/ Descargar / Descargar este artículo

Impactos territoriales del turismo y lineamientos de ordenación para territorios con vocación turística. Caso de estudio municipio de Santa fe de Antioquia- Colombia.

 

 

Impactos territoriales del turismo y lineamientos de ordenación para territorios con vocación turística. Caso de estudio municipio de Santa fe de Antioquia- Colombia.

 

 

Ledys Vianey López Zapata

 

 

Colegio Mayor de Antioquia

 

 

Resumen

 

 

 

El  presente  trabajo  de  investigación,  hace  un  aporte  a  la  construcción  del concepto de impacto territorial del turismo y a su vez, a partir de un estudio de caso en un destino turístico consolidado como lo es el municipio de Santa fe de Antioquia – Colombia. Se identifican impactos de cacter territorial asociados al turismo, y se plantean lineamientos que permitan la articulación entre la planificación turística de cacter sectorial y el ordenamiento territorial de carácter integral.

 

 

Palabras clave: Impactos territoriales, lineamientos de ordenación, destino turístico, planificación turística, planificación territorial.

 

 

Summary

 

 

 

This  research  makes  a  contribution  to  the  construction  of  the  concept  of territorial impact of tourism, and in turn, based on a case study on a consolidated tourist destination as it is the town of Santa Fe de Antioquia - Colombia. Impacts of territorial character associated with tourism are identified and guidelines are raised to permit the linkage between tourism planning sectoral and territorial planning of completeness.

 

 

Keywords:  Territorial  impacts,  management  guidelines,  tourist  destination,  tourism planning, territorial planning.


 

 

1. Marco teórico.

 

El turismo es un fenómeno complejo y diverso; sin embargo, los estudios sobre el mismo han sido abordados de forma parcial haciendo énfasis principalmente en su componente económico, a menudo se olvidan, tal vez intencionalmente, muchos otros aspectos relevantes que tienen relación con la capacidad que tiene este fenómeno para transformar radicalmente el medio físico y para influir en todos los sectores de la vida de una comunidad” (Bejarano, 2009). Es acomo diferentes autores como Vera (1997), Boullon  (2004),  Bejarano  (2009),  entre  otros;  han  definido  el  turismo  como  un fenómeno espacial, territorial y  como una práctica social; hecho que con frecuencia se minimiza o se obvia, debido al predomino de la concepción y análisis económico del mismo” (Vera 1997); por tanto es una fenómeno que utiliza y consume los recursos territoriales, como el agua, el paisaje, el clima, el medioambiente, la cultura ente otros, (involucndolos en la actividad) como los principales insumos (de primer orden), para la conformación de productos turísticos

 

1.1. El turismo desde el enfoque espacial.

 

 

 

El turismo es ante todo una práctica social colectiva generadora de actividad económica, de diversas manifestaciones económicas” (Vera et al., 1997). Por lo tanto, al considerarse como fenómeno espacial la estancia y el desplazamiento que se genera tienen una relación directa con el territorio; indudablemente en esta relación el turismo es un consumidor de recursos territoriales como agua, suelo, paisaje, pero a su vez es el territorio el que brinda las posibilidades para la práctica turística, pues este se convierte no solo en el escenario o soporte; sino también en el principal recurso del turismo.

 

 

El problema está en que, como se comentó más arriba, esta dimensión espacial ha sido obviada, en un sentido, y sobrevalorada en otro. (Bejarano, 2009). Todavia en la comunidada académica y empresarial del turismo persiste una falta de reconocimiento de la dimensión espacial como una dimensión constitutiva del turismo, que avance más allá de considerar eespacio  como  dimensión soporte o  escenario  de  los  procesos sociales” (Almirón, 2004). No obstante el planteamiento critico que desde la geografía del turismo se ha hecho a los estudios de geografía turísticaha permitido el surgimiento de una nueva corriente de pensamiento que avanza de un tratamiento descriptivo de los sitios turísticos hacia un tratamiento explicativo, donde persiste un


 

 

interés por establecer las relaciones entre turismo y espacio con el fin de analizar cómo el espacio participa en el turismo y, al mismo tiempo, cómo el fenómeno turístico contribuye a la transformación del espacio. En este sentido, se advierten avances que analizan la práctica turística como una práctica social, como tantas otras, que necesita del espacio y, al mismo tiempo, lo transforma y produce. Lo que permitiría articular el estudio del turismo con enfoques conceptuales y preocupaciones vigentes en el campo de los estudios sociales” (Almirón, 2004).

 

 

1.2. El turismo desde el enfoque territorial.

 

 

 

El turismo, además de ser un considerado por la mayoría como una actividad económica, tiene un carácter espacial, pero ante todo es un femeno territorial. Los “espacios turísticos” no solo son escenarios en los cuales se ubican una serie de accidentes geográficos, de elementos naturales, de asentamientos humanos, de manifestaciones de una cultura, generadores de actividades de intercambio económico; nos referimos más bien a un territorio complejo, en el que tienen lugar multiplicidad de hechos” (Bejarano, 2009). La dimensión espacial del turismo, que ha sido obviada, es aquella  que  corresponde  a  la  parte  no  física,  sino  simbólica  representacional (Bejarano, 2009) en la que los conceptos de territorio, territorialidad y desterritorialización son inherentes al turismo.

 

 

Trabajar el turismo desde la dimensión territorial es un llamado a comprender que ya no son solo los residentes permanentes y los actores locales quienes transforman e intervienen el territorio, sino que también la población flotante y los actores globales "penetran  y transforman  los ámbitos territoriales locales de vida y la reproducción social" (Echeverría & Rincón, 2000).

 

 

Hablar de turismo como fenómeno territorial es hablar de espacios apropiados o de espacios territorializados.La territorialidad es un elemento constituyente del territorio, por lo cual el territorio no es solo espacio físico sino producción constante” (Echeverría & Rincón, 2000). Otros autores definen la territorialidad como “el grado de control de una determinada porción de espacio geográfico, por una persona, un grupo social, un grupo étnico, una compañía multinacional, un Estado o un bloque de Estados” (Montañez, 1997) Sujetos y actores marcan el territorio, a su vez el territorio deja


 

 

también sus huellas en estos. Es acomo estas marcas son la forma de interpretar la noción de territorialidad.

 

 

Esto hace pensar, que indudablemente el turismo es una proceso netamente territorializador con una capacidad de transformar el territorio en el corto plazo y sin el consentimiento de los sujetos y actores locales. La aparición de planta turística en un territorio se configura como un actor con alta capacidad de ejercer control territorial y transformar lógicas territoriales preexistentes. Es decir, se advierte la acción territorializadora del turismo y a su vez desterritorializadora de los procesos locales.

 

 

La desterritorialización, por su parte se refiere a los procesos de pérdida del territorio derivados de la dinámica territorial y de los conflictos de poder entre los distintos agentes territoriales. (Montañez, 1998). Si bien la dimensión territorial del turismo no parece tener mayores implicaciones económicas, el análisis de la misma es fundamental para entender los procesos de transformación social y cultural que se dan en el encuentro entre turistas y comunidad receptora(Bejarano, 2009).

 

 

1.3. Relación turismo y ordenamiento del territorio.

 

 

 

Cuando una ciudad prioriza el turismo dentro de sus temas de interés local, debe generar los instrumentos para   satisfacer las demandas de turistas y residentes de los recursos territoriales y evitar un turismo generador de perturbaciones que impacta negativamente a la población local; esos “efectos negativos del turismo pueden minimizarse con un coherente proceso de ordenación física y de regulación de usos para que el uso de los recursos territoriales no genere desequilibrios entre la población local y los turistas” (Requejo, 2004). El problema de la relación turismo y ordenamiento del territorio radica en que normalmente los espacios turísticos son planificados con instrumentos propios de otro tipo de espacios (residenciales, agrícolas, industriales, etc.) de modo  que se  generan  importantes  disfunciones”  (Donaire,  Gonzalez  & Puertas,

2005), ya que los problemas de los espacios turísticos son muy diferentes a los de cualquier territorio con otra vocación productiva.

 

 

Las demandas cada vez más exigentes de los turistas de factores con alto componente territorial, como; un entorno agradable, la calidad ambiental, una buena


 

 

infraestructura vial, una oferta urbana acorde al territorio y la movilidad peatonal, entre otros; exige la alianza entre turismo y ordenación del territorio, ya que la tendencia de calificar los destinos en términos de competitividad reclama el cumplimiento de muchos factores que se salen del ámbito de actuación de las administraciones de turismo locales, y que requieren el enfoque integrador de la ordenación del territorio como disciplina que se dicta de carácter holístico, y de esta forma buscar un desarrollo turístico equilibrado en el que tanto las administración de turismo, como las demás instancias municipales participen y se articulen armónicamente.

 

 

Actualmente el turismo demanda de la ordenación del territorio su espacio no solo como actividad económica; como tradicionalmente se la ha concebido en los planes de ordenamiento del país; sino como un uso del suelo que requiere tratamientos e intervenciones diferentes.

 

 

1.4. Impactos territoriales del turismo.

 

 

 

El desarrollo del turismo genera toda una serie de efectos sobre el territorio en el cual se desarrolla. Estos efectos han sido precisamente los que dieron origen al interés de los distintos países para el fomento de su desarrollo, los cuales pueden manifestarse tanto sobre la economía nacional, como sobre la sociedad y su cultural o sobre el medio ambiente natural sobre el cual se lleva a cabo tal actividad.

 

 

Los estudios sobre impactos del turismo que desde la literatura del mismo se han elaborado han mantenido esa visión sectorial; dividiendo los impactos del mismo en económicos, ambientales y socioculturales. Y a su vez, cada uno de estos, según el tipo de manifestación es clasificado en negativos o positivos.

 

 

Sin embargo, desde la literatura sobre turismo es difícil hallar investigaciones empíricas o aplicadas que den cuenta del concepto de impacto territorial del turismo como un efecto integral del desarrollo turístico sobre el territorio, por lo que se optó por la construcción de un concepto que permita fundamentar teóricamente la investigación y enmarcar en este los hallazgos dentro del territorio objeto de estudio.


 

 

Para los fines de esta investigación se asumicomo impacto territorial del turismo    aquellos  efectos  económicos,  sociales  y  medioambientales  derivados  del turismo y las actividades complementarias de este. Entendiendo el turismo no solo como una actividad económica sino en su concepción más amplia, como femeno territorial. Por lo tanto los impactos territoriales del turismo esta asociados a las repercusiones que el modelo de desarrollo turístico origina sobre las distintas funciones urbanas, y tomando como punto de partida la base de la población.

 

 

Los impactos territoriales del turismo están asociados por lo tanto a transformaciones graduales que genera el turismo en el territorio. En efecto y entendiendo que los cambios territoriales son más –lentos- en su aplicación al espacio turístico que la propia evolución de las mentalidades y actividades económicas” (Vera, Lopez, Marchena, & Anton, 1997), un estudio de impactos territoriales del turismo serviría para evaluar las implicaciones territoriales de las políticas sectoriales.

 

 

2. Objetivos.

 

-     Describir el potencial turístico del municipio de Santa fe de Antioquia y su incidencia en la consolidación del modelo turístico actual.

-    Identificar y caracterizar los impactos territoriales del turismo en el municipio de

 

Santa fe de Antioquia.

 

-    Proponer lineamientos de ordenación para territorios con vocación turística.

 

 

 

3. Metodología.

 

Se utilizó el método del caso como herramienta de investigación, este método es esencialmente válido cuando se presentan preguntas del tipo"cómo" o "por qué", cuando el investigador tiene poco control sobre los acontecimientos y cuando el tema es contemponeo (Yacuzzi, 2010).

 

 

Para la identificación de los impactos territoriales del turismo en el municipio de estudio se utilizaron diversas fuentes de información primaria y secundaria - entrevistas con los funcionarios de planeación y turismo del municipio, ejercicios de observación, encuesta  a  residentes  y  revisión  de  planes  y  estudios  de  tipo  territorial,  a como también  revisión  de  literatura  propia  de  la  disciplina-.  Con  esta  información  se


 

 

construyó una jerarquía de impactos los cuales fueron validados a través de un ejercicio de valoración experta mediante el método Delphi.

 

 

Una vez obtenida la jerarquía de impactos, se proponen los lineamientos de ordenación para territorios con vocación turística. Estos lineamientos pueden ser acogidos en el ámbito de la planificación territorial y están enmarcados en la ley 388 de

1997- ley de desarrollo territorial-.

 

 

 

4. Resultados.

 

El Municipio de Santa fe de Antioquia se localiza en el occidente antioqueño, una de las nueve (9) subregiones administrativas del departamento de Antioquia. Localizada sobre las cordilleras Central y Occidental, tiene una extensión estimada de

7.291 Km² esto con relación a los 63.612 Km² del departamento, representa el 11.5%, posee según los datos del último censo (DANE, 2005) 189.438 habitantes. Está conformada por 19 municipios de los cuales el más antiguo es Santa Fe de Antioquia fundado en 1541.

Figura 1.  Ubicación del municipio en el Departamento.

 

 

Fuente: Elaboración propia (2013).


 

 

El presente estudio se focaliza en el municipio de Santa Fe de Antioquia, localizado en el Occidente medio, que junto con los municipios de San Jerónimo y Sopetrán conforman el llamado triangulo de oro del occidente o tambn conocidos a nivel de turismo como “la ruta del sol y las frutas.

 

 

El occidente cercano se ha caracterizado por gozar de una ubicación geográfica privilegiada  dentro  del  contexto  regional,  por  considerarse  vía  dpaso  hacia  la subregión del Urabá y por su cercanía con la zona metropolitana del Valla de Aburrá; propiciada principalmente por la conexión vial entre los valles de Aburra y del río Cauca con el túnel Medellín - San Jerónimo.

 

 

El proyecto más importante para esta subregn, fue la construcción de la vía Túnel de Occidente (Medellín San Jerónimo, Santa Fe de Antioquia), que comunica en forma eficiente y rápida al Valle de Aburrá y el occidente cercano del departamento. Esta obra de infraestructura finalizada parcialmente en el año 2006 generó un acercamiento de la subregión de occidente con el Valle de Aburra. La cabecera del municipio  Santa fe de Antioquia por ejemplo, dista 56 Km por carretera de Medellín por la vía del Túnel de Occidente la cual ha ratificado al municipio como un punto intermedio y estratégico

 

 

La apertura del túnel Fernando Gómez Martínez en el año 2006 ha propiciado grandes transformaciones físicas, sociales y económicas en este territorio y ha configurado un nuevo paisaje, dominado en su mayoría por zonas para la construcción de parcelaciones que funcionan como segundas residencias para los habitantes metropolitanos.

 

 

En el aspecto social el municipio presenta un crecimiento poblacional, concentrado principalmente en la cabecera municipal con un incremento de 56% de la población en lo corrido de 1985 a 2005, mientras que la zona rural presenta una disminución  poblacional del 21%, como se evidencia en la siguiente tabla.


 

 

Tabla 1. Análisis poblacional Santa fe de Antioquia.

 

 

 

 

Octubre 15 de 1985

Octubre 15 de 1993

Junio 30 de 2005

Municipio

Total

Cabecera

Resto

Total

Cabecera

Resto

Total

Cabecera

Resto

Población

20.422

8.730

11.692

22.281

10.782

11.499

22.903

13.636

9.267

%    de    variación

 

respecto   al   censo anterior

 

 

 

 

 

 

+9%

 

 

 

+24%

 

 

 

-2%

 

 

 

+3%

 

 

 

+26%

 

 

 

-19%

Fuente. Elaboración propia (2013), a partir de información censal.

 

 

 

Según el EOT vigente de Santa fe de Antioquia, una de las causas que confluyen en los procesos migratorios hacia el área urbana tiene que ver con la presión ejercida por el turismo, sobre las tierras más aptas para la agricultura y la ganadea; de esta manera el grado de urbanización aumenta, revelando un proceso pausado de traslado entre el ambiente rural y el urbano.

 

 

Los datos señalan cómo el crecimiento demográfico de esta ciudad ha sido más intenso en los últimos treinta años que en el transcurso de un siglo, y derivado más a partir de sus relaciones con el área metropolitana que a dinámicas endógenas” (Municipio de Santa fe de Antioquia, 2012).

 

 

En el aspecto físico se presenta un proceso de expansión de la urbanización hacia las zonas rurales evidenciado en los más de 30 proyectos de construcción de parcelaciones, de los cuales el 52% se ubica en la zona rural; principalmente en las veredas de El Espinal, Obregón y Paso real, el 32% en suelo urbano y el 16% en suelo de expansión.

 

 

Esos proyectos de parcelación suman 2407 nuevas unidades habitacionales, si asumimos  que  cada  uno  de  esas  nuevas  viviendas  puede  albergar  en  promedio  4 personas tendríamos una población de 9628 nuevos habitantes, sumando a estos la oferta de capacidad de alojamiento hotelero de aproximadamente 2040 turistas, el municipio se debe preparar para este alto número de visitantes 11668 que pueden llegar en determinadas temporadas y que terminaría superando o igualando la población  del área  rural,  llegando  incluso  a  dar  unrelación  1-1,  es  decir,  un  turista  por  cada habitante.


 

 

 

 

En  el  aspecto  económico;  con  la  aperturdel  Túnel  de  occidente  se  ha presentado un desplazamiento de las actividades agcolas debido a la latente necesidad de ocupación del suelo para proyectos de parcelación y viviendas campestres.

 

 

4.1. Impactos territoriales del turismo en el municipio de Santa Fe de Antioquia.

 

 

 

La concepción del turismo como fenómeno territorial pone en evidencia que el turismo ya no puede considerarse meramente como un factor exógeno a los espacio y sociedades afectados, perceptores pasivos de unos efectos ajenos a sus propias estructuras, sino que la actividad turística debe ser entendida como un elemento más del sistema territorial, integrante y participante del mismo” (Vera, López, Marchena y Antón, 1997). En muchos casos la actividad turística no solo es un elemento mas del sistema territorial, sino que es el principal elemento a ordenar. Por esta razón en muchos municipios con clara vocación turística la comprensión de los problemas territoriales debe partir por la comprensión del fenómeno turístico y sus impactos territoriales.

 

 

El concepto de impacto territorial que se opta por trabajar en esta investigación es el construido en el documento Plan director para la Ordenación Territorial del Área de  Influencia  de  la  Conexión  Vial  valle  de  Aburrá-Río  Cauca  en  la  Región  del Occidente Antioqueño, según el cual un impacto Territorial (IT) se define como una transformación  substancial  en  la  estructura y el  funcionamiento  territorial,  que se manifiesta como un cambio significativo en la finalidad y en el futuro del territorio en cuestión”.

 

 

Los impactos territoriales identificados en este trabajo cuyo caso de estudio es el municipio de Santa fe de Antioquia; son los directamente asociados al turismo y que han incidido en la transformación de este territorio, al pasar de tener una finalidad agrícola a cumplir  hoy día, una vocación  turísticaSe tomaron por tanto,  aquellas transformaciones graduales asociadas al turismo que impactan sobre los tres componentes del territorio simultáneamente o sobre todo el sistema territorial, es decir, sobre el ámbito socio-económico, urbano y natural.


 

 

Para  la  identificación  de  los  impactos  se  recurrió  a  la  literatura  propia  del turismo donde se sustraen solo los impactos que pueden ser considerados de carácter territorial, según las definiciones planteadas anteriormente. Igualmente se recurrió a estudios de tipo territorial como el Plan director para la Ordenación Territorial del Área de  Influencia  de  la  Conexión  Vial  valle  de  Aburrá-Río  Cauca  en  la  Región  del Occidente Antioqueño, como efecto de la habilitación del Túnel de Occidente Fernando Gómez Martínez, realizado por la Escuela de Planeación Urbano  - Regional de la Universidad Nacional y liderado por el Departamento de Antioquia, los planes de desarrollo del municipio de Santa fe de Antioquia de los períodos 2008-2011 y 2012-

2015 y el Esquema de ordenamiento territorial EOT vigente.

 

 

 

De la revisión de la literatura sobre turismo se identificaron 17 posibles impactos de carácter territorial y desde los estudios territoriales se obtiene 16 impactos los cuales fueron sometidos a un análisis cruzado buscando identificar los impactos complementarios, independientes o sustitutos. De este cruce quedaron finalmente 22 impactos de tipo territorial.

 

 

Para la selección final de los impactos territoriales, se realizó un análisis de consistencia donde se verificó que cada uno de los enunciados cumpliera con la condición de impactar de manera directa o indirecta al menos dos de los tres componentes del sistema territorial, de esta forma se obtiene que 21 de los enunciados identificados anteriormente cumplen con la condición ser un impacto territorial del turismo.

 

 

Posteriormente, y con el ánimo de obtener una jerarquia de impactos territoriales del turismo ITT se acude a un ejercicio de valoración experta, contando con la participación de docentes- investigadores del área de turismo de la Institución Universitaria Colegio Mayor de Antioquia, consultores en turismo y autoridades de turismo departamental.

 

 

De esta forma se obtuvo   un listado de los 10 ITT con mayor presencia en el territorio de estudio; para cada uno de los cuales se realizo una ficha descriptiva con la descripción del impacto y la evidencia de su presencia en el municipio de Santa fe de


 

 

Antioquia. Los impactos que el grupo de experto considero tenian mayor presencia en este municipio fueron:

 

 

1.   Incremento del déficit de espacio público urbano y recreativo en días y meses críticos (fines de semana, puentes, vacaciones), debido a la concentración espacio-temporal de los turistas lo que genera altos niveles de saturación del destino como consecuencia de la estacionalidad de la actividad.

2.   Aparecen  conflictos  entre  usos  residenciales  y  usos  comerciales  en  la  zona urbana por la generación excesiva de ruido.

3.   Aparición o crecimiento desorbitado de nuevos asentamientos por fuera de la estructura  urbana  debido  a  las  demandas  de  la  población  metropolitana  de paisaje para actividades de recreo y suelo para parcelaciones y fincas de recreo.

4.   Aumento del tránsito promedio diario en los días pico (fin de semana y festivos)

 

por las vías principales, lo que genera problemas de congestión vehicular.

 

5.   Generación excesiva  de residuos sólidos en temporadas altas donde se generan picos de producción de basura y a su vez altas cargas financieras para el municipio en la gestión de los mismos.

6. Contaminación visual ocasionada por la abundante presencia de anuncios publicitarios y vehículos en las vías principales.

7.   Mayor demanda de amoblamientos urbanos (iluminación, señalización, control de tráfico, vigilancia) en suelo suburbano y rural urbanizado.

8.   Competencia por los suelos de mejor localización y conflicto en los usos del suelo, manifestado en los cambios de vocación agropecuaria por usos recreativos y turísticos lo que genera un incremento del precio del suelo".

9.   Construcción informal de piscinas y vías, generalmente relacionadas con accesos individuales a fincas de recreo y parcelaciones.

10. El desarrollo del turismo puede actuar como un detonante para solución de problemas comunes como: acueducto, relleno sanitario, infraestructura vial entre otros, debido a la imperante necesidad de mejorar en su accesibilidad a medida que van creciendo los centros turísticos.


 

 

4.2. Lineamientos de ordenación para territorios con vocación tustica.

 

 

 

Una vez obtenida la jerarquía de impactos, se construyen los lineamientos de ordenación para territorios con vocación turística. Estos lineamientos pretenden dar respuesta a la problemática de falta de instrumentos de planificación territorial del turismo y al desconocimiento de la concepción territorial de la actividad, por tanto, buscan integrar la estrategia turística de los planes sectoriales de turismo o de los planes de desarrollo municipales con los planes de ordenamiento territorial de manera que el futuro deseado para esos destinos turísticos marque la pauta del ordenamiento territorial.

 

 

Se  plantean  lineamientos  que  pueden  ser  acogidos  en  el  ámbito  de  la planificación territorial y que están enmarcados en la ley 388 de 1997 en los componente de   espacio   público,   sistema de   soporte   municipal,   crecimiento urbanístico, usos  del  suelo,  entre otros. Así  mismo  se plantean  lineamientos  eel ámbito de la planificación turística cuyo objetivo es generar canales que permitan vincular las estrategias de desarrollo territorial con las estrategias de desarrollo turístico.

 

 

4.2.1. Lineamientos en el ámbito de la planificación territorial:

 

 

 

·    Proyectar los índices de espacio público teniendo en cuenta la concentración temporal de turistas en temporadas altas y buscar estrategias para reducir la concentración espacial de los mismos en los centros históricos y/o cascos urbanos.

 

 

Uno de los mayores inconvenientes que tiene el turismo como actividad es la concentración espacio-temporal de turistas; es por esto que los municipios deben proyectar en sus planes de ordenamiento territorial el índice de espacio público teniendo en cuenta la población flotante.

 

 

La situación de espacio público en la mayoría de los municipios del país es grave,  según  el  documento  conpes  3718  el  indicador  promedio  de  espacio público por habitante en las principales ciudades del país es de 3,3 m2/hab. Muy por debajo del exigido en el decreto 1504 de 1998 según el cual el índice de espacio público efectivo es de 15 m2.


 

 

 

 

·    Proyectar los sistemas de soporte municipal (acueducto, alcantarillado, red vial, sistema de recolección de residuos, etc.) sobre la base de los picos máximos, es decir sobre la máxima ocupación teniendo en cuenta la población flotante.

 

 

Situación similar a la del espacio público sucede con los sistemas de soporte, las previsiones de los municipios en materia de acueducto o alcantarillado en sus planes de ordenamiento territorial en su mayoría se hacen sobre la base del crecimiento vegetativo de la población, pero para el caso de territorios con vocación turística estas previsiones se deben hacer sobre la base del crecimiento esperado de turistas, proyectos de alojamiento y parcelaciones. Esto con el fin de evitar problemas de abastecimiento y disposición de aguas.

 

 

·  Conocer y gestionar los límites al crecimiento urbanístico.

 

 

 

En  los  planes  de ordenamiento  territorial  los  municipios  proyectan el  suelo urbano y de expansión urbana según el crecimiento esperado de la urbanización; estas proyecciones deben obedecer también al análisis histórico de licencias de construcción y subdivisión otorgadas para proyectos de parcelación ya que esto permitiría por un lado adecuar los ritmos de ejecución de nuevos proyectos urbanísticos para extender en el tiempo los beneficios que sin duda genera a corto  plazo  la  propia  actividad  de  construcción,  por  un  lado  y,  por  otro, aproximar su velocidad a la capacidad de respuesta de la demanda para evitar los problemas derivados de la sobreoferta” (Deloitte - Exceltur, 2005) y poder garantizar la permanencia del destino en el tiempo.

 

 

·  Gestionar  adecuadamente  los  usos  del  suelo  para  hacer  compatible  con  el espacio turístico y hacer uso de los instrumentos sectoriales con incidencia en el territorio.

 

 

La ley 300 de 1996, ley general de turismo y su posterior reforma ley 1558 de

 

2012 crean un instrumento que poco ha sido utilizado en la planificación territorial como son las zonas de desarrollo turístico prioritario, según el artículo


 

 

35 de la ley 1558.

 

 

 

De esta forma, uno de los mayores retos de la planeación territorial, es hacer compatible una ocupación extensiva y cada día más compleja, marcada por unos usos que comienzan a solaparse entre sí (el más claro es el residencial y el turístico), con la preservación de unos espacio turísticos que deben seguir siendo atractivos para los visitantes. Para ello los planes deben trabajar en la definición funcional de las diferentes áreas territoriales y su consecuente ordenación, respondiendo a su vocación turística, residencial, industrial, dotacional, etc. Y evitando duplicidad de usos que introduce disfuncionalidades y problemas para el desarrollo de las diferentes actividades, y no solo de las turísticas.

 

 

Otro instrumento sectorial y que se debe incorporar a la planeación territorial es la obligación de los administradores de los inmuebles sometidos al régimen de propiedad horizontal en los cuales se preste el servicio de vivienda turística, reportar al Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, la prestación de tal tipo de servicios en los inmuebles de la propiedad horizontal que administra, cuando estos no estén autorizados por los reglamentos para dicha destinación, o no se encuentren inscritos en el Registro Nacional de Turismo.

 

 

· Incluir el turismo como un uso del suelo independiente en los planes de ordenamiento territorial.

 

 

Los planes de ordenamiento actuales definen dentro de los usos para cada zona una combinación entre servicio, comercio, turismo y recreación. Teniendo en cuenta las características del turismo, es necesario que este sea un uso independiente y sobre todo no compatible con el uso residencial, ya que esto provocaría que” finalmente el mercado y no la lógica territorial de su funcionalidad y aportación al espacio turístico determine la construcción de un hotel o un bloque de viviendas”

 

 

·    Prever la falta de tierras para la instalación de equipamiento público (plazas, parques, etc.) debido al crecimiento de la dinámica inmobiliaria y realizar una adecuada zonificación en el uso del suelo urbano, determinando áreas de uso


 

 

exclusivo residencial; de uso mixto: residencial, comercial  y de servicios al turismo un sector destinado a la radicación de actividades de servicio, molestas o incompatibles con el uso residencial y funcionalmente vinculadas al área urbana (Grippo y Visciarelli, 2008).

 

 

·  Generar impuesto predial diferencial en función del destino final del inmueble.

 

 

 

Según los impactos generado por el turismo, varios de ellos apunta a generar mayores cargas financieras al municipio en aras de garantizar la calidad del destino, por tanto el turismo es un sector con altas exigencias de infraestructura y paisajísticas que son asumidas por el sector público y esta a su vez recauda sus ingresos  de  los  impuestos  que  paga  la  población,  de  esta  forma  el  turismo termina generando una externalidad negativa a los habitantes, ya que estos deben asumir el costo de la competitividad turística.

 

 

Por tanto se ha planteado en otros países trabajar en torno a la diferenciación del impuesto predial en función del destino final del inmueble, por lo que los turísticos y especialmente las viviendas utilizadas o explotadas de forma estacional, debean gravarse con un tipo superior a los utilizados como primera residencia de la población local (Deloitte - Exceltur, 2005).

 

 

4.2.2. Lineamientos en el ámbito de la planificación tustica.

 

 

 

·  Vincular las estrategias de desarrollo territorial con las estrategias de desarrollo turístico.

 

 

El desarrollo turístico no puede ser entendido como un desarrollo aislado del resto de la estructura funcional del municipio, el trabajo independiente entre la administración turística municipal y las secretarias de planeación, obras públicas o infraestructura no puede ser la constante, porque los problemas del turismo son problemas  integrales  que actualmente se están  resolviendo  con  instrumentos sectoriales, de ael llamado a la comprensión y análisis del turismo desde el enfoque territorial.


 

 

Pero esta vinculación no puede ser tomando los planes de ordenamiento como fuente de información sino que la planificación turística le debe dar las orientaciones a la planificación territorial sobre las necesidades competitivas del sector.

 

 

Se debe  avanzar  en  institucionalizar una participación  más  activa,  formal  y vinculante de los responsables públicos y equipos técnicos de la administración con competencias en turismo y los diversos colectivos que se vean afectados, en los procesos de ordenación del territorio, ya que el territorio es el principal recurso del turismo y su planificación y gestión uno de los instrumentos con mayor capacidad de actuación sobre la oferta turística, para asegurar su competitividad y sostenibilidad a medio plazo (Deloitte - Exceltur, 2005).

 

 

·  Desconcentrar la oferta turística de los centros históricos y zonas urbanes.

 

 

 

Tal como se mencionó en el apartado de espacio público, parte de la solución a esta problemática de la concentración espacial de turistas está dada por una estrategia sectorial que es la diversificación de la oferta. Apoyar el desarrollo de emprendimientos   turísticos   alrededor  de  nuevos   productos   turísticos   que permitan a los turistas salir del centro histórico y reconocer otros atractivos naturales o culturales localizados fuera de la zona o generar nuevos centros turísticos fuera del casco urbano.

 

 

·  Establecer mecanismos que impulse a los empresarios a declarar sus actividades asociadas con el turismo.

 

 

En Colombia la ley 1101 de 2006, reglamento la contribución parafiscal para los prestadores de servicio turístico, casi 7 años después de su implementacn, aún hay un gran número de empresas que no declaran su actividad y por tanto no contribuyen con dicho aporte, especialmente las viviendas turísticas quienes se han negado a ser consideradas prestadores de servicio turístico. Bajo este marco, los  recursos  para  la financiación  del  turismo  se comienzan  a dilapidar. Así mismo los mecanismos de control desde los municipios para que estos negocios se inscriban son inexistentes. Por tanto es necesario trabajar en dos vías: primero


 

 

reglamentar al interior de los municipios cual es el organismo encargado de controlar estos establecimientos y realizar la labor de inspección y vigincia: y la segunda, generar incentivos a la formalización desde los mismos municipios.

 

 

·  Control de la capacidad de carga.

 

 

 

El  turismo  tiene  cada  día  un  papel  más  importante  en  la  economía  de  las ciudades  históricas;  por  elles  preciso  tener ecuenta que,  a partir  de un determinado número de visitantes, diferente según la capacidad de acogida de las  ciudades,  los  ingresos  que  genera  no  siempre  compensa  los  costes  que supone la conservación del patrimonio arquitecnico y cultural

 

 

5.  Conclusiones.

 

 

 

Con la investigación y el estudio de caso se concluye, que la implantación del turismo en el municipio de Santa fe de Antioquia encontró la oportunidad de desarrollo frente a un sector agcola poco eficiente y de baja productividad. Esta situación se agrava  aún  más  cuando  la  estrategia  turística  no  se  plasma  en  los  planes  de ordenamiento territorial ni se concreta en la normativa del plan los instrumentos para lograr el modelo de desarrollo turístico, sino que se abandona al devenir del mercado.

 

 

En los territorios en los cuales el turismo es una realidad como el municipio de Santa  fe  de  Antioquia,  es  necesario  concebirle  como  una  actividad  estructural ordenadora del territorio y trascender el espacio de la planificación sectorial a los planes de ordenación exclusivos de zonas turísticas. En muchos casos, como en el municipio de Santa fe de Antioquia la actividad turística no solo es un elemento mas del sistema territorial, sino que es el principal elemento a ordenar. Por esta razón en municipios con clara vocación turística la comprensión de los problemas territoriales debe partir por la comprensión del femeno turístico y sus impactos territoriales.

 

 

Con la experiencia española sobre impactos del turismo residencial, el municipio debe  repensar  el  modelo  turístico  que  se  evidencia  en  este  territorio  asociado  al desarrollo inmobiliario, ya que este modelo solo plantea beneficios en la primera fase donde son evidentes los efectos directos de la construcción sobre la renta y el empleo,


 

 

vinculados en su mayor parte a la población local y su entorno directo de influencia, así mismo los beneficios de la comercialización y venta de dichos inmuebles generalmente se hacen de forma directa entre el propietario o inmobiliarias localizadas en el lugar de origen de los turistas por lo que tampoco hay beneficios en el proceso de comercialización

 

 

6. Bibliografia.

 

 

 

Almirón,  A.  (2004).  Turismo  y  espacio.  Aportes  para  otra  geografía  del  turismo.

 

GEOUSP - Espaço e Tempo , 166-180.

 

 

 

Bejarano Martinez, E. S. (2009). Una geografía del turismo. Para la comprensión de la territorialización turística. 12 Encuentro de geográfos de Arica Latina. Montevideo. Montevideo.

 

 

Boullon, R. (2004). Planificación del Espacio turístico. Mexico: Trillas.

 

 

 

Deloitte - Exceltur. (2005). Impactos sobre el entorno, la economía y el empleo de los distintos modelos de desarrollo turístico del litoral mediterráneo español, Baleares y Canarias. Madrid.

 

 

Departamento de Antioquia & Escuela de Ingenieria de Antioquia. (2010). Revisión de Esquema de Ordenamiento territorial -EOT- del municipio de Santa fe de Antioquia. Medellín.

 

 

Donaire, J. A., Gonzalez Reverté, F., & Puertas Bzquez, J. (2005). Diseño de planes turísticos del territorio. En F. Gonzalez Reverté, & S. Antón Clavé, Planificación territorial del turismo (págs. 143-198). Barcelona: UOCMontañez, G. (1998). Espacio, territorio y región: conceptos básicos para un proyecto nacional. Cuadernos de geografía., VII (12), 120-144.

 

 

Echeverría Ramírez, M. C., & Rincón Patiño, A. (2000). Ciudad de territorialidades. Polémicas de Medellín. Medellin: Centro de Estudios del Hábitat Popular CEHAP.


 

 

Fernández  Tabales,  A.  (2004).  Turismo  y  ordenación  del  territorio.  Quaderns  de

 

Política Econòmica, 7, 35-47.

 

 

 

Gómez Orea, D. (2008). Ordenación territorial. España: Mundi-prensa.

 

 

 

Grippo, Silvia B, & Visciarelli, Stella M. (2008). la accion territorializadora del turismo residenciado. urbano, 35-42.

 

 

Gobernacion de Antioquia-EIA. (2010). Estado del arte de los estudios sobre Santa fe de Antioquia.

 

 

Municipio de Santa fe de Antioquia. (2012). Plan de Desarrollo Municipal 2012-2015.

 

 

 

Ministerio de Comercio, Industria y Turismo. (2010). Manual de Asistencia técnica para la planificación del turismo. Bogota.

 

 

Ministerio de Comercio, Industria y Turismo. (2010). Metodologia para la elaboración del inventario de atractivos turísticos. Bogota.

 

 

Ministerio de Comercio, Industria y Turismo. (2010). Manual para presentación de solicitudes de declaratoria de zonas francas. Bogota

 

 

Ministerio  de Desarrollo  Económico.  (1998). Manual  de descentralización  turística. Bogota.

 

 

Perez Moreno, O. (2010). Procesos de crecimiento urbano asociados al turismo metropolitano en la interfase urbano-regional. Estudio de caso en los municipios de San Jerónimo, Sopetrán, Santa Fe de Antioquia y Olaya en el Occidente Antioqueño. Medellín.

 

 

Requejo Liberal, J. (12 de Enero de 2004). Comunidad Virtual de Gobernabilidad y Liderazgo. Recuperado el 30 de Enero de 2013, de http://www.gobernabilidad.cl/modules.php?name=News&file=article&sid=393


 

 

Universidad Nacional de Colombia. (2006). Plan Director para la Ordenación Territorial del Área de Influencia de la Conexión Vial valle de Aburrá-Río Cauca en la Región del Occidente Antioqueño. Medellin.

 

 

Vera Rebollo, F., Lopez Palomeque, F., Marchena Gomez, M., & Anton Clavé, S. (1997). Análisis territorial del turismo. España: Ariel.

 

 

Vera Rebollo, F. (2006). Agua y modelos de desarrollo turístico: la necesidad de nuevos criterios para la gestión de los recursos. Boletín de la Asociación de Geográfos Españoles(42), 155-178.

 

 

 

Yacuzzi, E. (2010). Camino a la licenciatura. Recuperado el 26 de Noviembre de 2012, de http://caminoalalicenciatura.webnode.es/archivos/


Descargar en formato PDF

Ver




 Social media
Copyright © 2019
Revista Turismo, Patrimonio y Desarrollo
ISSN: 2448-6809
mail: revistaturpade@gmail.com