura 5. En cuanto a las causas personales reportadas, puede verse que, aun cuando el porcentaje más alto (54.2%) corresponda a “otros”, se trata también de cuestiones muy particulares o reportadas por los alumnos, que sería demasiado extenso precisar; factores como cuestión de vocación, condiciones de la vivienda, responsabilidades familiares; problemas financieros, cuestiones laborales, etc.

 

 

Figura 5. Causas Personales que actualizar a la reprobación en alguna Unidad de Aprendizaje.

Fuente: Elaboración propia, con base en el cuestionario aplicado en línea a través de Google Forms a los alumnos de Turismo, en el mes de noviembre de 2019.

 

Seguido de estos factores tan específicos, se encuentra el segundo mayor porcentaje que corresponde a la falta de compromiso personal (37.5%), seguido del estado emocional, tiempos de traslado y hábitos de estudio. Por lo que se reitera que, aun cuando la reprobación es un problema multifactorial relacionado con cuestiones particulares de cada estudiante, la mayoría manifiesta una gran necesidad de apoyo psicológico y motivacional como una forma de reforzamiento positivo durante su trayectoria académica, resultado que también se refuerza en la siguiente etapa del estudio, correspondiente al estudio cualitativo desarrollado en un grupo focal al que se entrevistó en una sesión específica.

Esta parte del instrumento permite señalar que existen condiciones comunes que infieren la necesidad de contar con algunos medios de seguimiento curricular que detectan las condiciones personales, sociales, culturales y económicas de los estudiantes, para evitar el rezago académico en unidades de aprendizaje indispensables en la carrera de turismo, como lo es el inglés.

Por otro lado, el docente requiere comprender de forma clara los mecanismos para impulsar modelos educativos que le permitan desarrollar la capacidad de intervención, implementar estrategias y actividades que le lleven de manera articulada, a forjar estudiantes con criterio para habilitar su entorno y desarrollar conocimientos de un campo profesional.

Para Finalizar this stage cuantitativa de la Investigación, se les Pregunto una los Estudiantes about Las Posibles Estrategias Académicas Que se pudieran implementar en la Facultad de Turismo y Gastronomía para Evitar la reprobación, o bien, para disminuir SUS índices, ya Que se considera Que ellos, los recipiendarios de los posibles apoyos y medidas que se implementan –o que podrían desarrollarse- de manera cotidiana en la institución, son quienes conocen mejor sus necesidades.

Con base en las respuestas obtenidas, puede verse en la figura 6, que 41.7% de los alumnos considera importante la capacitación docente, lo que tiene relación y coherencia con las contestaciones reportadas en la parte de problemas académicos relacionados con la reprobación, donde los encuestados reportaron que el profesor tiene mucho que ver en ello. Lo que llama la atención, es que los alumnos también asumen su propia responsabilidad, y reportan necesitar cierta preparación en temas de auto aprendizaje, completando así el binomio del proceso enseñanza –por parte de los docentes- y aprendizaje –por parte de los estudiantes- . Otro importante (31.3%) porcentaje respondió que preferiría asistir o participar más en eventos académicos como cursos, concursos, exposiciones, etc., lo que denota un creciente interés por lo que ocurre en su entorno, y un reconocimiento de que el aprendizaje no se circunscribe a las aulas; otro número importante establece como estrategia para evitar la reprobación la asesoría disciplinar –por parte de los profesores, y otras respuestas se relacionan con la necesidad de cursos y talleres extracurriculares.

 

 

Figura 6. Estrategias académicas sugeridas para evitar o disminuir índices de reprobación.

Fuente: Elaboración propia, con base en el cuestionario aplicado en línea a través de Google Forms a los alumnos de Turismo, en el mes de noviembre de 2019.

 

A partir de las respuestas relacionadas unas con la capacitación de los profesores y otras con la responsabilidad que los propios alumnos se reconoce la necesidad de tener en el proceso EA, la existencia de programas de asesoría, así como cursos y talleres fuera de las horas dedicadas a las clases presenciales, esto con la finalidad de apoyar al estudiantado a través de ejercicios prácticos   y explicación específica de los vacíos que existen en su aprendizaje,   los estudiantes encuestados requieren de estas acciones académicas en su conjunto, que a pesar de estar siendo instrumentadas por parte de la institución educativa, se evidencia la necesidad de evaluarlas y / o replantearlas para la obtención de mejores resultados.

En la segunda etapa de la investigación, tal y como se reporta en el apartado metodológico, se consideró pertinente llevar a cabo la instrumentación del enfoque cualitativo. Para ello, se organizó un Grupo de Enfoque con alumnos que hubieran reprobado o dado de baja la materia de inglés. 8 estudiantes, respondieron a la invitación, y se conectaron en una sesión virtual síncrona; algunas de las respuestas más relevantes, se resumen a continuación:

1) Los alumnos coinciden en reconocer la importancia del idioma inglés, y su aplicación en la vida cotidiana, especialmente en relación con su disciplina –turismo-. Sin embargo, consideran necesario cursar el idioma desde los niveles básicos de educación (primaria y secundaria), o bien, durante todos los periodos que abarca la formación profesional, porque en el caso de la Licenciatura en Turismo, no se cursa el estudio de la lengua durante los dos primeros semestres.

2) Hablar inglés todo el tiempo que dura la clase, ya que los estudiantes consideran que es una buena estrategia para “acostumbrar el oído”, e irse familiarizando con el vocabulario y su pronunciación. Asimismo, organizar grupos de conversación, o bien, simular situaciones cotidianas, para dar sentido al aprendizaje del idioma, y que vean dónde y cómo puede ser aplicado.

3) Los estudiantes reportan la necesidad de abordar un solo tema, o dos como máximo, durante cada clase, pero que éste quede bien entendido, y que todas sus dudas puedan despejarse. Porque en una sola sesión, suelen verse diversos temas como algún tiempo verbal, y el uso de adverbios, o de artículos en la oración y aplicados a diferentes situaciones. Consideran que eso provoca dispersión y confusión en torno a una lengua que ya consideran complicada per se.

4) También observan que el número de alumnos de cada grupo en las universidades públicas suele ser mayor a 20; siendo que han identificado que un número menor, entre 10-12 como máximo, puede ser mejor atendido por el profesor, ya que las preguntas se pueden contestar de manera individualizada, o bien, se puede evitar la dispersión a la hora de la explicación o respuesta (es más fácil enfocar la atención en grupos pequeños).

5) Todos los entrevistados reportan que requieren de mayor explicación, y de más actividades prácticas por parte de los profesores; porque una “clase tipo”, cualquiera, suele consistir en una breve presentación del docente en relación con el tema, y luego, la realización de múltiples ejercicios, o bien, lecturas, en un libro destinado a ello: explicación-ejercicio escrito; y este binomio suele resultarles aburrido, considerando insuficiente la descripción del tema, e inútil la realización de tareas en clase que, muchas veces, ni siquiera alcanzan a revisarse o retroalimentarse en el momento por falta de tiempo, lo que normalmente los deja con más dudas o sin haber aprendido bien la temática.

6) Mantener la motivación a través de la variación de estímulos, y de la aplicación de estrategias diversas en una sola clase, y todo en relación con un mismo tema, consideran que igualmente ayuda. Si de por sí ven inglés como una clase difícil, y a ello le suman la escasa explicación del profesor, y el exceso de ejercicios en libro, el propio deseo del alumno por aprender se ve apagado ante dicha falta de motivación. E implementar acciones dinámicas concretas como creación de grupos de conversación, dramatizaciones, proyección de comerciales, videos o caricaturas, entre otras.

7) Llevar a cabo actividades de interacción e integración no sólo del grupo, sino también del docente con el grupo, para que los alumnos puedan desarrollar un vínculo con él, y tener más confianza para despejar dudas, pedir una asesoría más personalizada, solicitar apoyo para la realización de ciertas tareas.

8) Ofrecer apoyo psicológico y emocional a los estudiantes, ya que los alumnos reportan necesitar profesores con mayor empatía hacia su condición emocional y de ánimo, puesto que la etapa psicológica en la que se encuentran los jóvenes, especialmente quienes cursan de 1° a 5° semestre, suele ser difícil y cambiante, y requerir una red de apoyo conformada por padres de familia, docentes, autoridades, e incluso, sus propios compañeros.

 Como estudio mixto se encontró una representación detallada  que hacen los estudiantes de la licenciatura en turismo respecto a la situación que presenta la enseñanza del idioma inglés ya que indican algunos puntos comunes generadores de problemáticas que enfrenta el estudiante en riesgo académico como ha sido la falta de motivación en el trabajo áulico, uso de estrategias que solo permiten la participación de algunos alumnos y no del grupo, la existencia de materiales poco visuales, exposiciones repetitivas que carecen de realidad, otras que tienen que ver con el ambiente personal , familiar y de la esencia de su contexto que se consideran las causas más importantes del problema planteado. Desde la metodología se hace referencia a la importancia de las decisiones y actuaciones, que dan sentido de las prácticas ejecutadas por el estudiante por lo que el acercamiento que se hizo con los estudiantes permitió identificar su realidad y entender sus acciones, opiniones, pensamientos, con lo cual se da la siguiente discusión.

 4. Discusión

A través de esta investigación, se identificaron algunas de las causas que están propiciando el bajo Rendimiento Académico de los estudiantes, y en consecuencia, la reprobación en una unidad de aprendizaje vital en la carrera de turismo como lo es el inglés, lo que los coloca en una situación de riesgo escolar.

Bajo el enfoque mixto se analizó que las principales causas que contribuyen a la reprobación de la Unidad de Aprendizaje de Inglés de los alumnos de la Licenciatura en Turismo están determinadas por factores como el nivel educativo del núcleo familiar, las condiciones económicas que determinan la necesidad de trabajar para mantener los estudios, la interacción con los docentes y el manejo de conocimientos previos, así como la capacidad de entendimiento del idioma.

Por otro lado, es preocupante el desconocimiento normativo institucional que tienen los estudiantes, así como la falta de compromiso para el aprovechamiento de los apoyos institucionales que tienen para evitar el rezago académico y quedar en riesgo de no concluir sus estudios de licenciatura.

Tanto el acercamiento con la realidad que presentan los estudiantes  con Riego Académico, como la  sustentación de las condiciones que generan el rendimiento académico en los estudiantes desde la perspectiva de diversos autores, nos permitió asumir algunas posturas referentes a las causas que existen de manera común para que los estudiantes que cursan el idioma inglés vayan presentando rezagos al no contar con las estrategias adecuadas para el desarrollo del proceso de enseñanza – aprendizaje en el trabajo áulico. Ejemplo de ello lo tenemos al verificar que en el estudio el 44% tienen un nivel máximo de secundaria y 56% mayor al nivel medio superior validamos que como se revisó en la literatura, casi todas las pruebas, los estudiantes con papás que han estudiado más allá del bachillerato presentan mejor ejecución y alto nivel (pruebas verbales, auditivas, de codificación, etc.)

En otro aspecto se partía de un hecho comprobado, que el nivel educativo de los padres incidía en el aprovechamiento e interés del estudiante, Matute, et. al., 2009, pp. 266-272, demuestra que existe una alta correlación entre el promedio de escolaridad de los padres, y las puntuaciones que obtienen los estudiantes en pruebas de atención y memoria; quienes tienen padres con nivel educativo bajo, independientemente de la escuela donde estudien, obtienen menores puntuaciones que quienes tienen padres con nivel educativo alto y lo que refuerza la idea reportada en los estudios revisados, que los padres con estudios básicos o de nivel medio, pudieran no visualizar la necesidad de mejorar la condición educativa de los hijos sin embargo en el caso de este estudio el nivel educativo de los padres en más del 60% de los casos cuentan con una escolaridad de nivel medio superior en adelante por lo que el factor no es determinante en las generaciones actuales, en las que los estudiantes tienen y asumen mayor libertad de decisión y que dependen más de sus relaciones en el contexto en que participan.

Cuando se analizó que entre las primeras causas que contribuyen a la reprobación del estudiante está la relación con el profesorado, podemos señalar que existen  situaciones y condiciones que motivan el desarrollo del aprendizaje, tal como  lo estudiaban Usán y Salavera (2018) quienes establecen que la situación de Riesgo Académico, o la reprobación, no se debe atribuir únicamente a causas personales y familiares, como la falta de dedicación del alumno, o el poco compromiso con la escuela, y suponer que el asunto debe resolverse en ese nivel, es decir, de manera individual; ya que también dicha circunstancia puede deberse a factores atribuibles a la propia institución y al contexto del  proceso educativo.

De acuerdo con autores como Scrivener (2005, cit. en Álvarez, 2016), el punto de partida y motivación principal del alumno, para seguir sus estudios universitarios, suelen encontrarla en la parte laboral; sin embargo, cuando la situación se vuelve una obligación dado que el estudiante requiere trabajar para seguir estudiando, implica que el tiempo de estudio se vea menos favorecido para la realización de trabajos, tareas, participación en equipos, además de encontrar motivación en el ámbito laboral por la posibilidad de tener mayor experiencia, no siempre teniendo la posibilidad de aplicar lo aprendido en el aula. Como pueden observarse en la figura 3 las estrategias de E-A se dispersan en factores específicos, o incluso muy individuales como: falta de motivación personal, problemas emocionales, condiciones de incumplimiento propio; falta de recursos económicos para asistir a clases, etc. Las condiciones que resaltan como bien o señalaban Chan (2011) y Erazo (2012), que el RA es el resultado de los recursos y las capacidades individuales que tiene cada estudiante, lo cual le otorga una condición social, de múltiples relaciones y complejidades en el aspecto familiar, logros y fracasos, así como su trayectoria académica qué sin duda alguna, inciden en su Rendimiento Académico.

Con base en lo anterior se consideraron pertinentes algunas estrategias de E-A, para mejorar el Rendimiento Académico de los estudiantes tomando en consideración las sugerencias, colegiadas con base en las contestaciones de los propios estudiantes vertidas en los cuestionarios en línea (etapa cuantitativa de la investigación), y en el Focus Group (etapa cualitativa) que ya se han reportado (tabla 1):

Tabla 1. Estrategias de enseñanza para mejorar el Rendimiento Académico en la Unidad de Aprendizaje de inglés.

Estrategias de enseñanza a aplicar

Acciones positivas para emprender

Acciones negativas que evitar

 

 

 

 

Ilustraciones

 

 

Utilización de imágenes, fotografías, dibujos e incluso dramatizaciones que muestren de forma gráfica, el tema a abordar.

Exposición del tema por parte del profesor, apoyándose únicamente de ejercicios considerados en el texto “base”, evitando el uso de las imágenes incluidas en él como material de apoyo, u otras ilustraciones relacionadas preparadas por el docente, y/o solicitadas a los alumnos.

 

 

Debates

Organización de equipos para el intercambio de información y presentación de ideas contrarias (positivas o negativas, a favor o en contra) en relación con un tema, y con base en un vocabulario preciso relacionado con él.

Interacción bilateral en clase: docente-alumno, obstaculizando que los alumnos se comuniquen entre sí, o participen activamente en pequeños grupos de conversación.

Estrategias de enseñanza a aplicar

Acciones positivas para emprender

Acciones negativas que evitar

 

 

Juego de roles

Simulación o dramatización en torno a una situación real en la cual los estudiantes adoptan un papel específico para abordarla o enfrentarse a ella, a través de diálogos improvisados.

Exposición oral de temas o situaciones hipotéticas por parte del docente, sin establecer una relación o significado con vivencias del alumno, obviando que los estudiantes se identifiquen con un papel concreto procedente de circunstancias reales y lo muestren en clase.

 

 

 

Escenificación

Representación previamente preparada y ensayada, en torno a un tema o situación concreta, con base en material, equipo y los recursos de apoyo que se consideren necesarios para representar una parte de la realidad.

Presentación del tema por parte del profesor, evadiendo la participación directa del estudiante a través de la actuación o representación de situaciones reales con base en materiales y recursos propios, extraídos de su creatividad y originalidad.

 

 

 

Resolución de problemas

Presentación de un conflicto o algún obstáculo, motivando a los estudiantes a resolverlo o presentar alternativas de solución de manera individual o en equipo. Todo íntimamente relacionado con el ámbito de la disciplina, y conjuntando el vocabulario técnico requerido.

Realización de ejercicios del libro de texto para apoyo del tema visto, con dictado de respuestas correctas, o a manera de autoevaluación, sin mediar análisis de errores, explicación de la elección de respuesta, o puesta en común de soluciones consensadas en grupos de trabajo.

 

 

Estudio de casos

Descripción de una situación problemática real o ficticia, la cual los participantes de un equipo deben valorar (analizar, discutir, reflexionar), para poder tomar una decisión en torno a ella, y aportar la opinión o postura propia que se seguiría en dicha circunstancia específica.

Exposición del profesor sin permitir la participación del estudiante a través de preguntas, comentarios, aportaciones relativas al tema, y/o presentación de casos propios elaborados por el propio estudiante.

 

Prácticas guiadas

Aplicación, complementación y profundización de los conocimientos adquiridos, a través de la realización de ejercicios concretos relacionados con el tema, pero bajo la supervisión del profesor.

Asignación de tareas extracurriculares a los alumnos, de manera individual, sin orientación ni guía personalizada del profesor, en íntima relación con sus necesidades personales de aprendizaje.

 

Elaboración de glosarios

Integración de catálogos de palabras sobre temas concretos, con definiciones y comentarios que sugieran su posible aplicación y ejemplificación en diversas situaciones.

Preparación de listados de palabras, sin relación alguna con situaciones específicas, o con contextos determinados.

 

 

Dinámicas de grupo motivacionales

Diseño de ambientes de aprendizaje agradables, lúdicos y dinámicos, utilizando recursos como juegos, música, canciones, que atraigan el interés del estudiante y aseguren su participación, evitando el aburrimiento y el foco en sus problemas personales.

Diseño de un ambiente tradicional de aprendizaje, centrado en la lección, el ejercicio y la tarea; evitando la introducción de dinámicas de grupo, juegos y música en el aula.

Se resalta que, aun cuando los profesores no tienen la formación en Psicología y/o en conducta humana, se pone en evidencia a través de las respuestas recibidas, que sí requieren prepararse en estrategias de enseñanza motivacionales, lúdicas y mayormente interactivas que mejoren el proceso y permitan a los alumnos involucrarse y hacerse más responsables de su propio aprendizaje; lo que se hace especialmente relevante en esta época cuando, debido a la contingencia sanitaria ocasionada por el COVID-19, la educación ha tenido que volcarse al modelo a distancia que dificulta la realización de actividades prácticas o aplicadas, obstaculiza la identificación del estado emocional de los estudiantes, e impide la necesaria socialización de éstos entre ellos mismos lo que, sin duda, pone mayores retos al Rendimiento Académico.

De acuerdo con los resultados presentados hemos coincidido en que existen 8 condiciones que caracterizan al grupo de alumnos en condiciones de riesgo académico en la Facultad y que de manera general se señalan en los diversos estudios que se han abordado en diversas instituciones, los cuáles podrían ser objeto de estudio de investigaciones futuras, y profundizar en cada una de las causas aquí especificadas, con base en la perspectiva de los estudiantes universitarios, y de los autores señalados, siendo estas:

1. Género: por medio de esta investigación, se pudo identificar que están reprobando por igual hombres y mujeres; el porcentaje se inclina ligeramente al sexo femenino, pero se considera que esto se debe a que en la carrera de Turismo que se oferta en la Universidad Autónoma del Estado de México, predomina dicho sexo.

2. Edad: alto porcentaje de los alumnos reprobados se ubica entre el 3° y el 5° semestre; lo que también se relaciona con la etapa de juventud, y, en consecuencia, emocional, en la que se encuentran. Se considera que, a mayor madurez, mayor disciplina y concentración en los estudios.

3. Ocupación: tal y como se reportó, un poco menos de la mitad de los estudiantes encuestados trabaja; en consecuencia, mantener horarios rígidos (turno matutino, o turno vespertino), favorece más su condición laboral, ya que pueden dedicar turnos completos a una actividad o la otra.

4. Nivel educativo de los padres: los participantes en la encuesta reportaron que sus papás cuentan con un nivel educativo básico y en menor medida, medio superior, lo que se considera que está influyendo en que los hijos obtengan menores resultados a los esperados en la escuela.

5. Características familiares: sólo un bajo porcentaje reportó tener hijos o familia de la cual responsabilizarse, por lo que ésta se descarta como causa que incide directamente en el RA. En este factor podría profundizarse aún más, en relación con la condición socioeconómica de los alumnos, lo que no se hizo en este estudio por no reportarse como una razón prioritaria desde la perspectiva de los estudiantes encuestados.

6. Normatividad institucional: se observa como prioritario flexibilizar la administración escolar en relación con el número de asistencias a la escuela (ya sea en la modalidad presencial o en línea), pagos de cuotas de inscripción (ampliar el periodo para que los estudiantes puedan cubrir dichos pagos); mayor número de incentivos financieros (en especial para universidades públicas, donde la condición socioeconómica resulta relevante).

7. Capacitación del profesorado: lo que, de acuerdo con los encuestados resulta prioritario, no tanto en términos de dominio de la disciplina o, en este caso del idioma inglés, sino y sobre todo en función de estrategias de enseñanza dinámicas, lúdicas, interactivas, que motiven y atraigan el interés de los alumnos.

8. Condiciones emocionales: éstas se identifican como las causas que están propiciando menor Rendimiento Académico en los estudiantes, ya que la generalidad reportó sentir ansiedad, depresión y atravesar por estados de ánimo poco propicios para el estudio; aunado a ello, los propios alumnos consideran necesario que sean también los profesores quienes los motiven y muestren más empatía hacia su estado emocional.

 Con base en los factores reseñados, puede concluirse que resulta un error atribuir la situación de Riesgo Académico, o la reprobación de los estudiantes, únicamente a causas personales y familiares, ya que aquí también se han reportado condiciones atribuibles a los docentes, y a la propia institución educativa. Lo que en conjunto se considera prioritario atender y, posteriormente evaluar, en función de la mejora del Rendimiento Académico de los alumnos universitarios.

Para la formulación de estrategias de enseñanza que coadyuven a mejorar su Rendimiento Académico es necesario que docentes trabajen coordinadamente para fortalecer acciones que motiven de manera positiva al estudiante y le faciliten el desarrollo de habilidades para emprender acciones educativas acordes a las necesidades de la profesión.

5. Conclusiones y recomendaciones

A través de la presente investigación, se ha reportado que el Rendimiento Académico se encuentra relacionado con la capacidad de los estudiantes para responder eficazmente a los diversos estímulos académicos que recibe durante su formación profesional, pero que dicha respuesta tiene mucho que ver con aspectos multifactoriales tanto internos como externos que determinan la eficacia de dicha respuesta, y que determinan su éxito o fracaso escolar. Y que éste último, se relaciona a su vez con condiciones de reprobación, rezago, abandono temporal o definitivo de los estudios, lo que en conjunto se conoce como una situación de Riesgo Académico.

Por ello, en el apartado de fundamentos conceptuales se hace un recorrido por términos que se considera necesario esclarecer para una mejor comprensión del tema como el Rendimiento Académico, el Riesgo Académico, y condiciones de reprobación, rezago y deserción, entre otros, las cuales se encuentran presentes en la situación de los estudiantes de la Licenciatura en Turismo. Asimismo, en el apartado metodológico de esta investigación, se da cuenta cómo fue obtenida la información en campo, es decir, en la realidad concreta que se estudia, y que es la asociada con los alumnos de la Facultad de Turismo y Gastronomía de la UAEMéx.

Una vez analizados los resultados obtenidos y relacionados con la situación de Rendimiento Académico de los estudiantes de la Licenciatura en Turismo, y en consecuencia, con el Riesgo Académico en la Facultad de Turismo y Gastronomía, es importante resaltar:

La principal causa interna que pone en Riesgo Académico a los estudiantes es que éstos no encuentran la motivación personal suficiente en el aula para poder aprender, debido a que la interacción docente-alumno está fallando también: se requiere mayor empatía por parte de los profesores, a través de la cual puedan entender el estado de ánimo de los estudiantes, quienes frecuentemente se encuentran deprimidos, desmotivados, desganados. Pero esta situación podría revertirse en gran manera, si se implementaran estrategias de enseñanza de mayor dinamismo y práctica, las cuales se reportan en el apartado de Resultados de esta investigación.

Otro factor importante que fue identificado, se relaciona con el elevado número de estudiantes que se concentran en el aula para una misma clase, cantidad que oscila entre los 22-30 alumnos; porque esto minimiza la atención del docente hacia el alumno, ocasionando que las dudas del estudiante no sean resueltas satisfactoriamente, o que no haya la necesaria personalización del aprendizaje en unidades de aprendizaje complejas, como Finanzas, Inglés, etc., las cuales exigen dicha individualización, lo que se favorecería si se formaran grupos más pequeños (de un máximo de 10 alumnos).

Un elemento más relacionado con la situación de Riesgo Académico es la enseñanza tradicional por parte de algunos docentes, quienes continúan ofreciendo una breve explicación del tema, y luego ordenando la realización de ejercicios o prácticas en el salón de clase, cuando se podrían implementar numerosas estrategias que hicieran más dinámicas e interesantes las clases.

Así, la desmotivación, la falta de atención personalizada, las limitadas estrategias de enseñanza, se encuentran entre los principales factores de reprobación, y en menor medida, se considera también que otros factores como el estímulo económico influyen en los alumnos para que éstos puedan asistir a la Universidad, y por ende, no faltar a sus clases: incentivo que puede ser utilizado para solventar sus gastos de transporte, alimentación e incluso hospedaje, ya que un número importante de alumnos que cursan la carrera de Turismo, suelen ser foráneos; sin embargo, la mayor parte de los encuestados reporta que los incentivos económicos son muy escasos, por lo que a algunos de ellos se les dificulta continuar cursando sus estudios.

Considerando que, la reprobación, deserción y fracaso escolar –bajo rendimiento académico-, tiene más causas académicas que institucionales o externas, se recomienda: dar mayor atención personalizada; profesores más empáticos con la realidad del alumno; además de la aplicación de estrategias de enseñanza más dinámicas y variadas, aplicables a ambientes simulados o situaciones reales, que les permitan adquirir una mayor experiencia en el campo profesional del turismo.

 6. Referencias

Revista de Estilos De Aprendizaje, vol. 4, no. 8. http://revistaestilosdeaprendizaje.com/article/view/937

Álvarez C., A. (2016). La motivación y su incidencia en el desempeño del empleado de carrera. Medición e implicaciones para la administración pública colombiana. Diálogo de saberes, No. 45, julio - diciembre de 2016, pp. 127-143. https://Dialnet-LaMotivacionYSuIncidenciaEnElDesempenoDelEmpleadoD-5969126%20(1).pdf

Chan, L.A. (2011). Procrastinación académica como predictor del rendimiento académico en jóvenes de educación superior. UNIFE: Temática Psicológica. http://revistas.unife.edu.pe/index.php/tematicapsicologica/article/view/807

Di Silvestre, C. (s/f). Metodología cuantitativa versus metodología cualitativa y los diseños de investigación mixtos: conceptos fundamentales. ANACEM. http://173.255.237.28/anacem.cl/public/wordpress/wp-content/uploads/2009/03/metodologiacuantitativa-versus-cualitativa.pdf

Erazo, O. (2012) El rendimiento académico, un fenómeno de múltiples relaciones y complejidades. Revista Vanguardia Psicológica, vol. 2, nº. 2, Colombia. https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=4815141

Esguerra, G. y Guerrero, P. (2010). Estilos de aprendizaje y rendimiento académico en estudiantes de Psicología. Diversitas: Perspectivas en Psicología. Colombia. Recuperado de https://www.redalyc.org/pdf/679/67916261008.pdf

Fraile, A., López-Pastor, V., Castejón, J. & Romero, R. (2013). La evaluación formativa en docencia universitaria y el rendimiento académico del alumnado. Aula Abierta. España. https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=4239063

Franco, C., Gutiérrez, S. & Perea, E. (2011). Asociación entre depresión y bajo rendimiento académico en estudiantes universitarios. Psicogente, 14 (25), 67-75. htpps://www.redalyc.org/articulo.oa?id=4975/497552358007

García De Fanelli, A. (2014). “Rendimiento académico y abandono universitario: Modelos, resultados y alcances de la producción académica en la Argentina”. RAES, Revista Argentina de Educación Superior, junio 2014, Año 6, núm. 8, pp. 9-38. https://ri.conicet.gov.ar/handle/11336/35674

Guelmes V., E. L. & Nieto A., L. E. (2015). Algunas reflexiones sobre el enfoque mixto de la investigación pedagógica en el contexto cubano. Revista Universidad y Sociedad [seriada en línea], 7 (2), pp. 23-29. http://scielo.sld.cu/pdf/rus/v7n1/rus03115.pdf

Ibarra, M. y Michalus, J.C. (2010). Análisis del rendimiento académico mediante un Modelo Logit. Ingeniería Industrial. Argentina. Recuperado de http://revistas.ubiobio.cl/index.php/RI/article/view/56/3297

Matute, et. al. (2009). Influencia del nivel educativo de los padres, el tipo de escuela y el sexo en el desarrollo de la atención y la memoria. Revista Latinoamericana de Psicología, vol. 41, núm. 2, 2009, pp. 257-276. https://www.redalyc.org/pdf/805/80511496006.pdf

Miller D., S. T. (2011). Tipos de Investigación Científica. Revista de Actualización Clínica, vol. 9, 2011, pp. 621-624. http://www.revistasbolivianas.org.bo/pdf/raci/v12/v12_a11.pdf

Monje A., C. A. (2011). Metodología de la investigación cuantitativa y cualitativa. Facultad de Ciencias Sociales y Humanas, Universidad Surcolombiana. https://www.uv.mx/rmipe/files/2017/02/Guia-didactica-metodologia-de-la-investigacion.pdf

Nolasco del Ángel, M. de la L. (2006). Estrategias de enseñanza en educación. Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo. https://www.uaeh.edu.mx/scige/boletin/prepa4/n4/e8.html#:~:text=Las%20estrategias%20de%20ense%C3%B1anza%20se,aprendizajes%20significativos%20en%20los%20alumnos.&text=Las%20vivencias%20reiteradas%20de%20trabajo,modo%20es%20imposible%20de%20lograr.

Ocaña, Y. (2011). Variables académicas que influyen en el rendimiento académico de los estudiantes universitarios. Investigación Educativa. https://revistasinvestigacion.unmsm.edu.pe/index.php/educa/article/view/6473/5692

Páez, M. y Castaño, J.J. (2015). Inteligencia emocional y rendimiento académico en estudiantes universitarios. Psicología desde el Caribe. Colombia. Recuperado de http://rcientificas.uninorte.edu.co/index.php/psicologia/article/viewFile/5798/7314

Parra P., D. M. (2003). Manual de estrategias de enseñanza y aprendizaje. Ministerio de la Protección Social/ Servicio Nacional de Aprendizaje, Antioquia. https://www.ucn.edu.co/Biblioteca%20Institucional%20Cemav/AyudaDI/recursos/ManualEstrategiasEnsenanzaAprendizaje.pdf

Pereira P., Z. (2011). Los diseños de método mixto en la investigación en educación: Una experiencia concreta. Revista Electrónica Educare, vol. XV, No. 1, enero-junio 2011, pp. 15-29. file:///C:/Users/Diego/Downloads/Dialnet-LosDisenosDeMetodoMixtoEnLaInvestigacionEnEducacio-3683544%20(1).pdf

Usán S., P. & Salavera B., C. (2018). Motivación escolar, inteligencia emocional y rendimiento académico en estudiantes de educación secundaria obligatoria. Actualidades en Psicología, 32 (125), pp. 95-112. https://www.scielo.sa.cr/pdf/ap/v32n125/2215-3535-ap-32-125-95.pdf

Valenzuela J., Muñoz, K. y Montoya, A. (2018). Estrategias motivacionales efectivas en profesores en formación. Educación Pesquisa, v. 44. https://www.scielo.br/pdf/ep/v44/1517-9702-ep-44-e179652.pdf

Vázquez L., C. & Arango V., S. (2011). Propuesta metodológica para la investigación comprensiva: interacciones comunicativas en un entorno virtual de aprendizaje. Revista Lasallista de Investigación, vol. 8, no. 2, Caldas. July/Dec. 2011. http://www.scielo.org.co/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1794-44492011000200013

Veiga, J., de la Fuente, E. y Zimmermann, M. (2008). Modelos de estudios en investigación aplicada: conceptos y criterios para el diseño. Medicina y seguridad en el trabajo, vol. 54, no. 210, Madrid mar. 2008. http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0465-546X2008000100011

 

 


Descargar en formato PDF

Ver




 Social media
Copyright © 2021
Revista Turismo, Patrimonio y Desarrollo
ISSN: 2448-6809
mail: revistaturpade@gmail.com