Revista No.5 / Descargar Revista No.5 / Descargar este artículo

Desarrollo endógeno y turismo: Influencia de las estructuras institucionales europeas en México. Caso Masehual Siuamej Mosenyolchicauani en Cuetzalan, Puebla

 

 

Desarrollo endógeno y turismo: Influencia de las estructuras institucionales europeas en México. Caso Masehual Siuamej Mosenyolchicauani en Cuetzalan, Puebla

 

 

Beatriz Herrera López

 

Benemérita Universidad Autónoma de Puebla Colegio de Tlaxcala A.C. beatrizherreralopez@gmail.com

                                                  Ángel Perea Balbuena

Benemérita Universidad Autónoma de Puebla

                                                                               Colegio de Tlaxcala A.C.

  

Luis Fernando Salazar Monsalve Benemérita Universidad Autónoma de Puebla Colegio de Tlaxcala A.C.

 

Resumen

 

Se presenta una reflexión sobre el desarrollo engeno y el turismo, realizada por tres académicos que incorporan resultados a sus trabajos de investigación doctoral en desarrollo regional y geograa, con el tema en común del turismo. No es pretensión de este documento presentar   un  estudio  histórico  que  promueva  un  debate  sobre  los  hechos  pasados,  sino resaltar  momentos que han marcado a la sociedad mexicana en su devenir y poner en contexto lo que hoy se entiende por desarrollo local-endógeno. Se trata entonces de reflexionar sobre el proceso de colonialización del desarrollo en Latinoamérica, para entender la dinámica del desarrollo endógeno en México a través del análisis de estructuras europeas y la nueva dinámica económica,  exponiendo finalmente el caso de la organización indígena Masehual Siuamej Mosenyolchicauani  de  Cuetzalan,  Puebla,  México,  quienes  trabajan  de  manerejemplael turismo en su comunidad. La investigación es cualitativa.

 

Palabras Clave: Desarrollo endógeno, turismo, comunidades indígenas, Cuetzalan

  

Abstract

 

A reflection appears on the endogenous development and the tourism, realized by three academicians that they incorporate turned out to its works of doctoral investigation in regional development and geography, with the topic together of the tourism. It is not a pretension of this document to present a historical study that promotes a debate on the past facts, but to highlight moments that have marked the Mexican society in its occurring and its setting in context what today is understood by local - endogenous development. It is then reflect on the colonization process of  development  in  Latin  America,  to  understand  the  dynamics  of  the  endogenous development in Mexico across the analysis of European structures and the new economic dynamics, exhibiting finally the case of the indigenous organization Masehual Siuamej Mosenyolchicauani    of  Cuetzalan, Puebla, Mexico, who are  employed  in  a model  way the tourism at its community. The reseach is cualitative.

 

Keywords: endogenus development, tourism, indigenous people, Cuetzalan.

  

1.      Introducción

 

Escribir una reflexión sobre el desarrollo local-engeno en los inicios del siglo XXI, justo cuando la corriente neoliberal ha dado cuenta del peligro de dejar al mercado como agente regulador en los territorios, es harto complejo y osado. Cada circunstancia es distinta sólo por condición humana, sin embargo, la historia de los jóvenes Estado Nación en Latinoamérica con respecto a Europa   (hace apena 205 años aproximadamente) hace necesario revisar cómo ha sido el proceso histórico para entender el actuar de los “agentes del desarrollo del siglo XXI

 

A  partir  de  una  investigación  documental,  se  presenta  el  presente  documento  con reflexiones que contribuyen a tres investigaciones de tesis doctoral en desarrollo regional y geografía.  No es pretensión de este documento presentar  un estudio histórico que promueva un debate sobre los hechos pasados, tampoco pretende ser un estudio del marxismo estructural, en donde lo verdaderamente importante son las estructuras subyacentes y no los hechos observables que con frecuencia obscurecen la verdadera naturaleza de esa estructura según Goldier. Otra crítica de los estructuralista es la tendencia de muchos marxistas a la investigación histórica, porque el historicismo se centra en datos empíricos e ignora la estructura subyacente Ritzer (1993, p.177) cita a Goldier (1972) Se incorpora resultado de la investigación en el caso del turismo en comunidades indígenas de Cuetzalan, Puebla, México.  Este documento intentará mostrar las estructuras europeas desde una dimensión del desarrollo local endógeno principalmente la cultural,   sin que se sea la única, porque también se toca el tema social, económico y ambiental y la experiencia desde un caso particular en torno al turismo.

 

2.      Breve reseña histórica de las estructuras vigentes en la actualidad

 

México es un territorio con antecedentes de culturas antiguas invadidas por españoles en el siglo XVI. El choque de dos culturas en lo que se conoce como la  conquista, ha sido más que una necesidad histórica; este hecho fue y sigue siendo el más violento acontecer que provocó un impacto estructural no sólo en la forma de organización del espacio, sino en la consciencia de los habitantes originarios, con efectos hasta el inicio del siglo XXI.   Los ogenes de uno de los problemas sociales más importantes que confronta nuestro país, a saber el de la heterogeneidad racial y cultural de sus habitantes:

  

En el  momento que se sucitó  el contacto del hombre de occidente con el indio, existian en el territorio que hoy limitan las fronteras de México, una diversidad  de  grupos  étnicos  tan  considerable  que,  cuando  menos  125 idiomas distintos y un número indetermindo de dialéctos y variaciones dialectales  eran  hablados  por  gentes  que  no  se  entendían  entre  si,  por

 

carece de un medio de relación común. El nahua había adquirido características de lingua franca en toda la zona dominada por la confederación Azteca; mas este dominio estaba reducido a la porción central del país y se diluía al norte, donde tarascos y chichimecas se establecieron y al   sureste   habitado   por   grupos   mayences.   Los   antropólogos   físicos agruparon   a todos los grupos éticos en la raza amerindia(Aguirre & Pozas, 1981: 12).

  

Este primer contacto no sólo fue evidente en lo racial, sino en la organización del territorio, las jerarquías, la religosidad, los alimentos, las formas de intercambio, la guerra y en general usos y costumbres incomprensibles para los conquistadores Europeos.  Cualquiera que haya sido el número efectivo de habitantes al momento de la conquista, la hetereogenidad era parte incontrovertible  (Aguirre & Pozas, 1981: 17). Este contacto tuvo como característica común la dominación del nuevo mundo americano, realizado en México en los primeros años  del siglo XVI, es evidente que no hubo extinsión de la población nativa, sino su sojuzgamiento mediante la organización de un modo de convivencia  entre vencedores y vencidos en el que ambos grupos disfrutaron de obligaciones, derechos y lealtades codificados en la institución  de una sociedad dividada por castas (Aguirre & Pozas, 1981: 18).

  

Una  de  las  estructuras  que  puntualmente  se  impacto  fue  la  del  territorio.  La  base territorial de las culturas antiguas de México tenían una forma distinta de organizacn, son tres las  formas  que  principalmente  se  identificaron  en  las  comunidades  indígenas;  a  saber:  la dispersa,  la  centro-ceremonial  o  intermedia  y  la  compacta    (Aguirre  &  Pozas,  1981).  La propiedad privada europea vino a ser una demoledora mole para la base territorial de los grupos indios de México, que no sólo veían a su territorio como proveedor de todo, sino algo sagrado al que se le rendía culto a través de sus dioses relacionados todos con su entorno, la naturaleza:

 

Los grupos étnicos que constituyen la minoría subdesarrollada del país tienen elaborada una carta de derechos particular no escrita, que gobierna la relación total  del  hombre    con  el  suelo,  esto  es,  la  práctica  de  la  agricultura,  la apropiación de sus productos, el trabajo cooperativo en la siembra y en la recolección, la intervención que en este trabajo tiene la familia y los grupos sociales más complejos y la participación de esos grupos en ritos y creencias mágico-religiosos comunes …La carta de derechos que norma estas relaciones es la tenencia de la tierra y su origen arranca del establecimiento original de los indígenas en el territorio que hoy forman la superficie de la República, es deccir, antes de su contacto con el hombre de occidente” (Aguirre & Pozas, 1981: 54-55).

  

La concepción del territorio y del trabajo en las culturas antiguas fue colectivo y sagrado en contraposición de la propiedad privada individualista y desprovista de espiritualidad, más cercano al valor económico, a la mercancía:

  

El concepto de propiedad absuluta seguía fundamentalmente las normas de derecho romano que imprimió a la posesión territorial características secularizantes e individualistas  tan marcadas  que la tierra fue considerada como mercancía…el concepto de propiedad de los indígenas difería notablmente. La tierra estaba en manos de la comunidad; su naturaleza era sagrada; no podía venderse, rentarse o quedarse sin utilización por tiempo indefinido; por tanto se hallaba desprovista de valor como mercancía. Al pasar de generación a generación, por el mecanismo de herencia, la familia no adquiría derechos de propiedad sobre la parcerla en usufructo, aún cuado esta viniese en línea recta de un atepasado remoto; el único derecho admitido  era  el  del  usufructo  y  la  preferencia  al  uso  de  la  parcela ancestral” (Aguirre & Pozas, 1981: 55).

 

La base territorial es una estructura  que  actualmente pemanece, a pesar de los años y la mucha resistencia que ha habido en terminos de su defensa y usufructo. La tenencia de la teirra según Aguirre Beltrán (Aguirre & Pozas, 1981: 55) tiene multiples factores:

  

-   La comospisción físico-qmica del suelo

          -   La naturaleza de las cosechas que en ellos se levantan

          -   Las variaciones de climas

          -   La diversidad de los sistemas económicos en uso

          -   Los tipos de normas hereditarias

          -   La distinta organización política

          -   La influencia del culto a lo sobrenatural

   

Aunado a la base territorial, se suma otros elementos a la organización del trabajo, este considerado como otra estructura vigente hasta nuestros días. Se incorporó la utilización del arado en el cultivo del maíz; la siembra y el aprovechamiento de las cosechas de lucro, como el trigo, en la antigua econonomía de susbsistencia; el uso del dinero como instrumento capaz  de pagar productos y trabajo; la aportación de normas bilaterales en el viejo sistema hereditario y algunas otras innovaciones más, particularmente en el campo de la tecnología, influyeron grandemente sobre las formas de tenencia. No provocaron en ningún momento  -cabe aclararlo- la adopción indiscriminada  de estas innovaciones, sino su reintrpretación dentro de los patrones aborígenes para ajustar las antiguas formas de tenencia con la nueva situación (Aguirre & Pozas,

1981). Aunque estas incorporciones pretendía desplazar a las formas de trabajo, a final lograron sólo coexistir. Se puede entonces ientificar dos sistemas de propiedad: El occidental o privado y el  indígena  comunal.  Estos  dos  enfoques  gozaron  de  un  equilibrio  durable  que  fue bruscamente roto en la época independiente (Aguirre & Pozas, 1981: 56). La colonia  no tenía quién ni por qué pensar, la metropolí lo hacía por ella. Lo máximo a lo que podía aspirar es a formar sus letrados, sus hombre cultos, en la metropolí según los patrones culturales allí imperantes” (Marini, 2011:68).

 

Hasta la época independiente sobresalen entonces como nuevas estructuras aportadas por la colonia, claramente de influencia europea, la base territorial (de lo comunal a lo privado) el uso del arado para trabajar la tierra con orientación de lucro, el dinero como instrumento de cambio y nuevas normas del nuevos sistema hereditario. Aunado a lo anterior, se puede considerar la nueva conciencia que se gesta en la población, particularmente indígena, marcada por el racismo de un territorio gobernado por castas:

  

En  la  época  colonial  había  grupos  de  población,  racial    y  culturalmente definidos, que hemos clasificado   con las denominaciones de europeos 15,000; africanos  10,000;  indígenas  3,676,281;  euromeztizos  1,092367;  afromestizos

624,461, e indomestizos 704, 245 individuos…en 1810 había logrado el mestizaje

 

euro-afro e indomestizo-que representaban el 39.5% del total, a costa del decremento proporcional de la gran masa indígena, 60% del total que seguía siendo el grupo de población mayoritario. En el México colonial los europeos y euromestizos constituían  la casta dominante, los indígenas la casta sojuzgada  y los afro e indomestizos la intercasta con un porcentaje del 21%” (Aguirre & Pozas, 1981: 18-19).

   

México inicia un proceso de independencia con una mayoría indígena que, sin ser reconocida como casta importante en las decisiones del rumbo del territotio, es la que soporta el trabajo en el campo y en las ciudades como servidumbres. En 1830 la nueva metropoli, Inglaterra no daba demasiada atención en Arica Latina:

 

Tampoco hay que olvidar que, sólo a partir de ese mismo año y en un período relativamente largo, la navegación a vapor comienza   a imponerse.. no son estas razones absolutamente decisivas  para determinar los tiempos y modos de incersión

 

de Arica Latina en el mercado mundial,  ya que dependieron de la capacidad de los nuevos grupos dirigentes criollos para imponer su hegemonía sobre las oligarquías locales y asegurar su poder sobre un territorio dado, al tiempo que proceden a somenter a los sectores no intergados, por lo general a los indígenas” (Marini, 2011:63).

  

La idenpendencia con la consiguiente inserción en la división internacional del trabajo y la formación de los estados nacionales, nos obliga a un esfuerzo para lo que   no estábamos preparados. Carecíamos para ello, de resortes propios: Escuelas, universidades, tradición cultural, así como industrias y tecnología para asegurar la reproducción de nuestra econmía(Marini, 2011:68).

  

Con la independencia nace el estado nacional: México, joven nación sin un rumbo claro con sus propia crisis estructural, porque no había justamente estructura que soportara la tan ansiada libertad.  Ruy Mauro Marini  habla de  una segunda acumulación  originaria, qu se diferencia de la que tuvo lugar en la colonia, en la medida que se orienta a sentar las bases de la burguesía y Estados Nacionales (Marini, 2011). La conformación de varios países derivaría en buena medida de la estructura sociopolítica heredada de la colonia y no se apartaría fundamentalmente de la articulación en torno a los centros y subcentros comerciale y adminsitrativos que ella dejaría: México, Lima, Buenos Aires, Río de Janeiro, Santiago, Montevideo. Casi todos puertos, cuando no lo son, los nuevos grupos dirigentes se anexan las salidaal  mar que necesitan,  como  Veracruz  o  contraealianzacon  comercianteque las dominan (Marini, 2011).

  

En este sentido la crisis de capacidad intelectual para llevar a México aalgún lugar” se evidenc después de lograr la independencia, cuando los ojos impávidos de muchos liberales fueron testigos   de la entrada de Carlota y Maximiliano a México en 1861 ante lo cual Justo Sierra exclamó: Apenas se puede creer que los mismos mexicanos acepten un emperador de

 

procedència francesa. Justo Sierra con Antonio Caso se distinguieron como representantes de la corriente culturalista en México:

  

En esos años los mexicanos de tendencia liberal, opuestos al conservatismo tradicional, dieron importancia a su Presidente Benito Jrez, indígena, quien defendió la legalidad republicana y dictó las Leyes de la Reforma en 1859. Entre los años 1861 y 1867 se instauró el Imperio de Maximiliano con la intervención francesa. Con la lucha constante de los mexicanos republicanos, el Imperio fue derrocado y Maximiliano fusilado en 1867, restaurándose la República. En 1867, Benito Juárez fue reelegido Presidente de México; asimismo en 1871 hasta su muerte en 1872. Para Justo Sierra, el símbolo de la grandeza y autenticidad del pueblo mexicano fue el Presidente Benito Juárez, a quien dedicó su libro “Juárez, su obra y su tiempo” (Ocampo, 2010: 16).

  

La época de liberalismo como en la colonia deja también estructuras a las que nuevamente los grupos indígenas terminan por adaptarse. En esta época se reforzó las tendencias individualistas y secularizantes   de Occidente, al lograr la sepación del poder civil y religioso (Ley del 25 de junio de 1856), comprendió no sólo las corporaciones eclesiásticas, sino también a las comunidades indígenas.   La tierra indígena, fraccionada y convertida en mercancía, pronto pasó a manos de grandes terratenientes que dejaron sin base territorial a las comunidades.  Los cambios fueron reinterpretados por las comunidades indígenas resistentes   para permitir que siguiera funcionando una coherente y estable estructura social de la comunidad. (Aguirre & Pozas, 1981). En terminos del comercio internacional, fue justamente  el surgimiento de las naciones, la circunstacia para que éste fuera posible. Ya en esta dinámica se reconce como estructuras nuevas la separación de poderes: Civil y religioso que acentúan aún más el territorio fraccionado  y la  exclusión  de  los  grupos  indígenas  que  provoca  en  años  subsecuentes  una revolución social que nuevamente contribuye a generar nuevas estructuras:

 

Una vez que el liberalismo de impuso como la doctrina por excelencia del estado Latinoamericano y con más fuerza aún tras la emergencia de la escuela neoclásica, que retomó de los clásicos la teoría de las ventajas comparativas. Ello  tenía  una  implicación  que,  trascendió  lo  económico,  moldeaba  la conciencia de las naciones de la región: siendo bueno y natural que hubiera economías industriales y economías primarias (agrarias o mineras), y el resultado de ello, el privilegio para la clase dominante, ésta no vaciló en proclamar   la vocación agraría de América Latina, asumiendo como destino histórico lo que no era, sino fruto de la divisón del trabajo” ( Marini, 2011: 67).

  

En el porfiriato nuevamente la tendencia es a buscar talento para organizar el territorio mexicano, influenciado sobretodo por frances,  y con inversiones estadounidense se da un impuso la infraestructura víal, siendo la más representativa la de ferrocarriles. Treinta años de dictadura terminó  por gestar la revolución  social. En  terminos  de las nuevaestructuras  se reconoce fielmente a las haciendas que nuevamente invaden territorios de los pueblos originarios:

 

 En 1910 se levanta la estructura social de la hacienda; institución colonial que había prolongado en cien años la sugeción al dominio extranjero. Su base territorial en las mercedes de sitios de ganado mayor que el gobierno virreinal concedió a los hijos y nietos de los conquistadores, en pago de los servicios hechos por estos a la Corona. El incremento de esta base territorial se realizó a favor de las composiciones de tierras llamadas Realengas”, por cuyo medio se dio la unidad a un conjunto de lotes separados entre sí por franjas de terrenos sin dueño aparente, en realidad, propiedad de comunidades indígenas(Aguirre & Pozas, 1981: 73).

  

La revolución  mexicana deja una estructura en  la base territorial:  El Ejido.  Llegó  a sustituir formas de de explotación tipo junker o terratenientes que prevalecían a  finales del siglo

 

XIX en su versión porfiriana para promover los aprovechamientos tipo farmers y acabar con lo latifundios (Bartra et al, 1999) Esta particular forma de tenencia de la tierra tiene sus propias particularidades en su funcionamiento y ha tomado una lógica en que los ejidatarios han impregnado su personalidad en usufrutcto de la tierra.

  

En México, es la constitución de 1917  consagro  el derecho a la educación (artículo 3°) al trabajo (123) y a la tierra (27). Se jactaba de que como Francia, la Revolución Mexicana tendrá el orgullo legítimo de mostrar al mundo que es la primera en consignar en una constitución los sagrados derechos de los obreros” (Moctezuma, 2016). En el caso del   artículo 127 los derechos de los ciudadanos   tienen al uso de la tierra se comprendía   a la población indígena como a la no indígena. Nuevamente los grupos indígenas se adaptan a las nuevas cicuntancias. Lcoerción  ejercida,  no  significó  la  aceptación  total  de  la  nueva  cultura,  sino  su reiterpretación dentro de los viejos patrones  de las culturas indígenas. El proceso de cambio cultural en la hetereogenidad existente no se realizó, como es lógico suponer, con igual intensidad” (Aguirre & Pozas, 1981: 19).

 

3.       Territorio actual.

 

En los años 50 del siglo XX, superadas las crisis por las guerras mundiales,   las nuevas relaciones  entre la organización moderna del trabajo  y la forma de vida de los asalariados tuvieron desconexión, lo que provocó la crisis (Guillen, 2005). El Estado de Bienestar, con los aportes John Keynes, quien intentó alejarse de las teorías neoclásicas y hace una fuerte crítica a ellas, concentrándose en e origen de las crisis, rechazando la idea de equilibrio; a su vez propone un aparato gubernamental encaminado a reducir las desigualdades sociales. En su teoría general de la ocupación, el interés y el dinero se argumenta la intervención del Estado, y aunque Keynes no elaboró un modelo de crecimiento, se utilizó por otros economistas para elaborar modelos de crecimiento económico. El planteamiento de Keynes fue muy atractivo para Latinoamérica. Algunas ideas sobresalientes de su aporte son (Ornelas, 2012):

 

·    La  política  de  crecimiento  debía  evitar  que  los  incrementos  de  los  productos  se concentraran, se trataba más de distribuirlos entre los factores de producción.

·    Al reconocer actividades 104apitalisme104 permitían lograr con mayor rapidez y cuantía los aumentos en la productividad.

·    Se fortalecel criterio de identificar al crecimiento con el desarrollo y a éste con la industrialización que en su momento que había elevado índices de crecimiento

·    El desarrollo económico se reafircomo un aumento rápido y sostenido del producto real por habitante

  

El Estado de Bienestar se caracteriza por la intervención del Estado en la satisfacción de las necesidades de la población en un territorio, pensamiento que permeo en Latinoamérica y el cual influenció a la política pública, impactando a los sectores económicos.  En este período se puede ver la forma de concebir y satisfacer necesidades,   las cuales se orientaron desde lo económico y desde la satisfacción de estas a partir de valores de uso y valores de cambio:

 

Marx define la mercancía como valor de uso del siguiente modo: «La mercancía es (...) una cosa apta para satisfacer necesidades humanas, de cualquier clase que ellas sean.»   A este respecto es irrelevante el hecho de que se trate de necesidades del estómago o de la fantasía. La satisfacción de la necesidad constituye la conditio sine qua non para cualquier mercancía. No existe ningún valor (valor de cambio) sin valor de uso  (satisfacción de necesidades), pero pueden existir valores de uso (bienes.) sin valor (valor de cambio), si bien satisfacen necesidades (según su definición)” (Heller, 1986:21).

  

El capitalismo mercantilizó las necesidades, se crearon falsas mercancías: el trabajo y el dinero (Polanyi citado por Collin, 2014). Al requerir dinero para satisfacer necesidades, y al ser éste difícil de obtener, se convirtieron en pobres. Depender del dinero para satisfacer necesidades, convierte en pobres a quienes no lo eran” (Collin Harguindeguy, 2014:26).

 

Es acomo se empieza en la actualidad, a ser conscientes de la realidad de las naciones en América Latina y particularmte en México, com un   grupo de intelectuales que invita a descolonizar el desarrollo, promoviendo la reflexión sobre la historia que ha marcado al país que hoy es,  pero  también  reconociendo  los  saberes,  palabras,  usos  y costumbre  de  los  pueblos originarios  que  actualmente  son  minoría,  pero  siguen  siendo  los  guardíanes  del  patrimonio natural y cultural del país en resistencia pacifica para conformar un territorio hetereogéneo, en donde coexisten dos formas de concebirlo, de vivirlo y aprovecharlo.

  

Con respecto al desarrollo regional local, éste queda instaldao en América Latina  sujeto a una doble subordinación: a las  formas  de imaginar  el  desarrollo  desdeel  centro  y a los lineamientos supreestructurales de ideas macro económico-sociales de matriz neoliberal, impulsado por organismos supranacionales y los think thanks neoliberales que procuran desmantelar   los patrones redistributivos keynesianos y dependentistas de la posguerra” (Fernández, 2008:27).

 

3.1.   Desarrollo endógeno/local  de México.

 

Descolonizar el desarrollo no intenta  entonces exterminar las estructuras heredadas por un proceso histórico, sino a repensar la actual y buscar la naturaleza de nuestras estructuras productivas que permiten reconocer la diversidad. Estas existen, funcionan, llevan a los pueblos originarios a una lógica incomprendida para el modelo neoliberal. Tanto en la colonia del siglo XVI como en la actual colonización del mercado, es posible observar lo que Aguirre Beltrán comenta para la primera: la coerción ejercida, no significó la aceptación total de la nueva cultura,  sino  su  reinterpretación  dentro  de los  viejos  patrones    de laculturas  indígenas(Aguirre & Pozas, 1981: 19).

  

L reflexión sobre el concepto de desarrollo es compleja y puede tener múltiples interpretaciones. Para tener aún más precisión, el desarrollo está vinculado fuertemente a los

 

procesos territoriales, y ha evolucionado en función al concepto que se ha tenido históricamente del territorio, este entendido al inicio como simple contenedor desde la colonia hasta alcanzar los conceptos de crecimiento económico de la economía clásica, representada por economistas como Smith, Ricardo y Marx o con otros elementos de orden social relacionados con la adecuada distribución del crecimiento, autores como Marshall, Walras, Pareto, Pigou (Boisier, 2001) son los más representativos.

  

Pensar el territorio implica también pensar en el espacio, pues es un elemento que permite entender  el  territorio.  En  la  explicación  de  Saquet,  el  territorio  es  unconstrucción  social, histórica y relacional, vinculado a procesos de apropiación y la territorialización es apropiación social. Sociedad-tiempo-naturaleza y territorio son son indisociables y esto da una dimensión distinta de lo que se entiende por desarrollo (Saquet, 2015), porque acomo ha evolucionado el concepto, también los procesos económicos que en él se desencadenan, Bosier afirma que concepto de desarrollo tiene sus raíces más en la economía neo-clásica que en la clásica (Boisier,2001).

 

  

El calificativo de regional-local implica un  análisis separado. El desarrollo regional-local tal como la plantea Víctor Fernández, ha delineado una plataforma que converge estandarizadamente  en  concebir  y  analizar  las  regiones  y  localidades.  Plantea  que  dicha plataforma  en  América  Latina  resulta  funcional  a  la  recreación/reafirmación  de  un  “relato colonial de desarrollo” (Fernández, 2008). Afirma que mientras   la idea de una manual de buenas prácticas del desarrollo local” se consolida y la plataforma común regionalista-localista” se  difunde  hegemónicamente    entre  instituciones,  programas  y políticas  ,  las  desigualdades sociales  y  territoriales  se  disparan  y  la  posibilidad  de  que  las  regiones  –países-periféricas alcancen a las centrales se torna quimérica (Fernández, 2008). Se actua de la misma forma que en la colonia y/o virreynato, las élites dominantes tienden a buscar referentes europeos aunados a una forma de vida que se parezca a la american way of life” y sigue el fin último del cosumo masivo como meta del desarrollo que planteaba W. Rostow.

 

Fernández (2008), plantea su hipótesis a partir de  lo que el denomina relato colonizador” y sostiene que   el desarrollo en América   latina está sujeto a una triple subordinación, ya que viabiliza las reproducciones del capital global y, a partir de ello, o por ello, contribuye - inversamente proporcional a sus propósitos- a consolidar las formas de desigualdad  y exclusión que dominan la región y, afectan negativamente a actores que sostiene o dice potenciar (Fernández, 2008). Coincide el autor en que existe una colonización a partir, por un lado de imaginarios y representaciones sociales germinados en el centro (Europa), que se transmiten acríticamente   hacia la periferia (América Latina) como una continuidad con formas de larga tradición de relatos colonizadores, que condicionan, moldean, limitan y –lo que es peor- ocultan las representaciones/discursos y prácticas” desde y para los actores y territorios  periricos (Fernández, 2008),  que aún tienen una política gubernamental impreganda de neoliberalismo que cada vez gana terreno en el marco regulatorio al que se le suma una crisis de identidad de la sociedad mexicana. Fernández también reconoce:

 

 una subordinación en el contextoanterior a las redes trasnacionales, de ideas y prácticas    (y  fianciamientos)  neolibrales  que,  también  originadas  y  potenciadas desde el centro, pero con plataforma en otros nodos de elaboración , encuentran anclaje hegemónico en las cupulas de los organismo supranacionales y nacionales, para  permear  desde  allí  las  representaciones”  de  cómo  deben  operar  las sociedades para alcanzar el desarrollo, y a partir  de esas representaciones, fijar las directrices estructurales para alternar los obstáculos/distorciones al desarrollo(Fernández, 2008:27).

 

4.      El turismo por  la organización Masehual Siuamej Mosenyolchicauani, dentro de la región Cuetzalan, Puebla

 

La construcción de una región actualmente obedece a elementos de cacter económico, social, ambiental o cultural.  En ocasiones las configuraciones de la región desde lo económico

 

por ejemplo, puede pasar por alto elementos culturales, los cuales son relevantes en términos del comportamiento de las personas, que en futuro  incidirá en los resultados. Es harto más complejo entender el territorio desde el  ámbito cultural, el territorio es más que un espacio plano, llano y homogéneo.

  

Al territorio se le reconoce hoy como un entramado más complejo que el de sólo ser un espacio contenedor, como lo reconocía antes la geografía física (Gasca, 2009) Desde el espacio geográfico absoluto se tiene una dimensión solamente física, pero desde el relativo se incorporan elementos de relaciones humanas que permanecen, procesos que se apropian, se identifican y crean cultura;  es entonces cuando se habla de territorio. Se suman a su estudio otras nociones como las de territorialidad y temporalidad, junto con los conceptos de territorio, tiempo y lugar, sin dejar de lado el paisaje, el espacio y la región (Saquet, 2015).

  

Cuetzalan, del Progreso, es un  municipio que se ubica en la sierra nororiental de Estado de Puebla, México, dentro de  la región  socioeconómica II junto con 31 municipios de los 217 que existen en el estado (INAFED, 2010) Un territorio con población mayoritariamente indígena (67.7%)  de un total de 47,433 habitantes en el 2010  se estimaron 32,132 hablantes de alguna lengua indígena en su mayoría náhuatl (30, 354) pero también totonaco en una minoría (75) (INAFED, 2015) Cuetzalan cobra importancia en la mapa del Estado en las últimas dos décadas por su incursión en la actividad turística, en el 2010 recibió  123,731 visitantes con una derrama económica de $72,490,850.00.

  

Cuetzalan tiene 8 juntas auxiliares que agrupan a 135 localidades y pertenecen al Estado de Puebla, aunque no  siempre haya sido así. El antecedente de territorio se ubica en la región cultural conocida como el Totonacapan, etimológicamente proviene de vocablos nahuas de la palabra totonaca que significa tres corazones” tutu: Tres y nacu: Corazón. Algunos investigadores asocian la existencia de tres grandes confederaciones; Tajín, Zempoala y Yohualichan (Museo Etnográfico, 2016).  En los años 381 y 481 d.C. ocuparon la parte central

 

del Golfo de México en Veracruz y se extendieron a Chiconcuautla al Estado de Puebla. Su base económica fue a agricultura y el comercio. Los cultivos principales fueron el maíz, frijol, tomate, chile, cacao, camote, ciruela, zapote, algodón y vainilla; los trabajos manuales se hacían en torno a cestea, elaboración  de telas de algodón  y  bordados. El Tajín en  Veracruz alcanzaría su progreso hacia el 750 d.C. (Museo Etnográfico, 2016).

 

El Totonacapan es entonces la región cultural a la que Cuetzalan  pertenece. El esplendor de ésta región se ubicó  en los años   750-1000 d.C,   sin embargo, los  pobladores tuvieron paulatinamente que desplazarse hacia las costas debido  a las diferentes invasiones, empezando por la conquista Tolteca, pero finalmente fueron conquistados por la triple alianz bajo el poderío del Huey Tlatoani1 Axayácatl (1469-1481d.C.) y fue cuando los nahuas dominaron esta región, que como se mencionó anteriormente hoy son mayoría frente a los totonacas y mestizos.

 

A estas invasiones le siguió el ordenamiento colonial, organizado bajo el esquema de encomiendas,  por  medio  del  cual  la  corona    otorgaba  una  extensa  área  territorial  y  a  sus habitantes, a un español, y era él quien explotaba a los indios. Cuetzalan formó parte desde 1522 de la encomienda de Pedro Cindos de Portillo y de Hernándo de Salazar, que abarcaba Hueytlalpan, Xonotla y Tlatlauquitepec. A esta organización de tierra le siguieron los corregimientos, por medio de los cuales la corona buscaba congregar a los habitantes dispersos para mantener control, que una vez que la encomienda quedó sin sucesor pasó a la supervisión del corregidor de Tlatlauquitepec, En el siglo XVII pasó a pertenecer al corregimiento de San Juan de los llanos (Libres)  y posteriormente a Zacapoaxtla. En 1750 se separó de Zacapoaxtla e inicio su desarrollo autónomo  (Museo Etnográfico, 2016).

 

La población india, como muchas en el México antiguo, tenían una forma de organizacn, usos y costumbres distintas al de los conquistadores españoles. El lenguaje, la comida, el vestido,

las ceremonias asociadas a la naturaleza representada por diferentes Dioses. Yohualicha se

 

 1 De náhuatl Ueyi=grande y Tlajtoani= el de la palabra, significa el dirigente, o líder principal.

 

puede clasificar dentro de la base territorial como centro-ceremonial, el vocablo proviene del náhualt y significa casa de la noche” ubicada a 8 km de Cuetzalan y a 60 km en línea recta del Tajín en Veracruz. Sus primeros ocupantes fueron totonacas y su apogeo fue entre los años 600 y

9000 d.C. (Museo Etnográfico, 2016).

 

 Las invasiones, los desplazamientos, las distintas formas de organización del territorio y de la base territorial de los pobladores originarios del Totonacapan y particularmente de Cuetzalan, han puesto en relieve  que uno de los problemas sociales más importantes que confronta nuestro país es el de la heterogeneidad racial y cultural de sus habitantes” (Aguirre & Pozas, 1981:12). A lo anterior se puede agregar que no necesariamente se tiene que concebir como un problema, sino como una característica del territorio que debe considerarse para entender y comprender la dinámica actual en las nuevas concepciones del desarrollo y del desarrollo regional y particularmente de fenómoeno moderno conocido como turismo.

  

Actualmente la vivienda de los pobladores de la comunidad indígena es de paredes de adobe blanqueadas con cal, con planta cuadrangular, piso de tierra, sin ventanas y con una sola entrada. Una sola pieza en las que se ubica   alcoba y cocina, es donde comen, conviven  y duermen. No hay muebles, usan petates o tapetes de palma, colocados en el suelo en donde se sientan y duermen. Emplean cestos para guardar semillas y otros alimentos. Usan braseros2 para cocinar y tienen altares para sus dioses. Las casas tienen parcelas con una pequeña huerta y corral con algunos animales domésticos que sirven para complementar la alimentación, para mercar o para ser consumidos en ocasiones especiales. En la misma parcela se encuentra un baño y el temazcal (Museo Etnográfico, 2016). También se observa la incorporación de otros elementos en las viviendas como el televisor, el radio, sillas y mesas de madera dispuesta para ser funcionales, no para decoración. Los altares están asociados a santos y a un dios, de la religión calica; todo

ello influye en los estilos de pensamiento pero no en sí  mismos, sino dentro de unidades sociales

 

 2  Elemento inicialmente de barro y posteriormente de latón para poder hacer fuego y concentrar calor. También utilizan fogones con base de ladrillos y troncos.

 

a las cuales esos estilos de pensamiento les sirven como medio de comunicación (Douglas, 1998)

 y esto en la interpretación de sus acciones.

 

 La comida de los pobladores actuales tiene  su base en el cultivo de maíz, chile, frijoles, frutos y vegetales locales, animales domésticos cocinados en fogones y con utensilios como el comal, metates, molcajetes, cazuelas, cucharas, vasijas y ollas de barro (Museo Etnográfico,

2016). En las viviendas se observan otros elementos incorporados también en términos de la funcionalidad, estufas de gas, ollas de peltre y aluminio, vasos de cristal y plástico, refrigeradores para la conservación de los alimentos. En el vestido siguen utilizando el algodón sin color. El color está en la faja roja alrededor de la cintura de las mujeres que significa suerte, y el hupilpequeño chal de algodón de bordado abierto con decoraciones pequeñas donde también el color rojo es predominante. Las blusas de la mujer tienen un bordado en la franja superior de hombro a hombro, en donde los colores y las formas evocan el entorno que habitan: aves, flores, personas son los protagonistas de sus estampados. Los rituales funerarios son también expresiones características de la región. La expresión coloquial ya se petateo” que hace referencia que ya se murió”  encuentra  su  origen  en  la  formen  que  envolvían  en  un  petate al  difunto  para enterrarlo.

 Tanto en las características de la vivienda, como en el de la comida y el vestido no solamente el primer impacto de los colonizadores españoles causó modificaciones y adecuaciones a las cotidianas formas de vida, Aguirre Beltran escribe:

  

El contacto con el viejo   mundo europeo y el nuevo americano, realizado en México  en  los  primeros  años    del  siglo  XVI,  no  implicó  necesariamente  al extinción de la población nativa, sino su sojuzgamiento mediante la organización de un modo de convivencia  entre vencedores y vencidos en el que ambos grupos

disfrutaron de obligaciones, derechos y lealtades codificados en la institución  de

 

 3 Petate es un tapete de palma tejido a mano. Utilizado comúnmente para dormir.

 

una sociedad dividada por castas. (Aguirre & Pozas, 1981:18) La coerción ejercida, no significó la aceptación total dela nueva cultura, sino su reiterpretación  dentro  de  los  viejos  patrones    de  las  culturas  indígenas.  El proceso de cambio cultural en la hetereogenidad existente no se realizó, como es lógico suponer, con igual intensidad” (Aguirre & Pozas, 1981: 19).

  

Es acomo los nahuas que habitan hoy Cuetzalan, continuan con usos y costumbres originarias pero adaptadas a la realidad actual, en donde tiene que lidiar con las nuevas configuraciones territoriales que dividieron la región del Totonacapan en dos estados: Puebla y Veracruz y provocan el localismo de expresiones culturales como por ejemplo las danzas. En el año 2009, la ceremonia ritual de los voladores fue declarada por la UNESCO como patrimonio inmaterial de la humanidad, y la reconoce como una danza asociada a la fertilidad que ejecutan diversos grupos étnicos de México y Centroarica, en particular los totonacos del Estado de Veracruz, situado al este de México. Su objeto es expresar el respeto profesado hacia  la  naturaleza  el  universo  espiritual  (Unesco,  2008).  Lo  anterior  provoca  en  la población enojo porque defienden que no son voladores de Papantla, sino que son voladores de Cuetzalan, haciendo referencia a que Yohualichan fue primero que Tajín, en realidad es la región del Totonacapan  a la que ambos pertenecen. El territorio entonces se concibe como se decía al inicio, como algo más complejo de estudiar que va mas allá de fronteras económicas y políticas. Los elementos culturales dan a estos una lógica que pocos comprenden frente a la respuesta de los habitantes a políticas públicas, aciones o decisiones centralizadas.

  

La importancia del espacio ha estado subordinada a la del desarrollo y la transformación, es decir al tiempo. Cada día la dimensión espacial se ha revalorizado, y ha adquirido una relevancia fundamental para comprender los procesos contemporáneos (Ramírez, 2011). Blanca Rebeca hace una reflexión sobre la sustitución de conceptos, el de territorio por el de espacio;  pero va más allá, no sólo se percata de tal sustitución sino de que el concepto de desarrollo siga siendo el mismo  con  la  implicaciones  que  esto  supone.  Sostiene  que  existe  una    desarticulación  de

 

espacios, todavía considerada por algunos como oposición entre el campo y la ciudad, acomo entre las regiones que buscaban sus trasformaciones aisladas  y  por si mismas sigue siendo una práctica común (Ramírez, 2011), lo cual en turismo sucede con frecuencia.

 

Cuetzalan con la dinámica turística de hoy hace que nuevamente los pobladores tenga otro encuentro con formas distintas de pensar, ideologías, usos, costumbres de los visitantes y aunque no es un proceso de colonización, es un proceso al que se tiene que enfrentar dada las exigencias de los turistas que los vistan atraídos por el patrimonio natural y cultural del que son poseedores. El turismo promueve que el territorio se visualice como un mercado, en donde se ofertan productos y servicios. Desde la lógica del capital, hablar de una reconfiguración o reorganización del territorio, en este caso a partir de la actividad turística, nos sugiere también que en el mundo moderno el territorio es cada vez más una fabricación, un producto que, insistiendo en el tema, se puede ofertar dentro del mercado turístico a partir de su contenido natural y cultural (Ziga,2014).

 

  

Estudiar la región desde el ámbito cultural, implica entonces incorporar el concepto de cultura que se entiende como la forma en que los sujetos ven, juzgan la realidad y actúan en consecuencia, y como sus conductas inciden sobre los procesos de desarrollo en un territorio” (Collin, 2010:5) Sin embargo, desde los modelos de turismo (convencional y alternativo) Se ha acotado el termino cultura sólo a  las manifestaciones culturales de una determinada sociedad que por sí mismas se vuelven atractivas para otras sociedades que son distintas. Así por ejemplo, la comida, el vestido, los usos, costumbres y hasta el patrimonio edificado, ya sea religioso o civil son considerados motivadores del viaje. Incluso, se suele incorporar el concepto de turismo cultural, normalmente referido al término de patrimonio edificado. Está claro que por cultura no se agota a lo monumental o artístico de excelencia” (Muñoz de Escalona, 2011:21).

  

En el turismo se han estudiado a procesos de aculturación y transculturación (Saldivar,

 

2003) referentes a las influencias culturales en las comunidades. Otros conceptos más actuales

 

que retoma el turismo especializado son los que promueven respeto a las comunidades anfitrionas Respetar la autenticidad sociocultural de las comunidades anfitrionas, conservar sus activos culturales arquitectónicos y vivo y sus valores tradicionales, y contribuir al entendimiento y a la tolerancia interculturales” (UNWTO, 2007) e incorpora un concepto más a la reflexión: la interculturalidad.

  

En este contexto  y  frente a nuevas posibilidades del desarrollo regional/local pero en el marco de una realidad: el modelo neoliberal en donde se dede observar la región y se volcó a observar lo local, acomo el retiro del Estado como principal agente de desarrollo, para dar paso al  mercado como protagonista  (Ramírez, 2008) Para Blanca Rebeca  lo local es lo regional; un grupo de mujeres indígenas nahuas4 con problemas de exclusión pero con la intención de buscar otras oportunidades para vivir mejor,  inician una incursión  en un proyecto que a continuación se expone como un ejemplo de desarrollo local endógeno tomando como referencia a Boissier  que define el desarrollo local como un proceso que parte del territorio y el desarrollo endógeno significa la formación de un proceso emprendedor e innovador (Boisier, 2001).

  

Dada las condiciones del campo en 1985, en donde  no representaba  una actividad bien remunerada para sus esposos como proveedores de la casa se ven obligadas a buscar otras formas de diversificar su actividad. Empiezan por lo que sabían hacer: Artesanias.   Con el apoyo de estudiantes de Servicio Social de la Universidad Autónoma Metropolitana, se inicia la organización de las mujeres en la comunidad de San Ands Tzicuilan formando un grupo para comercializar a precios justos las artesanías, iniciaron 3 mujeres, y se fueron integrando más llegando  a ser treinta.  Conformaron  un  comité para  vender artesanías  en  las  universidades,

posteriormente se sumaron otras comunidades. En 1986  se  integraron a la Cooperativa Tosepan

 

  

4    La  información  fue  suministrada  por  Juana  María  Chepe  y  Emilia,  socias  de  la  Masehual  Siuamej

Mosenyolchicauani, en investigación de campo de 11 de marzo de 2016.

 

Titataniske,como una comisión regional de artesana, de la que algunas siguen siendo socias. Continuaron  su  labor  de  convocatoria  a  pesar  de  los  prejuicios  de  sus  familiares  y  de  la comunidad que no veía con buenos ojos” que las mujeres tuvieran que salir de sus casas para reunirse. Realizaron reuniones en sus comunidades cada mes, logrando reunir alrededor de 300 mujeres artesanas en 9 comunidades de tres Municipios de la Sierra Norte.

 No es hasta   1992,   que deciden conformar su propia   organización   con  el nombre Masehual Siuamej Mosenyolchicauani, que significa mujeres indígenas unidas que se apoyan, esta organización logra integrar a 200 mujeres indígenas de  seis comunidades de este Municipio de Cuetzalan Puebla. Estas son Xiloxochico, Cuauhtamazaco, Pepexta, San Miguel Tzinacapan, San Ands Tzicuilan y Chicueyaco. Los principales proyectos que realizan son los relacionados al bienestar,  la educación, capacitación y proyectos o productivos.

  

La figura legal que las agrupa les permite que una asamblea general sea la máxima autoridad de la organización, en ella se toman las principales decisiones, se realiza una vez al año y deben participar todas sus socias, es una instancia de información, evaluación y planeación. Cada grupo nombra a su consejera y la asamblea la ratifica, su periodo dura dos   años. Este proceso tuvo siempre un acompañamiento como ya se ha comentado y asumen compromisos conjuntos con otras organizaciones, Saquet refiere dentro del desarrollo local que  la formación de las redes de circulación y de comunicación contribuye directamente a la formación de los territorios, tanto en las relaciones internas como externas. Los territorios resultan del proceso de construcción histórica del y en el espacio(Saquet, 2015:37). El principal acompañamiento fue de s mujeres profesionistas que hoy integran el Centro de Asesoría y Desarrollo entre mujeres

CADEM  A. C.  Los logros que las socias enuncian son:

 

  

5 Tosepan Titataniske  actualmente abarca 400 comunidades en 22 municipios de la sierra nororiental del Estado de Puebla e inicsu organización  como respuesta a la solución de un problema alimentario: El desabasto de azúcar, posteriormente fue el café. En 1983 se inauguró su primer beneficio de café.

 

-    Su  formación  primaria  básica de leer  y escribir  ya que asistieron a la  escuela  y su organización les dio la oportunidad de que la  organización fuera su  escuela. En ella se han formado

-    Una vez desarrollada sus capacidades empezaro a enseñar a sus compañeras a leer y escribir.

-    Trasmitieron la  experiencia en bordados y tejido en telar de las más experimentadas  para ayudaran a otras a mejorar  sus productos.

-    INEA apoyó para la capacitación de corte y confección para realizar un buen acabado de sus  prendas y diversificar nuestra producción.

-   Capacitamos en contabilidad sencilla para tener un control del dinero de sus ventas.

 

-    Aportaron  cooperaciones  económicas,  para  gastos  de  comercialización  y  compra  de materia prima.

-    En  el  año  de  1990,  lograron  el  apoyo  de  una  Agencia  de  Cooperación  (CILCA Internacional),  en  la  que  desarrollamos,  huertos  familiares,  granjas  demostrativas  de cerdos de engorda y de aves de engorda y gallinas ponedoras, 2 molinos de nixtamal y 1 tortillería; además de un fondo  para la comercialización de sus  productos;  acomo un proyecto de mejoramiento  a la vivienda.

 

La  capacitación recibida a través de talleres, les ayudó a reflexionar sobre su problemática como mujeres indígenas: Derechos a la salud, equidad de género, medio ambiente,   procesos organizativos que abarcaba la organización interna estructura y reglamento, liderazgo. El desarrollo autónomo de un territorio es una interpretación de desarrollo con una visión territorial que se apoya en la idea de que cada comunidad local se ha ido formando históricamente en función de las relaciones y vínculos de intereses de sus grupos sociales (Vázquez Barquero, 2007

) que hasta el momento es evidente en el desarrollo de la organización. Se resalta la realización de talleres de análisis para recuperar la sabiduría de sus abuelos en agricultura orgánica, conservación y cuidado de la naturaleza. Eran  conscientes  de que la organización no tenía la capacidad de hacer todo solo con recursos propios, por lo que fueron beneficiarias de subsidios.

 

Se capacitan en temas de derechos humanos en las seis comunidades de la organización con apoyo del Instituto Nacional Indigenista  (INI), ahora Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos indígenas (CDI). Convocaron a   nuevas organizaciones de mujeres y a otras instituciones de la región   a participar en una red contra la violencia doméstica. Son   socias fundadoras de la Casa de la Mujer Indígena (CAMI), espacio que actualmente coordinan dos de sus compañeras, con representantes de otras organizaciones. En este espacio se brindan apoyo legal y emocional a las mujeres que sufren violencia doméstica. Forman parte de la Coordinadora Nacional de Mujeres Indígenas (CONAMI) y desde este espacio hacen  talleres comunitarios para fortalecer    el  reconocimiento  de sus  derechos  indígenas.  El  turismo  en  Cuetzalan inicia  su desarrollo en 1998 con el proyecto Sierra Mágica de la Secretaría de Turismo del Estado. En el año 2002 se forma el consejo del juzgado indígena del cual la organización es   parte, con la intención de fortalecerlo, y apoyar para que funcione y se respete su derecho a la aplicación de la justicia indígena. Su misión y visión como organización es:

 

- Misión

   

Nosotras a través de la organización de mujeres indígenas, nos  proponemos contribuir al desarrollo de las comunidades, luchando, defendiendo y valorando nuestra cultura y como mujeres, capacitarnos para resolver nuestras necesidades y las de nuestras familias, logrando mejores condiciones de vida entre todas y todos.

  - Visión

  

 Ser una organización autónoma, fortalecida, capacitada y reconocida por su experiencia y una conciencia de identidad y valores culturales y de respeto a la naturaleza, conservando y difundiendo los conocimientos ancestrales y practicando las técnicas tradicionales y el arte indígena, con más socias comprometidas y leales a la organización.

 

Se asumen como mujeres emprendedoras a empresarias exitosas que con el compromiso, la formación capacitación, la necesidad de tener recursos económicos propios, generar empleos, la preocupación de aminorar la migración de la gente, el querer transmitir y conservar su cultura, el cuidado de la naturaleza, el creer en ellas  mismas las lleese año a construir un hotel que lleva el nombre de Taselotzin 6.

  

Se percataron de que en Cuetzalan había pocas opciones para recibir a los turistas, pues solo había dos o tres hoteles, y fue la   oportunidad para realizar su propuesta pensando   en ofrecer algo alternativo. La idea no fue fácil, todas tenían temor a endeudarse pero continuaron. La  esta  idea  les  lle tiempo  concretarla.  Después  de    platicacon  las  compañeras  en  las reuniones de cada comunidad, en las reuniones de consejo y finalmente tomar la decisión. De las

200 mujeres que conformaban la organización, sólo participaron 45socias, quienes contribuyeron con cooperaciones y su   mano de obra. El   proyecto y lo presentaron   al INIquienes les consiguió  el  recurso  a  través  del  Programa  Mundial  de  Alimentos.  También  apoyó  Fondo Nacional de Empresas en Solidaridad -FONAES – del cual recibieron  recursos que empezaron a pagar a partir del año 2000.  En 1997, inicia el funcionamiento de su hotel, que tuvo sus primeros huéspedes siete días después de su inauguración. Su cupo completo lo tuvo el cuatro de octubre de ese mismo año.

  

Otros organismos que se sumaron a su proceso empresarial fueron el Policnico Nacional, Secretaría de Turismo Estatal. En el año 2000 ganaron  el premio de Empresas Exitosas Liderada por Mujeres en Latinoarica. Para el  2011 construyeron dos cabañas con tina de hidromasaje habiendo recibido un apoyo no recuperable de la Secretaría de desarrollo Rural. La organización refiere como logro el ser socias fundadoras de dos redes. A nivel Nacional de la red indígena de turismo de México RITA y a nivel estatal de la Red Huitziki Tijit (camino del colibrí), que les

ayuda a  impulsar la promoción y difusión para sus productos de medicina tradicional y artesanal

 

 Del náhuatl, plantita tierna.

7  Instituto Nacional Indigenista en ese año. Actualmente es el CDI, Comisión Nacional  Para El Desarrollo de los

Pueblos Indígenas.

 

que compaginan con el turismo.  Generan empleos directos  a 12 familias. La misión y visión en el hotel  son:

  

- Misión

  

 

Somos una organización emprendedora de mujeres indígenas nahuas, vivimos en Cuetzalan, Sierra Norte de Puebla. Trabajamos  en conjunto  y con  responsabilidad eel proyecto de un hotel ecoturístico, con el toque especial según nuestras raíces, costumbres y tradiciones. Ofrecemos a nuestros huéspedes calidad en el servicio, en restaurante, medicina tradicional, temazcal, masaje y arte indígena de la región. Promoviendo y difundiendo la conservación del medio ambiente, bajo criterios de sustentabilidad para mejor calidad de vida de nuestras familias y nuestra comunidad.

  

- Visión

  

 

Ser reconocida a nivel nacional internacional como el mejor hotel eco turístico administrado por mujeres indígenas nahuas en la región de la sierra norte de puebla. Ampliando el hotel Taselotzin en habitaciones y trabajando con otros proyectos de hoteles ecoturísticos en el municipio de Cuetzalan. Con un mayor número de socias comprometidas y leales con la organización.

  

Actualmente tiene una capacidad de alojamiento para 68 personas, cuenta con diez habitaciones tipo cabaña con capacidad de dos  a cinco personas por habitación, dos habitaciones con tina de hidromasaje y chimenea, con capacidad para cuatro personas c/u; y dos albergues con capacidad de diez personas cada uno, las habitaciones cuentan con camas matrimoniales e individuales, sábanas y toallas   bordadas con un toque artesanal, colchas de telar de cintura; servicio de agua caliente las 24 hrs. y sanitarios; no cuentan  con televisión en ninguna de las habitaciones ya que como hotel indígena pretende que e huésped descanse y disfrute de la

 

naturaleza, alejándose de la cotidianidad que hay en la ciudad .Lo anterior da cuenta de lo que es el desarrollo local/endógeno con las caracteritsicas que refieren diferentes autores. La actividad empresarial es evidente y la sostenibilidad de su actividad en el tiempo desde sus inicios también. Las mujeres lograron superar su condición de probreza a partir de trabajo colaborativo, resaltando sus  usos  y costumbres,  adaptándose  al  mercado  y a  la  circuntancia  del  modelo  neoliberal, cumpliendo con las normas y el marco regulatorio que se les exige, sin perder de vista su origen e identidad.

 

5.      Comentarios finales.

 

La historia de México ha heredado estructuras que son vigentes y que coexisten con las nuevas  estructuras  marcadas  principalmente  por  el  neoliberalismo.  Las  disparidades  son evidentes y se ha asumido una consciecia sobre la necesidad de buscar en la naturaleza del territorio otras formas de concebir el desarrollo. Cuetzalan pertenece a la región cultural del Totonacapan, hoy tiene una cofiguración dentro del marco de la división política, pertenece al Estado de Puebla y a la región socioeconómica II dentro del Estado. El turismo no es su única actividad, pues son las activiades primarias como el cultivo del café, la pimienta, maíz, vainilla y frutos y vegetales los que dan el principal sustento. Dentro de este marco se expone el caso de la organización Masehual Siuamej Mosenyolchicauani como ejemplo no sólo de desarrollo local/ endógeno, sino como un territorio superpuesto que ha logrado aprovechar sus posibilidades son perder la identidad de mujeres indígenas.

  

No se intenta regresar al pasado, sino reconocer las fortaleces que los cambios estructurales han dejado a partir del proceso histórico para entender y comprender otras lógicas de apropiación del territorio: Tener memoria

 

6.      Bibliografía.

 

Bartra,  R.,  Boege,  E.,  Calvo,  P.,  Gutiérrez,  J.,  Martínez  Vázquez,  V.,  &  Paré,  L.  (1999).

 

 

Caciquismo y poder porlítico en el México Rural. Ciudad de México: Siglo XXI editores.

 

Boisier, S. (2001). Desarrollo Local ¿De qué estamos hablando? En Ó. M. Antonio Vázquez, Transformaciones Globales, Instituciones y Políticas de Desarrollo Local. Rosario, Argentina: Homo Sapiens Ediciones.

Collin Harguidenguy, L. (2010). Presentación Regiones y Desarrollo Sustentable. Regiones y

 

 

Desarrollo Sustentables, 5-7.

 

 Collin Harguindeguy, L. (2014). Economía Solidaria: Local y Diversa. Tlaxcala: El Colegio de

 

 Tlaxcala.

 

 Douglas, M. (1998). Estilos de Pensar. Barcelona: Gedisa.

 

 

 

Fernández, V. (2008). Desarrollo regional-local y nueva colonialidad del poder. Ideas, instituciones e intereses desde una perspectiva latinoamericana. En R. e. Jiménez, El desarrollo hoy en América Latina. Tlaxcala: Colegio de Tlaxcala.

 

Gasca, J. (2009). Geografía regional: la región, la regionalización y el desarrollo regional.

 Ciudad de México: UNAM Instituto de Geografía .

 

 Guillen Romo, H. (2005). Orígnes de la crisis en México. Inflación y endeudamiento externo

 

 (1940-1982). Ciudad de México: Ediciones Era.

 

 INAFED.  (2010).  Instituto  Nacional  para  el  Ferderalismo  y  el  Desarrollo  Municipal.

 

 Recuperado             el             01             de             07             de             2015,             de http://www.inafed.gob.mx/work/enciclopedia/EMM21puebla/index.html

 

INAFED. (2015). Sistema Nacional de Información Municipal. Recuperado el 01 de 07 de 2015, de http://www.snim.rami.gob.mx/

Marini, R. (2011). Las raíces del pensamiento latinoamericano. En C. G. Álvarez, El pensamiento sobre el desarrollo de América Latina textos del siglo XX y XXI (págs. 59-76). Puebla: BUAP.

Moctezuma Barragan, J. (23 de 04 de 2016). Artículo 123. Obtenido de ttp://biblio.juridicas.unam.mx: http://biblio.juridicas.unam.mx/libros/1/127/5.pdf

Muñoz de Escalona y Lafuente, F. (2011). Optimización de la defensa de la identidad cultural por medio de la producción del turismo. En M. Castillo Nechar, & A. Tamayo Salcedo, Entorno del Turismo (pp. 21-57). Ciudad de México: Universidad Autónoma de México.

Museo Etnográfico. (30 de 04 de 2016). El totonacapan. Cuetzalan, Puebla, México: Casa de

 Cultura de Cuetzalan del Progreso.

 

 UNWTO. (2007). Making Tourism More Sustainable – A Guide for Policy Makers. Madrid: World Toourism organization

 

Ornelas, J. (2012). En A. Pérez, & H. Celia, Desarrollo y Territorio (pág. 292). Tlaxcala: Colegio de Tlaxcala.

Ramírez, B. (2008). ¿Existe el desarrollo regional-local en el Neoliberalismo?, . En R. Jiménez,

 

 

El desarrollo en América Latina (págs. 109-124). Tlaxcala: El Colegio de Tlaxcala. Ramírez,  B.  (2011).  Espacio  y  política  en  el  desarrollo  territorial.  Economía,  Sociedad  y

Territorio, 553-573.

 

 

Saldivar Arellano, J. M. (2003). Aché Pa´todos: turismo, tradición y trasnacionalización de la santería en Lima, Perú. En INAH (Ed.), Dimensión Antropológica (págs. 49-82). Ciudad de México: INAH.

Saquet,  M.  (2015).  Por  una  geografía  de  las  territorialidades.  Buenos  Aires:  Facultad  de

 Humanidades y Ciencias de la Educación Universidad Nacional de la Plata. Titataniske, U. d. (Dirección). (2016). Tosepan Titataniske [Película].

 

Tosepan  Titataniske.  (2015).  Video  Sierra  Norte  por  la  Vida.  Sierra  Norte  por  la  Vida.

 Resistencia contra los proyectos de muerte en la Sierra Norte de Puebla. Cuetzalan, Puebla, México.

 

Unesco. (31 de 12 de 2008). www.unesco.org. Obtenido de http://www.unesco.org/culture/ich/es/RL/la-ceremonia-ritual-de-los-voladores-00175

Vázquez Barquero, A. (2007 ). Desarrollo endógeno. Teorías y políticas de desarrollo territorial .

 Investigaciones Regionales, núm. 11 Asociación Española de Ciencia Regional Madrid, España, 183-2010.

 

 

 Zuñiga Bravo, F. (2014). Las Transformaciones del Territorio y el Patrimonio Cultural en el Totonacapan Veracruzano, México, Basadas en la Actividad Turística Como Estrategia de Desarrollo Regional. Cuadernos de Turismo, nº 34, 351-372.

 


Descargar Revista No.5 en formato PDF

Ver Revista No.5




 Social media
Copyright © 2020
Revista Turismo, Patrimonio y Desarrollo
ISSN: 2448-6809
mail: revistaturpade@gmail.com